Martes 21 de septiembre, 2021

SOCIEDAD | 17-01-2021 14:39

Qué tiene “el oro de los pobres”, el sandwich que mató a Elvis Presley

Dos versiones rondan en internet, pero sólo una es la origianl. Dónde lo probó por primera vez el “Rey del Rock and Roll” y cuál es la verdadera receta.

Cuenta el mito que el “Fool’s Gold” (“oro de los pobres”), el sandwich que dicen colaboró para terminar con la vida de Elvis Presley, tenía nada más y nada menos que 8.000 calorías.

Pero, ¿Qué tenía realmente el bocadillo del que era fanático el “Rey del Roch and Roll? ¿Dónde lo conoció? Dos son las versiones que rondan en internet sobre el mítico sandwich, una con plátano y otra con mermelada de arándanos. La respuesta la tiene  Nick Andurlakis, el responsable de hacerle probar el mítico plato a la estrella del rock.

Amor a primer bocado

Andurlakis tenía unos 17 años cuando, una noche, mientras atendía en un restaurante de Denver (EE.UU.), el ya cerrado Colorado Mine Company, un policía local le presentó a Elvis.

“The Mine Company era como una Elway: no era inusual tener celebridades en el lugar”, le contó Andurlakis a un medio de Denver hace unos años. Sucede que los oficiales de ese rincón estadounidense solían trabajar de guardaespaldas de las celebridades que visitaban esa región. Y eso sucedió una nota de 1976.

El creador del sandwich recuerda que esa noche ingresaron varios policías uniformados por la puerta trasera del local. Eso le indicaba que entre ellos había un cliente muy VIP. “Ron Pietrafeso (policía amigo) me dice: 'Quiero presentarte a alguien'”. Fue entonces cuando notó que conocía a todos menos a uno fornido que estaba sentado con la cabeza gacha. Cuando se acercó y lo vio, no lo dudo: “Hola señor es Presley", le dijo, a lo que el Rey le respondió: “Llamame Elvis”.

La estrella le pidió que le recomendara algo y fue entonces cuando Andurlakis le recomendó la estrella del lugar, un sandwich agridulce ideal para compartir por varias personas. Lo preparó, lo sirvió y cuando Elvis lo probó, se enamoró. EL cantante se volvió tan fan que más de una vez voló en su avión privado hasta Denver para que los responsables del local le acercara un “Fool’d Gold”.

La verdadera receta

Con el tiempo, la receta se deformó. Algunos insisten en que el sandwich que mató a Elvis tenía platano y otros, mermelada de fresa. Lo cierto es que, su creador contó que el "Fool’s Gold" verdadero lleva la segunda de las opciones. Pero, además, reveló varios secretos que son los que hacen la diferencia en este mítico bocadillo.

Un pan de masa madre de 30cm embadurnado con casi 100 gr de manteca y dorado en el horno durante unos 10 minutos. Luego, se abre al medio, se quita toda la miga y una de las tapas secarga con abundante crema de mani y la otra con igual cantidad de mermelada de fresa. En el medio, la bomba: medio kilo de bacon bien crocante y triturado. Nada más y nada menos que cerca de 8.000 calorías para compartir entre 6 u 8 personas.

La combinación puede dar miedo, pero es realmente increíble. Eso sí, es imperioso acompañarlo con verduras para amainar la pesadez de este bocadillo muy, pero muy yanqui.
¿Es el Fool’s Gold responsable de la muerte de el Rey del Rock? Quizá nunca se sepa y el mito permanezca por siempre. Lo cierto es que esta bomba comestible puede ser muy exquisita pero, a la vez, puede ser un disparador del colesterol si se consume con frecuencia. Y lo que no se puede negar es que “el oro de los pobres” era una de las pocas cosas por las que Elvis moría. Literalmente.

Ingredientes
-1 Pan de masa madre de 30 centímetros
-2 cucharadas de mantequilla derretida
-400 gr. de mantequilla de maní cremosa
-400 gr. de mermelada de fresa (las conservas de arándanos originales de Dickinson eran las que usaba su creador)
-450 gramos de tocino crocante

Paso a paso
-Precalentar el horno a 350 grados.
-Cubra el pan con mantequilla. Coloque en una bandeja para hornear y hornee hasta que esté dorado, aproximadamente 15 minutos.
-Mientras el pan está en el horno, fríe el tocino hasta que esté crujiente. Escurrir sobre toallas de papel.
-Corta el pan por la mitad a lo largo y ahueca el interior. Llenar una tapa con la mantequilla de maní y la otra con la mermelada. Luego cubra con tocino y vuelva a colocar la parte superior del pan. Cortar para servir.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios