lunes, octubre 21, 2019

TEATRO | 06-03-2019 14:03

Terapia amorosa: propuesta que entretiene

Conflictos de pareja. Violeta Urtizberea, Benjamín Vicuña y Fernán Mirás en una propuesta divertida.

***  En las últimas décadas, la cartelera comercial porteña nos tiene acostumbrados a piezas en clave de comedia, generalmente con pocos personajes, cuyas leves tramas, presentan los conflictos o aprietos de una pareja. En algunas, intervienen las sesiones de psicoanálisis, también de forma graciosa, como salvataje y parodia de las crisis matrimoniales.

La breve obra del exitoso novelista y periodista austríaco Daniel Glattauer (1960) no es la excepción a esta modalidad. En su argumento Juana (Violeta Urtizberea) y Valentín (Benjamín Vicuña) atraviesan un tsunami de emociones que hace añicos la convivencia; literalmente, no se toleran y pelean sin cesar. En una tentativa por modificar esa demoledora dinámica y recuperar la concordia perdida  que gozaron en sus primeros años de enamoramiento, deciden concurrir a una terapia conjunta.

(Leer también: Benjamín Vicuña: “A pesar de todo, volví a querer la vida”)

Pero en cuanto trasponen la puerta de la consulta comienzan de nuevo sus disputas sin sentido y, cada uno, procura manipular al terapeuta (Fernán Mirás) para que no vea más que los defectos magnificados del otro. Este les plantea, inútilmente, hacer varios ejercicios para restablecer el vínculo y el diálogo entre ellos. Extenuados por la sesión, todos resuelven hacer una pausa, tras la cual el profesional regresa abrumado y, con evidente perturbación, casi sin prestarles atención, insinúa a la pareja la eventualidad de optar por una separación. A partir de ese momento, habrá un giro inesperado que no conviene revelar.

Es justo reconocer que aun cuando la anécdota se estira hasta el cansancio, y en los diálogos se escuchan todos los lugares comunes de cualquier relación amorosa conflictiva, la propuesta divierte. Sobre todo, por las valiosas actuaciones de Mirás y Vicuña, que entienden el juego y no dudan en exponerse hasta el ridículo. Urtizberea, al contrario, aborda una cuerda monocorde y un estilo que la deja anclada a un personaje ya transitado en anteriores trabajos. Veronese, su director, mueve el engranaje con oficio y el espectáculo logra entretener. Algo que en esta época se agradece.

“Terapia amorosa” de Daniel Glattauer. Con Benjamín Vicuña y elenco. Dirección: Daniel Veronese. El Picadero, Pasaje Santos Discépolo 1857.

por Jorge Montiel

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario