Lunes 1 de marzo, 2021

SOCIEDAD | 24-01-2021 00:10

Cómo Gambito de Dama y la pandemia revivieron al ajedrez

El contexto mundial y la tira fueron claves para reinstalar al juego de mesa. Qué dicen los ajedrecistas más importantes del país. El boom del juego online.

“La pandemia fue lo mejor que le pudo pasar al ajedrez”. La frase es repetida –con cierta timidez– por quienes laten al ritmo de este deporte milenario y mental. Hay una foto que bien la representa: gente alrededor de todo el planeta, encerrada en su casa, realizando nuevas actividades. Entre ellas, jugar al ajedrez.

En este escenario impensado, la serie “Gambito de Dama” potenció el fenómeno, haciendo de esta disciplina un boom mundial que crece a pasos agigantados con una nueva modalidad: el juego online.

En más de 62 millones de pantallas se vio al menos por dos minutos esta ficción que protagoniza la actriz argentina Anya Taylor, y que cuenta las idas y vueltas de Elizabeth Harmon, una joven ajedrecista que se hace lugar en un mundo dominado por los hombres.

Según fuentes del sector consultadas por NOTICIAS, la ecuación pandemia más serie generó un incremento en más de 200 por ciento de las ventas de juegos, tableros, aplicaciones y clases online en distintos círculos y clubes de Argentina. 

“Hay pocas actividades que puedan adaptarse tan bien a lo online. La pandemia fue un detonante de una estructura que ya estaba muy instalada”, explica Diego Flores, maestro de ajedrez, actual campeón argentino y uno de los directores del sitio Ajedrez Latino.

Desde allí brinda cursos vía web a alumnos de todo el mundo donde el fenómeno también crece. David Llada, director de Mercadotecnia y Comunicación de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), sostiene que este boom no surgió de la noche a la mañana. “El ajedrez ya estaba creciendo en los últimos años, sobre todo en la plataforma de streaming Twitch. Íbamos con brisa favorable, pero de repente se desató la tormenta perfecta. La cuarentena mantuvo a millones de personas encerradas en casa por varias semanas. Así que la popularidad del ajedrez se disparó”, reflexiona Llada. 

“El ajedrez es el deporte que pudo seguir jugándose en pandemia. Fuimos grandes beneficiados", dice Leandro Plotinsky de Torre Blanca.

“Gambito de Dama” se estrenó el viernes 24 de octubre. En la mañana del lunes, cuenta Llada, encontró su casilla inundada de emails. “Seguimos recibiendo peticiones de información a diario. No hemos tenido ni un descanso. El punto culminante fue el estreno de la serie, que acercó el ajedrez a muchísima gente que aun no conocía el juego. Millones de personas se dieron cuenta de repente de que el ajedrez era algo 'cool', cargado de tensión, con personajes interesantes”, explica el español.

“Desde noviembre del año pasado la cantidad de consultas fue impresionante”, coincide Leandro Plotinsky, presidente del círculo de ajedrez Torre Blanca y dueño de ventajedrez.com. “Las consultas fueron tanto para aprender como para comprar los propios libros que Elizabeth Harmon consulta en la serie. Hay una masa crítica que aumentó un 50 por ciento”, agrega. 

Boom del ajedrez 

En Chess.com, el sitio más importante del mundo, hay un grupo de la Federación Argentina de Ajedrez que, antes de la pandemia, contaba con casi 3000 miembros. “Luego de la pandemia subió a 3500 y después de Gambito de Dama, a 4600 jugadores. Hay un 30 por ciento más”, detalla Héctor Fiori, secretario de la Federación Argentina, dando cuenta de otros de los indicadores. “Además se multiplicó la actividad de forma remota. Los torneros de elite mundial en línea vieron en un 200 por ciento incrementada la cantidad de personas que lo veían”, agrega Fiori sobre estas competiciones que tiene apetecibles bolsas de premios que llegan al millón de dólares. 

Un dato no menor que pinta este escenario virtual con jugosos premios: Magnus Carlsen, el actual número uno del mundo, fue en 2020 la persona que más dinero ganó en deportes electrónicos o eSports. 

Las ventas de productos también se dispararon. “El ajedrez es el deporte que pudo seguir jugándose en pandemia. Fuimos grandes beneficiados. Y una semana después del lanzamiento de la serie, las ventas subieron el 100 por ciento”, dice Plotinsky. “Tanto los libros que la protagonista nombra, como los de iniciación, ¡están agotados! En España las ventas en noviembre y diciembre subieron un 100 por ciento también”, remarca el dueño de ventajedrez.com.

“Ahora mismo, en toda Europa y Norteamérica, es imposible encontrar un tablero de ajedrez. ¡Se han agotado por completo! Las ventas de libros, cursos, y otros materiales relacionados con el juego también se han vendido en cantidades inusitadas", agrega Llada desde España.

El ajedrez Futuro es on line 

El mundo del ajedrez augura un gran 2021. Chess.com ya superó los 50 millones de usuarios y siguen creciendo: tan solo en la semana pasada registró 1 millón de  nuevos usuarios. Para Llada, el éxito tiene que ver con que el ajedrez es un buen entretenimiento familiar y que a su vez también tiene un elemento competitivo. “Jugar partidas rápidas es algo electrizante, y mucha gente que estaba aburrida en su casa parece que buscó emoción en competir online. Por eso los clubes de juego online han crecido muchísimo”, explica el secretario de la FIDE, desde donde se estima que el número de 30 millones de niños inscriptos en los programas escolares de 195 países miembros podría elevarse a 50 millones el año próximo.

“Fuimos el deporte de la pandemia y este empujón que parecía que iba a terminar en el verano, va a seguir”, augura Plotinsky. Ahora, de hecho, la Federación Internacional cambió el reglamento para que los torneos se puedan jugar online. “El ajedrez por Internet y con esta magnitud llegó para quedarse. Y se potenció. El nuevo reglamento híbrido entre online y presencial es una de las pruebas de que hay ajedrez para rato”, concluye Flores.
 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Agustín Gallardo

Agustín Gallardo

Redactor.

Comentarios