Monday 20 de May, 2024

ESPACIO NO EDITORIAL | 17-04-2024 09:56

Protección contra la inflación y la devaluación

.

En la economía actual de Argentina, dos fenómenos que frecuentemente capturan la atención de analistas y ciudadanos son la inflación y la devaluación. La inflación se refiere al aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país durante un período de tiempo. Por otro lado, la devaluación es la pérdida del valor de la moneda nacional frente a otras monedas extranjeras.

La interacción entre inflación y devaluación puede ser compleja. Una devaluación puede llevar a un incremento en el precio de los productos importados, lo que a su vez puede causar inflación si la demanda de estos productos no disminuye. Inversamente, la inflación puede causar que los inversores pierdan confianza en una moneda, resultando en devaluación.

Las estrategias de cobertura contra estos fenómenos son vitales para proteger las inversiones y el poder adquisitivo. Entre estas estrategias se encuentran la diversificación de inversiones en renta fija ajustable (por inflación – CER*, o devaluación – DL**), la compra de activos tangibles como bienes raíces o metales preciosos, y el uso de instrumentos financieros como futuros y opciones.

Es esencial para los individuos y empresas en Argentina mantenerse informado y buscar asesoría profesional para navegar estos conceptos económicos y proteger nuestro capital.

Bonos CER*

Los bonos atados a la inflación (CER*) son instrumentos de deuda que ofrecen protección contra el riesgo inflacionario. Estos bonos ajustan su valor nominal y, por ende, los pagos de intereses, según la tasa de inflación, asegurando que el poder adquisitivo del capital invertido se mantenga a lo largo del tiempo. Son especialmente útiles en economías con altas tasas de inflación o en períodos donde se anticipa un aumento significativo en el nivel general de precios.

Bonos DL**

Los bonos atados a la devaluación (DL**) son instrumentos financieros que ofrecen una protección contra la pérdida de valor de una moneda. Estos bonos están diseñados para aumentar en valor cuando la moneda local se devalúa frente a otras monedas.

En resumen, los bonos atados a la inflación o devaluación son una opción interesante para diversificar carteras y protegerse contra la incertidumbre macroeconómica, pero es crucial buscar asesoramiento para poder entender bien su funcionamiento y los riesgos asociados antes de invertir en ellos en busca de mitigar el impacto negativo que estos fenómenos pueden tener en las inversiones.

*CER: Coeficiente de Estabilización de Referencia

**DL: Dollar-Linked

Germán Singer, asesor financiero, agente inscripto ante CNV, matricula 1668AP.

Datos de contacto:

Mail: [email protected]

Wapp: +5492944306260

IG/X: @finanzasalsur

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios