Martes 7 de abril, 2020

EMPRESAS | 19-03-2020 14:44

Cómo el coronavirus complica a los altos mandos de las empresas

Por Juan Pablo Simón Padros. En una situación crítica, un buen líder debe tener ciertas capacidades.

La Pandemia del COVID-19 ha generado una crisis global pocas veces vista.

Esto nos pone a todos a prueba en diferente medida, especialmente a quienes tienen la obligación de liderar personas y organizaciones. En una situación crítica, un buen líder debe tener las siguientes capacidades:

1. Orientación a Resultados, para poder entender lo que hay que lograr e, incluso, aspirar a superarlo.

2. Liderazgo de Personas, siendo claro, concreto y muy orientativo de lo que se necesita y se espera de cada integrante de un equipo, comprendiendo a las personas y comunicando empáticamente.

3. Pensamiento Estratégico, tanto para capear el corto plazo, como para poder analizar y aprender de experiencias pasadas frente a contextos críticos y, al mismo tiempo, aprovechar las oportunidades que surjan de tras la crisis.

Todas estas capacidades se pueden identificar, desarrollar y mejorar. Y esta crisis es una gran oportunidad de aprendizaje y cambio, tanto para nuestros líderes como para sus organizaciones.

* Juan Pablo Simón Padros es Consultor de Spencer Stuart

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario