Viernes 1 de julio, 2022

EMPRESAS | 16-05-2022 14:30

B2B, otro boom del e-commerce

Las transacciones comerciales entre empresas crecen más rápido que las ventas online.

La explosión no la provocan los consumidores finales. El fenómeno se produce en otro escenario, alejado del segmento minorista. La dinámica global muestra una velocidad en las transacciones de compra-venta online “business to business” (B2B) inimaginable hasta hace poco tiempo. Un ejemplo claro es lo que sucede en China: hoy, el 84% del comercio es online. Alibaba, una empresa dedicada al B2B y Taobao son el mejor ejemplo. Esta última, incluso, desplazó a eBay del liderazgo del e-commerce.

Según un informe de Kantar/ CACE y al igual que en 2020, el año pasado 5 de cada 10 empresas realizaron ventas por “marketplaces”, 6 de cada 10 encuestadas indican que el canal online gravita más del 10% de la facturación. Asimismo, a pesar que 2020 fue “el” año para el desarrollo del e-commerce, 7 de cada 10 firmas consideran que el nivel de actividad del e-commerce en 2021 fue mejor que en 2020. “Y las expectativas para 2022 son aun más altas. En línea con el nivel de actividad en 2021 y las perspectivas para 2022, el e-commerce de las empresas continúa en expansión: 6 de cada 10 compañías reasignó o incorporó personal para ese canal”, completa el trabajo.

En ese contexto, DHL Express publicó el estudio “La guía definitiva sobre e-commerce B2B: El fin de lo tradicional. El comienzo de lo digital”, en el que se también se prevé un fuerte crecimiento del mercado de e-commerce B2B en los próximos años. El relevamiento señala que, para 2025, el 80% de las ventas B2B se realizarán online. Incluso, entre proveedores y compradores profesionales, a partir del impulso de la digitalización creciente y los nuevos hábitos de compra. Finalmente, revela que la generación “millennial” y su fuerte orientación tecnológica impulsan el crecimiento del mercado global de e-commerce B2B, a tal punto que el 73% de todas las decisiones de compra B2B corresponde a ese segmento etario.

Contexto. La pandemia del Covid-19 no pasó inadvertida para este sector e impactó de manera directa sobre el ritmo de la digitalización y los hábitos de compra. “El mercado argentino tiene un gran componente de fabricantes, mayoristas y distribuidores. Contamos con gran variedad de industrias y rubros abastecidos o con productos nacionales para tal fin”, explica Pablo Veliz, CEO de VNS, una agencia de software con clientes en todo el mundo especializada en el desarrollo en Shopify (una plataforma de e-commerce).

A pesar de este boom de consumo online, el B2B aún tiene mucho por crecer. “El canal e-commerce B2B en varias empresas todavía no representa el volumen de ventas que los canales tradicionales, pero crecen cada mes. Esto se debe a que el canal muchas veces no está acostumbrado a pedir online, o no está tecnificado. Pero la realidad es que todos tenemos un celular y desde allí pueden hacer sus pedidos, sin necesidad de prender una computadora”, señala Veliz.

El mercado está en esa dirección. “Hay una tendencia clara en la adopción de nuevas soluciones, monedas y productos tanto en el mundo virtual como el físico”, sostiene Virginia Folgueiro, CEO y cofundadora de menta, una startup de origen argentino, cuyo objetivo principal es brindar a las compañías B2B la infraestructura tecnológica para ofrecer sus propios servicios de pago y financieros personalizados para responder a las necesidades de su cadena de valor, es decir, de los comercios.

Acceso. Desde su visión, “observamos algunos avances que ayudan a incorporar y bajar la fricción de algunos segmentos que tienen acceso a tecnologías muy costosas, para facilitar el pago sin contacto e incluso sin tarjetas físicas (por ejemplo: Apple Pay y Samsung Pay)”. “La realidad de la mayoría del mercado no es esa, por eso desde menta creemos que es importante trabajar en la inclusión de quienes no tienen acceso a este tipo de tecnología”, agrega Folgueiro.

A la hora de mencionar a los sectores que más impulso le dan al B2B electrónico, Veliz destaca a los fabricantes y mayoristas que abastecen a comercios y pequeños negocios. “Los casos más típicos son el de lubricantes para vehículos, librería y alimentos, los que a través de un e-commerce los minoristas compran a la distribuidora o empresa, muchas veces accediendo a descuentos y promociones especiales para el canal e-commerce. Sistematizando así el proceso que antes era manual o a través de un vendedor”.

La tendencia está instalada, el futuro muestra una perspectiva positiva para el B2B corporativo. La marea crece. “La evolución del pago en el mundo vendrá de la mano de esas grandes empresas que ya tienen una relación establecida con un segmento de comercios, ya sea porque les brinden servicios financieros o de otro tipo, que entienden sus necesidades al detalle", proyecta Folgueiro. No obstante, Daniel Jejcic, CEO de Avenida+, empresa que se define como “un nuevo concepto de marketplace como servicio”, alerta que “los grandes desafíos pasan por los costos logísticos y la demora en las entregas de los productos lo cual está atado al gran volumen de nuevos jugadores al mercado del e-commerce (pequeñas y medianas empresas) como así también al crecimiento sostenido de la demanda”. Un pecado capital en tiempos en los que la tecnología todo lo puede. 

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios