POLíTICA | 03-03-2019 00:00

El Bridge, una pasión que compartían los Macri con amigos

Durante más de 30 años se juntaron en la casa de Franco. Mauricio heredó el lugar de su padre y también a sus amigos. En el último tiempo, Franco ya no jugaba.

Uno de los hábitos más regulares que tenía el Presidente, Mauricio Macri, es jugar al Bridge todos los martes con un grupo de amigos que heredó de su padre Franco. Los integrantes de esa tertulia se reunían en la casa del mismísimo Franco, con quien compartían la pasión por ese juego de naipes desde hace más de 30 años. Los conocedores de esos encuentros afirman que Macri hijo heredó el lugar de su padre en esas mesas y, por inercia, también a sus amigos. Franco ya no jugaba. Esas personas son desconocidas para el gran público pero tienen fuerte gravitación en la vida del Presidente. La mayoría son jugadores de bridge profesionales que han viajado por el mundo junto con Franco Macri para disputar diferentes torneos y han pasado eneros completos en Punta del Este al lado del ex patriarca del clan. Una de las anécdotas que suelen recordar es sobre el día en que estaban en medio de una partida y Franco recibió un llamado para reunirse en Buenos Aires por un tema importante. El juego estaba tan apasionante que no querían interrumpirlo, por lo que decidieron viajar todos con Franco en el avión privado para continuar la partida. Vida de millonarios.

Las tranquilas calles de Barrio Parque por la noche suelen verse alteradas cuando el Presidente llega y se va del vecindario. NOTICIAS se acercó hasta la casa de Franco Macri en Eduardo Costa al 3000 para intentar hablar con el Presidente o sus amigos tras alguna de las partidas de Bridge que suelen durar hasta la medianoche, pero ninguno quiso hablar. “Si cuento algo, no me invitan más”, confesó uno de los asistentes ante esta revista, la cual reserva su nombre, para no perjudicar su presencia en esas mesas.

Entre los históricos jugadores de esas mesas están Ezequiel Viejobueno, Aníbal “Lido” González Noguera, Mario Bonfico, Pedro Costoya, Horacio Uman, Pedro “Pierre” Pejacsevich, Walter Fornasari, Pablo Lambardi y Marco Bertagnoni.

PLAYERS. Ezequiel Viejobueno es un histórico empleado de Socma, pero además es el marido de Emilia Calcaterra, hermana de Angelo y Fabio Calcaterra. Su hijo, quien se llama igual, también suele asistir a las partidas de bridge y también integra las empresas del Grupo Calcaterra. Ezequiel Viejobueno también integró los directorios de los parques eólicos Loma Blanca I, II y III e incluso los de Avianca Argentina. ¿Se hablará de negocios y política en esas mesas?

Los asistentes afirman que no. En el último año, Viejobueno renombró su empresa Galileo GNC a Galileo Technologies, focalizada en el rubro energético, una de las industrias más rentables de los últimos dos años en Argentina.

Aníbal “Lido” González Noguera es un histórico amigo de Franco Macri, que se desempeña en el mundo de los servicios para bancos, entidades financieras y crediticias por medio de su empresa Precotec, con la que ha participado en eventos del Gobierno de la Ciudad, como por ejemplo la feria Empleo Joven en La Rural el año pasado. A “Lido” se le adjudica haber sido el “celestino” de Franco Macri primero con Flavia Palmiero y luego con Nuria Quintela.

Mario Bonfico es el dueño de Armando J. Ríos, uno de los concesionarios de Mercedes-Benz más grandes del país, el cual inauguró un taller en 2008 al que fue de invitada especial la ex presidenta Cristina Kirchner. En ese entonces, CFK tuvo elogiosas palabras para el amigo de Macri. “Creo que en esta apuesta que Mario Bonfico hace al abrir este taller está verdaderamente la auténtica raíz de los empresarios que creen en el país, pero que también, además, son agradecidos con el país, dos características que hablan no sólo de un buen empresario, sino de una buena persona”, elogió la entonces primera mandataria.

Pedro Costoya es un empresario dedicado a los servicios de limpieza. Es el padre de Victoria Costoya, la esposa del ministro del Interior Rogelio Frigerio. En el último mes del año pasado ganó una licitación por 49 millones de pesos para hacer la limpieza y mantenimiento de la villa olímpica durante los juegos de la juventud que se llevarán a cabo este año en Buenos Aires.

Horacio Uman es un histórico integrante del equipo de Bridge de Franco Macri, que se llamaba “Socma”. Uman es escribano de profesión y viajó por el mundo junto con el equipo. Han estado en Portugal y China, entre otros países.

Pedro “Pierre” Pejacsevich es uno de los integrantes más jóvenes del grupo. Trabajó en el pasado en el Banco Macro, pero desde el año pasado maneja su propia financiera, T&P Asesores, y en Twitter se muestra como un apasionado de los mercados, fanático de Boca Juniors y detractor del kirchnerismo. Junto a su esposa son integrantes de la Asociación del Bridge Argentino.

Walter Fornasari es también otro viejo amigo de Franco, incluso también llegó desde Italia en 1947, cuando era apenas un niño pequeño. Según los registros del Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos (CEMLA), tenía tres años cuando arribó a Buenos Aires. Nació en Roma en 1944 y zarpó desde el puerto de Génova.

Pablo Lambardi es, tal vez, el más profesional de la mesa. Es maestro de Bridge y también ha viajado por todo el mundo para participar en diferentes torneos. Estuvo en Australia y Japón entre otros lugares. No siempre representó a Argentina. En más de una oportunidad, por ejemplo, representó a equipos de Inglaterra.

Marco Bertagnoni es un empresario gastronómico, dueño del restaurante Cheetah Pilar.

Otro asiduo concurrente a estas mesas es Rafael Alazraki, otro histórico compañero de juergas de Franco Macri. En el último tiempo no estuvo yendo porque está en Uruguay.

por Rodis Recalt

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario