Monday 22 de July, 2024

EMPRESAS | 02-07-2024 00:24

Los seniors no se resignan

Los profesionales mayores de 60 años irrumpen de la mano de la economía de la longevidad.

A los 65 años, Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid, se consagró campeón de la Champions League. Con casi 30 temporadas de experiencia, el italiano se convirtió en el máximo ganador de la competición, al haber logrado las ediciones de 2003, 2007, 2014, 2022 y 2024.

Gian Piero Gasperini (66) consiguió su redención en el Atalanta, club de segundo orden en el Calcio italiano, tras obtener su primer título. El coach nacido en Grugliasco, localidad de la provincia de Turín, pasó por cinco equipos hasta que, por fin, ganó la última Europa League 2024.

Ancelotti y Gasperini son dos profesionales "+60" exitosos en el híper competitivo planeta fútbol. “En el primer mundo, la contratación de personas mayores de 60 años está en auge”, afirma Consuelo Summers, coach, mentora & facilitadora. Según un análisis de Bain & Company, se prevé que los países del G7 transfieran 150 millones de empleos a trabajadores de 55 años en adelante para 2031. A su vez, de acuerdo con el Silver Economic Forum, la expectativa de vida aumenta cuatro meses por año, mientras la natalidad cayó un 40% a nivel global. “En 2036 se espera que haya más personas mayores de 60 años que menores de 10 años”, agrega Summers.

Para Julio Bresso, consultor y profesor de la Universidad Austral, hay dos aspectos que ayudan a que los mayores de 60 “sean más demandados”: 1) la longevidad en el mundo no para de crecer, ya que se calcula que para el 2050 va a haber unos 2.000 millones de adultos mayores, y 2) las políticas de diversidad y de no discriminación también impactan en las sociedades, lo que hace que los adultos puedan ser requeridos”.

Generaciones. Por su parte, Gabriel Pereyra, director de Contenidos de Benchclub, red de RR.HH. en América Latina, señala que “a medida que el talento escasea, las compañías lo buscan en lugares antes no pensados”. Mercedes Jones, directora de proyectos del Centro de Innovación Social de la Universidad de San Andrés, apunta que a medida que las personas “viven más, trabajan más”. Y amplía: “algunas lo hacen por elección, otras por necesidad. Pero tanto los profesionales como las empresas afrontan estos cambios demográficos, junto a los avances tecnológicos, mostrando nuevos elementos en el futuro del trabajo”.

Lo concreto es que hay una población creciente de trabajadores de “+55” que prolonga su “vida laboral”, la llamada generación “silver”. Según un estudio de Silver Economy Consulting, estos profesionales hacen ejercicio (55%), llevan adelante una dieta sana (86%), cuidan su imagen (90%), se proponen estar al día con las nuevas tecnologías (76%) y colaboran con causas positivas (70%). 

“Es un perfil que muestra un fuerte compromiso con su empleo, altos niveles de motivación y madurez para la toma de decisiones”, subraya Jones. Aunque los datos indican que, en Argentina, el 80% de los avisos de búsqueda laboral excluye a los mayores de 45 años e incluso, el 50%, a los “+35”.

¿Cuál es el expertise demandado? “Técnicos o gente con experiencia en liderazgo, consultores, asesores, entre otros. Son aspectos donde se quiere aprovechar el conocimiento adquirido”, describe Bresso. Y destaca que “la experiencia, en un país con tantos vaivenes, siempre ayuda, porque a veces los más jóvenes no tienen esta capacidad o cintura para entender aquello relacionado con los cambios sociales y económicos”.

La empresa especializada en gamificación (técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional), Nawaiam, realizó una investigación con más de 1.000 perfiles senior que, como candidatos a un puesto de trabajo, utilizaron un videojuego de la compañía que ayuda a conocer cómo se desenvuelven a lo largo de esta experiencia y a partir de allí elaborar un perfil conductual detallado. Los resultados pusieron de manifiesto que el 67% de los participantes posee competencias naturales de comunicación, liderazgo, influencia y persuasión.

Prioridades. El talento senior suele no prestar tanta atención a los títulos de sus cargos, sino que elige las oportunidades de crecimiento en base a la atracción e identificación de los proyectos que se presentan y el interés por participar en determinados equipos de trabajo. Al respecto, Summers explica que la llamada generación “baby boomers” - tienen 60/75 años- aporta “templanza, capacidad de reflexión, una mayor estabilidad y sabiduría que ofrecen a otras generaciones de manera complementaria. En un mundo tan acelerado y cambiante, poner en valor su diferencial resulta fundamental para contrarrestar tanta vorágine”.

Pereyra coincide: “los adultos funcionan mejor que los jóvenes para probar soluciones informáticas en especial en temas administrativos, donde pueden aprovechar su experiencia previa. Otra característica buscada en la contratación es la estabilidad, ya que las generaciones más jóvenes tienden a cambiar más rápido de empleo”.

En el mercado laboral se habla de una discriminación silenciosa, la exclusión por “edad”. ¿Por qué muchas empresas no contratan o, incluso, expulsan a los “+60”? “Pareciera que no hay respuesta más allá de que se manejan con información desactualizada e ignoran la existencia del talento senior. No conviene olvidar que el ‘edadismo’, es la tercera causa de discriminación después del racismo y el sexismo”, concluye Jones. En este contexto, los seniors no se resignan a ser descartados. Si Ancelotti y Gasperini pudieron ser campeones, ¿quién se atreve a jubilarlos?

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios