Lunes 23 de mayo, 2022

SOCIEDAD | 13-05-2020 11:31

Demasiado juntos para quererse: famosos que se separaron en cuarentena

La convivencia que impuso el aislamiento explotó las relaciones. También, ex que volvieron.

Veinticuatro horas juntos, todos los días de la semana. Invasión de espacios. Redistribución de las tareas del hogar. Cambio y adaptación de rutinas. La cuarentena obligatoria implicó varias modificaciones en la vida cotidiana y dentro del hogar. Y para muchos, también significó problemas en sus vínculos amorosos. Así, en los casi dos meses de aislamiento que pasaron, algunas estrellas del espectáculo empezaron a ser noticia por sus separaciones.

Laurita Fernández y Nicolás Cabré, Julieta Díaz y Juan Matías Loiseau –conocido como “Tute”–, Cristina Pérez y Yoel Freure, Malena Narvay y Julián Serrano, y Morena Rial y Facundo Ambrosioni son algunas de las parejas que finalizaron en medio de la pandemia.

“Cuando hablamos de convivencia 24 horas, los 7 días de la semana, hablamos de falta de separación, y si hablamos de falta de separación o de efusión, hablamos de problemas en los vínculos”, explica a NOTICIAS Carolina Meloni, psicóloga y sexóloga. En ese sentido, entiende que tener espacios propios fortalece las relaciones.

“Si hay algo que enriquece los vínculos es la posibilidad de observar a tu compañero en una situación alejada de vos: ver cómo produce, cómo interactúa con otras personas, sentir que tenés un espacio individual, autónomo, de subjetividad. De repente esto nos sofoca. Hay muchas dificultades para que una persona a la que tenés todo el tiempo presente siga siendo deseable: si no hay ausencia, no hay deseo”, agrega Meloni.

Desincronización. Después de pasar algunos días de aislamiento en lo de su ahora ex novio, Nicolás Cabré, Laurita Fernández volvió a su casa a hacer la cuarentena y, por videollamada, terminaron la relación. “Este distanciamiento tiene que ver con nosotros. Estábamos desencontrados. Como hay cosas que no coinciden, y tenemos distintas maneras de encararlas, aprovechamos la distancia obligatoria para ver qué pasa”, contó la bailarina sobre su ruptura.

Además, quiso evitar lo que a muchos otros les está sucediendo a causa de la convivencia ininterrumpida: falta de tolerancia y peleas. “Dijimos que antes de empezar a discutir lo mejor era tomar una distancia. Quizás si hubiésemos seguido, habríamos empezado a pelear. Y esas cosas desgastan la relación”, señaló Fernández.

Aunque no dio detalles de su separación, Julieta Díaz también terminó con su pareja, el humorista gráfico Juan Matías Loiseau (“Tute”), en plena pandemia. “Nos separamos, pero todo bien, es una buena persona. A veces las relaciones son así: uno se encuentra y a veces se desencuentra. La cuarentena es difícil y siempre que una relación se termina hay un duelo y por supuesto que es doloroso, pero está bueno poder estar sola”, contó la actriz en el ciclo “Agarrate Catalina”, conducido por la periodista Catalina Dlugi.

El Dr. Carlos Allende, psicólogo especialista en parejas, explica que el aislamiento forzado puede generar cambios conductuales que afecten los vínculos. “Hay un punto fundamental: nosotros estamos habituados a actividades cotidianas y muchas veces con el tiempo comenzamos a ‘desconocer’ de alguna manera a nuestras compañeras/os. Una convivencia de 24 horas produce cambios conductuales, y alejados de nuestra rutina, comenzamos a mostrar aspectos algo olvidados de nuestras relaciones vinculares”, señala Allende a NOTICIAS.

La primera vez que habló de su separación con Julián Serrano, a los pocos días de comenzar el aislamiento, Malena Narvay aseguró que la ruptura le había hecho muy mal y que además, se había dado en una época de “muchas cosas juntas”, refiriéndose al coronavirus y a la cuarentena. Lógicamente, no es la única que vio aún más complicada su situación personal y su vínculo por el contexto.

La periodista Cristina Pérez decidió poner punto final a su relación con Yoel Freue, quien fuera su novio durante casi un año, cuando se cumplió un mes de cuarentena, a mediados de abril. “Uno sabe que los amores tienen un ciclo. Ese ciclo puede durar 10, 20, 50 años. O menos. Pero no hay que vivir ese momento como un fracaso”, explicó e indicó que la ruptura “tuvo que ver con los proyectos personales de cada uno, que a veces hacen eclosión en la vida”.

Cerca de esa fecha, Morena Rial volvió a distanciarse de Facundo Ambrosioni, el padre de su hijo y con quien ya pasó varias separaciones. Si bien estaban viviendo juntos por el aislamiento social obligatorio, él volvió a su casa en Córdoba.

¿Y hacia el futuro? Frente a una situación tan atípica, que vuelve difícil el manejo de las emociones, los especialistas recomiendan no tomar como determinante lo que suceda durante la pandemia. “Tenemos que vivir en un contexto ansiógeno, de incertidumbre, y estamos todo el tiempo en alerta. Eso, sumado a la falta de distanciamiento con tu pareja, es un combo perfecto para no tener deseo sexual. Pero tenemos también que pensar que es una situación excepcional, que no tiene precedentes para gran parte de las personas y que no debería determinar el destino de nuestras relaciones, ni de nuestro sistema vincular, ni de nuestra salud mental y sexual”, señala Meloni.

En la misma línea, Allende aconseja no desesperarse: “No necesariamente estas vivencias nuevas son prueba de problemas en la pareja. Como toda situación inesperada produce muchas veces conflictos de identidad, aspecto que indudablemente se lleva a los vínculos afectivos cercanos”. Por eso, el especialista recomienda: “Una vez concluida esta etapa, es recomendable emprender una terapia para considerar esta situación traumática como experiencia y capitalizarla para el bien del vínculo”.

El país en donde comenzó la transmisión del coronavirus y que fue el primero en transitar y completar la cuarentena, se encontró con un panorama un tanto desolador en materia amorosa al final del aislamiento: en todos los distritos de la ciudad china de Xi'an el número de divorcios había aumentado drásticamente, según consignó el Global Times. Un funcionario del registro civil de la ciudad afirmó al periódico: “Como resultado de la epidemia, muchas parejas han estado unidas entre sí en su casa durante más de un mes, lo que provocó que salieran a la luz los conflictos subyacentes”. Y aseguró que muchos días se llegó al límite máximo de trámites de divorcio que pueden realizarse en una jornada.

El factor mediático. A Tini Stoessel y Sebastián Yatra les toco una cuarentena de distancia máxima, a ella en la Argentina y a él en Colombia. La modelo Sofía “Jujuy” Jiménez y Juan Martín del Potro hicieron un viaje juntos y luego, decidieron prolongar la convivencia en un aislamiento compartido. Aunque sus situaciones son exactamente opuestas, en ambos casos hubo rumores de crisis. Y si bien desmintieron las versiones, las especulaciones continuaron. “En estos casos, lo mejor es preservar la privacidad lo más posible -propone Allende-. Procurando que esta experiencia sea algo que se pueda capitalizar en unión y potencialmente en un mejor vínculo. La intimidad es fundamental para poder hacerlo”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios