Martes 4 de octubre, 2022

EMPRESAS | 01-05-2022 00:48

¿Cómo ganarle a la inflación?

Cuáles son las herramientas financieras que superan en rentabilidad al alza de precios.

No son multitud, pero aquellos que aún mantienen la capacidad de ahorro se enfrentan a un verdadero desafío a la hora de elegir dónde invertir su dinero. Sobre todo, en un contexto con pronóstico inestable y de pocas certezas con relación a lo que vendrá en materia económica.

El menú de herramientas preferido por los expertos en finanzas se vincula con aquellas opciones que incluyen en el combo un ingrediente infaltable: la cobertura contra la inflación. Para optar por alguna de las diferentes alternativas lo primero que recomiendan los especialistas es analizar el escenario. En ese sentido, Fernando Marengo, economista jefe de Arriazu Macroanalist y de BlackTORO Global Investments, opina que “si el tipo de cambio no le gana a la inflación, se debería optar por instrumentos ajustados por CER. Si el contexto es el inverso, habría que ver qué pasa con la brecha cambiaria, pero habría que dolarizar cartera. Si se piensa cómo está el dólar oficial respecto de la inflación, la clave será hasta cuándo el Gobierno aguanta esta política”. Asimismo, agrega que “si hay expansión fiscal porque se quiere compensar la pérdida de poder de compra por inflación, tendrá impacto en los precios y la brecha”.

Para Paula Premrou, CEO de Portfolio Personal Inversiones (PPI), “Argentina está pagando la liquidez excesiva que se volcó durante 2022 y, en especial, en el segundo semestre. La emisión bruta del Banco Central para asistir al Tesoro alcanzó el 4,6% del PBI, siendo el mayor financiamiento anual monetario de las últimas dos décadas (quitando el 2020 en plena pandemia). En síntesis, la montaña de pesos emitida durante la campaña electoral provocó la aceleración inflacionaria que está atravesando el país”.

Menú. Sobre la mesa, entonces, en la actual coyuntura sobresalen alternativas como los plazos fijos ajustables por UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), letras y títulos públicos ajustables por CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), títulos privados ajustables por UVA y fondos comunes de inversión que invierten su patrimonio en instrumentos ajustables por CER y UVA. “Las principales alternativas de inversión son las que brindan protección directa frente a la inflación, básicamente instrumentos financieros que directa o indirectamente ajustan su capital por CER o UVA, que son índices que replican la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC)”, explica Jorge Viñas, Portfolio Manager en Toronto Trust - BACS Administradora de Activos.

Federico De Cristo, profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, explica el actual contexto: “El Banco Central estuvo subiendo las tasas en pesos e hizo más atractivo quedarse en pesos, lo que a su vez disminuyó la brecha entre el dólar oficial y libre. Como el mercado piensa que el dólar ‘libre’ no le podrá ganar a las tasas en pesos durante los próximos meses, vemos un notable aumento de los depósitos a plazo fijo”.

Por otra parte, el ritmo acelerado de la inflación y los ajustes de tarifas que se esperan podrían agregar uno o dos puntos de suba extra al índice de precios, por lo que, para De Cristo, “muchos están cubriéndose colocando parte de los fondos en instrumentos que ajustan por inflación (indexados por UVA o por CER). Y se verifica efectivamente una mayor proporción de depósitos a plazo fijo en pesos más UVA sobre el total”.

Premrou coincide con las herramientas con las que cuenta el mercado de capitales que permiten buscar una cobertura. “En primer lugar, están los bonos y letras ajustables por CER emitidos por el Tesoro Nacional que se pueden conseguir en licitaciones primarias o en el mercado secundario”. Pero, al mismo tiempo, explica que “más allá que todos estos instrumentos poseen el mismo emisor, su principal diferencia radica en sus plazos y rendimientos”. Por caso, el tramo más corto de vencimientos (integrado principalmente por letras llamadas LECER) ofrecen una menor volatilidad, aunque hoy en día la gran demanda por esta clase de activo provoca que exhiban rendimientos por debajo de la inflación.

Extremos. Para Viñas, “el plazo fijo ajustable por UVA es el instrumento típico porque no enfrenta la volatilidad de precios de otros instrumentos de mercado. También hay fondos comunes de inversión que tienen un nivel de volatilidad acotada y han demostrado eficiencia para obtener rendimientos por encima de la inflación”.

Por último, Julián Colombo, Head of Public Policy de Bitso, pone sobre la mesa la opción de las criptomonedas “En cuanto a las opciones de inversión que se consideren, ya sea tradicionales o innovadoras, no hay ninguna que supere a las criptomonedas en el rendimiento que registraron de manera sostenida en los últimos años”, sostiene. Entre diciembre de 2020 y diciembre de 2021, el Bitcoin, la criptomoneda líder, incrementó su valor un 280%.

“Dentro del panorama diverso que contienen las criptomonedas, existen opciones ya fuertemente consolidadas en el tiempo, como Bitcoin, Ethereum y otras emergentes con mayor volatilidad. También existe en el mundo cripto el equivalente a las divisas tradicionales más fuertes del mundo, que son ideales para inversiones más “predecibles” o controlables”, agrega. La referencia apunta a las llamadas criptomonedas “estables”, o stablecoins, cuyo valor digital está atado directamente al de una divisa como el dólar (la más popular) u otros respaldos (oro, por ejemplo). Opciones para aquellos que llegan a tener el dilema de cómo invertir y ganarle a la inflación. O al menos, no perder por goleada.

MARCELO ALFANO

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios