Sunday 14 de July, 2024

EMPRESAS | 17-03-2024 12:59

La criptomoneda en el diván

Las cripto han sido una gran solución para la contingencia que se vive. Pero sin regulación eficaz, se convierte rápidamente en un laissez-faire de muy difícil control.

En Nigeria, dos empleados de Binance, exchange de criptomonedas fundado en China, fueron detenidos hace unos días, con la acusación de que la plataforma afectaba negativamente a la moneda local. En concreto, la acusación por parte del gobierno de Nigeria es por “secuestrar el rol de del banco central”, y culpa a la exchange (Binance) por debilitar aún más la moneda local, la naira.

Nigeria, con una alta tasa de inflación y una moneda en declive, ha visto un gran aumento en la adopción de criptomonedas, siendo el segundo país en adopción global. La negociación de stablecoins emergió como un mercado negro, desafiando las tasas oficiales del gobierno. Parece una historia conocida. Chainanalysis describe transacciones por 60 billones de dólares en cripto solamente entre julio 2022 y junio 2023. De estos, 26 billones provienen de propietarios de cripto que son desconocidos para la autoridad.

Así es, el impacto real de las criptomonedas en las economías nacionales es un fenómeno que se acentúa en países con situaciones de stress económico, como ha sido Argentina, donde la búsqueda de refugio contra la inflación ha llevado a un 5% de la población a adoptar cripto como un medio de pago habitual.

Sin embargo, el caso de Nigeria recuerda a ese chiste chileno, donde don Otto relata que ha sorprendido a su mujer desnuda junto a otro hombre en el sofá. Su amigo le pregunta “¿Que hará?, y don Otto le responde que ha vendido el sofá, para acabar con la infidelidad de su pareja.

Kenneth Rogoff en The Curse of Cash (2016) detalla los casos de reemplazo de moneda papel por moneda electrónica, y en particular se refiere al de India. Detalla la decisión del gobierno de retirar, brutalmente, el 85% del circulante. Producto de esto, India tiene un aumento explosivo de uso de dinero electrónico. Unos años después India es el país con mayor adopción de cripto en el mundo. Resultan dignos de estudio los efectos que esta desmonetización causó en India, que fue llevada a cabo en gran parte para acabar con la corrupción reinante. La economía india no aumentó su tasa de crecimiento, ni tampoco logró acabar con la corrupción, aunque sí logró aumentar la recaudación de grandes contribuyentes. Tal vez el mayor efecto no deseado fue el de preparar el salto a la clandestinidad de la economía informal (82% según World Bank).

No es de Binance la culpa del desfonde de la moneda nigeriana, sino de la falta de digitalización del sistema financiero, que a su vez es por la falta de regulación de la Identidad Digital, que a su vez es una consecuencia de una vacío en la regulación de políticas de digitalización de la gestión de administración del gobierno. Cuando estos pasos previos no ocurren, quienes más se benefician son quienes no desean competir en fair play, y que aprovechan las sombras para de alguna manera “secuestrar la economía”.

La gran lección que India puede entregar al mundo es que, antes de desmonetizar, hay que digitalizar la economía. Lo cual implica una regulación de la Identidad Digital. La que a su vez es la base de una eficiente regulación del uso de las criptomonedas.

Cabe preguntarse si el auge de las cripto en Argentina, tan entendible como ha sido, ha producido efectos colaterales no deseados. Además, de la obvia posibilidad de que la adopción del cripto esté contribuyendo a una pérdida de valor de la moneda local, vale la pena reflexionar por ejemplo sobre la relación entre el narco y la realidad de ciertas ciudades secuestradas por este; ¿Puede ser que el poder del narco se ayude en la inexistencia de transacciones tradicionalmente rastreables? Una cosa es dolarizar, pero otra muy distinta es cripto-sizar un país. Follow the money, dice el aforismo, ¿Cómo estamos siguiendo al cripto?

Por último, y para reflexionar, vale la pena poner atención en quienes son los que adoptan cripto en Argentina. El grupo con mayor receptividad al cripto parece ser la clase media emergente, ese grupo que dará un salto en ingresos. Es un grupo que está más abierto al intercambio internacional, que comprende mejor el alcance de los beneficios que el cambio tecnológico trae a la sociedad. Este será el grupo socio económico que recibirá la mayor oferta de bienes y servicios y contribuirá de manera notable al crecimiento del PBI.

Resulta fundamental, reforzar la seniority de la moneda de curso legal. Las cripto han sido una gran solución para la contingencia que se vive. Pero sin regulación eficaz, se convierte rápidamente en un laissez-faire de muy difícil control, en un viaje a lo desconocido.

Se requiere un gran esfuerzo de educación financiera, sobre todo entre aquellos que comienzan a engrosar las filas de esos segmentos de población con mayor educación. Y por sobre todo se requiere una regulación consciente de la identidad digital como un atributo de la personalidad, tal como lo son el domicilio, la nacionalidad o el nombre. Sin esto, corremos el riesgo de que, frente a una crisis, se recurra a soluciones como la de don Otto.

*Miguel Papic es emprendedor y presidente de Fundación Libertad Humana.

 

por Miguel Papic

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios