Tuesday 16 de July, 2024

ESPACIO NO EDITORIAL | 06-06-2024 08:36

La Importancia del Uso del GammaProbe en la Detección del Ganglio Centinela en Cáncer de Mama

Por la Dra. Laura Ruiz Díaz, Especialista en Mastología.

El Cáncer de Mama es una de las neoplasias más comunes en mujeres a nivel mundial. La detección temprana y precisa es crucial para un tratamiento efectivo y para mejorar las tasas de supervivencia. Uno de los avances más significativos en el manejo del cáncer de mama ha sido la técnica de biopsia del ganglio centinela, una metodología que ha revolucionado el enfoque quirúrgico de esta enfermedad. En mi práctica clínica de más de una década, he observado de primera mano los beneficios del uso del GammaProbe en esta técnica, y quiero compartir mis experiencias y la evidencia que respalda su utilización.

El ganglio centinela es el primer ganglio linfático al que es probable que se diseminen las células cancerosas desde el tumor primario. La biopsia de este ganglio permite determinar si el cáncer se ha extendido a los ganglios linfáticos, lo cual es fundamental para la estadificación de la enfermedad y la planificación del tratamiento. Tradicionalmente, la disección completa de los ganglios linfáticos axilares era el estándar, pero esta práctica conlleva un riesgo significativo de morbilidad, incluyendo linfedema, dolor crónico y disminución de la movilidad del brazo. La técnica del ganglio centinela reduce estos riesgos, ya que permite una evaluación precisa sin necesidad de una extirpación extensa.

El GammaProbe es un dispositivo portátil de detección de radiación que se utiliza durante la cirugía para localizar el ganglio centinela. Previamente a la operación, se inyecta un radiofármaco, generalmente tecnecio-99m, cerca del tumor. Este radiofármaco viaja a través del sistema linfático y se acumula en el ganglio centinela. Durante la cirugía, el GammaProbe detecta la radiación emitida por el radiofármaco, guiando al cirujano directamente al ganglio centinela para su extirpación.

En mi experiencia, el uso del GammaProbe ha transformado nuestra capacidad para realizar una cirugía menos invasiva y más precisa. La precisión del GammaProbe en la detección del ganglio centinela ha demostrado ser muy alta, con tasas de detección que superan el 95%. Este alto nivel de precisión es crucial para asegurar que no se omitan ganglios afectados, lo cual podría comprometer el tratamiento y pronóstico del paciente.

Además de su precisión, el GammaProbe ofrece beneficios operativos significativos. La cirugía guiada por GammaProbe es generalmente más rápida y causa menos trauma a los tejidos circundantes. Esto no solo reduce el tiempo quirúrgico y la estancia hospitalaria, sino que también mejora la recuperación postoperatoria y reduce el riesgo de complicaciones a largo plazo, como el linfedema.

La literatura médica respalda estos beneficios. Estudios han demostrado que la biopsia del ganglio centinela guiada por GammaProbe reduce significativamente la necesidad de linfadenectomía axilar completa en pacientes con ganglios centinela negativos, disminuyendo así la morbilidad asociada a la cirugía sin comprometer la precisión diagnóstica y terapéutica.

En conclusión, el uso del GammaProbe en la detección del ganglio centinela en el cáncer de mama representa un avance significativo en la cirugía oncológica. Como especialista en mastología, he visto cómo esta herramienta mejora no solo los resultados clínicos, sino también la calidad de vida de mis pacientes. La capacidad de realizar una cirugía menos invasiva, con menor morbilidad y alta precisión, permite ofrecer un tratamiento más seguro y efectivo. La integración de tecnologías como el GammaProbe en la práctica clínica continúa transformando el manejo del Cáncer de Mama, acercándonos cada vez más a una medicina personalizada y de alta calidad.

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios