Lunes 25 de mayo, 2020

SOCIEDAD | 31-03-2020 20:04

Efecto cuarentena: aumentó el encendido de la tv abierta

Crecieron las audiencias para todos los canales de aire. Antídoto contra fake news.

El coronavirus ha afectado la vida de todos los habitantes del mundo. Es que además de la obvia preocupación por la situación sanitaria, las rutinas y los hábitos de consumo se han modificado drásticamente por la cuarentena. Pero mientras las calles están vacías, las compras de provisiones se multiplican y el virus es el único tema del que se habla, la pandemia también ha tenido otros efectos colaterales. En nuestro país, la situación de alarma generó, entre otras cosas, que la televisión abierta recupere un lugar de privilegio en la vida de los argentinos.

Tras más de una década en la que las mediciones de rating mostraban que el encendido era cada vez menor y que la permanencia de los televidentes frente a la pantalla menguaba, la tendencia se revirtió. Desde que el Gobierno decretó la reclusión de la población, la tevé vio dispararse el número de personas del otro lado de la pantalla. Y también creció exponencialmente la cantidad de horas que cada argentino decide mirar un canal de aire.

La coyuntura, claro está, es la que lleva a la población a tener avidez por información y mayor tiempo libre en sus domicilios. Sin embargo, detrás de eso subyace la necesidad de los argentinos de informarse con fuentes de información confiables. Así, en épocas de medios alternativos y redes sociales, los medios tradicionales (la gráfica, la radio y, en este caso, la televisión) retoman la vanguardia a modo de escudo contra la proliferación de fake news.

Mirtha Legrand

Boom. El 19 de marzo, Alberto Fernández anunció que desde el viernes 20 hasta, por ahora, el 31 de marzo, todos los argentinos deberían cumplir con un régimen de aislamiento social obligatorio. En las vísperas de ese anuncio, la televisión comenzó a experimentar un aumento de rating en casi todas las señales. Y al otro día, cuando ya toda la población debía permanecer en sus casas, la tendencia siguió aumentando. Según un relevamiento realizado por Kantar Ibope Media, el rating hogares de la TV abierta subió cerca de un 30% entre el 17 y el 22 de marzo, es decir, pasó del 32,31 a 42,23%. Pero, además de sumar televidentes, también creció la cantidad de tiempo que estos pasan frente a la pantalla. De acuerdo con el sondeo, el “average time spent” pasó de 4 horas 54 minutos a 6 horas y 20 minutos. Otro incremento también del 30%.

Si se toman en cuenta las distintas franjas horarias para analizar este crecimiento se puede observar que la que comprende entre las 16 y las 20 es la que más aumentó, casi un 45%. Al tratarse de un horario en el que la gente antes trabajaba, la incidencia de las medidas de aislamiento resulta evidente. Sin embargo, detrás de la decisión de la población de volcarse masivamente a la tevé, hay otras cuestiones en juego. 

Los argentinos consumen televisión abierta con el objetivo de informarse de manera rápida y veraz sobre la pandemia. De hecho, según otro informe de Kantar Ibope, actualizado al 19 de marzo, los noticieros de tevé de aire fueron los que tuvieron un aumento más notorio de rating. De acuerdo con el estudio, el rating total de todos los noticieros que se emiten al mediodía aumentó un 48%, mientras que la audiencia del prime time lo hizo mucho más: un 83%.

Dentro de ese panorama, la “estrella” fue el propio presidente Alberto Fernández, quien acaparó la atención de los televidentes en un raid mediático por diferentes programas. El domingo 22, brindó una entrevista al programa “La peña de Morfi”, por la pantalla de Telefe, conducido por Gerardo Rozín. Los 17,1 puntos de rating que alcanzó el envío son una muestra del interés de la gente y un récord no sólo para ese programa, sino para cualquier otro en ese día y horario. Por la noche, Alberto apareció en América TV y los 6 puntos de rating refrendaron el hecho de que los argentinos estaban informándose del otro lado de la pantalla.

Tele Nueve

El miércoles 25, Fernández estuvo de nuevo en la pantalla de Telefe, esta vez en “Cortá por Lozano”. La emisión alcanzó picos de 17,7 volviéndose uno de los programas más vistos por los argentinos en lo que va del año.

“La televisión sigue siendo para gran parte de América latina la principal fuente informativa y en situaciones como esta, eso queda demostrado”, explica a NOTICIAS la analista de medios Adriana Amado. Según la especialista, la novedad y el desconcierto ante la realidad que afrontamos hace que “crezca la atención” de la gente. 

Pero, ¿por qué los argentinos optan por consumir televisión y no otros medios no tradicionales?

En tiempos en que los rumores vuelan por WhatsApp y estallan las especulaciones en Twitter, en la tevé se le da lugar a la información, que es un bien valorado en un momento de incertidumbre como este. Y es a través de los canales tradicionales que se brinda información de calidad y confiable.

Realidad. “La televisión cuenta con credibilidad por parte de la población. Y gran parte de eso se debe al poder del vivo. Si vos ves cualquier canal están hablando para mucha gente y brindando información, mientras que un video que te llega por WhatsApp, por ejemplo, no sabés su origen o si es real o no. En la tevé nos queda la sensación de que lo que se está emitiendo no es falso. Y si se tiene en cuenta el contexto, hoy para la gente es primordial estar bien informada”, analiza Amado.

Para Ariel Hajmi, CEO de Kantar Ibope Media Argentina y Uruguay, “el crecimiento de los encendidos demuestra de manera contundente la fuerza de la televisión en el vínculo con la sociedad y la gran performance de los formatos informativos habla también de la credibilidad informativa en la era de las fake news”.

Esta necesidad de informarse mediante fuentes confiables se observa también en un sondeo realizado por la Consultora Clivajes. El 65,18% de los argentinos consultados afirmó que se informan sobre la pandemia a través de los medios tradicionales de comunicación, mientras que sólo un 7,58% lo hace por las redes sociales. Un reconocido productor de la tevé local concuerda con esto y explica a NOTICIAS: “La gente busca confiabilidad y por eso se informa con los medios tradicionales”.

Cambios. Pero para hacer frente al amplio caudal informativo y a la necesidad del público, los canales de aire estuvieron rápidos de reflejos para adaptar sus grillas a los contenidos que las audiencias buscan. Algunos, como Telefe y la Televisión Pública pusieron al aire programas diarios especiales, “Juntos podemos lograrlo” y “Quedate en casa” respectivamente. Pero, además, la temática de todos los programas se vio alterada. 

Desde los magazines hasta los noticieros, en todos los canales, abordan la pandemia y la situación del país desde las diferentes aristas informativas. “Los contenidos se han adaptado a lo que ha ido pasando y eso habla muy bien del profesionalismo que tiene la televisión local. Hay excelentes profesionales trabajando en todas las áreas, reconocidos por colegas del extranjero, pero además con excelente calidad humana. Entonces eso hace que los programas estén bien adaptados, actualizados e interesantes. Y eso hace que la gente se enganche y se quede mirando. Porque por más que la población esté recluida, lo cierto es que podrían elegir otras cosas y optan por la televisión”, enfatizó el productor contactado por NOTICIAS.

Tv pública

Otros, sugieren desentenderse del rating para que los contenidos sean pensados en función de un servicio a la población y no que haya que correr detrás de la audiencia. Tal fue el caso de Alejandro Fantino, quien, al debutar el lunes 23 con su nuevo ciclo por la pantalla de América (“Fantino a la tarde”), reflexionó: “No sé hasta dónde habría que seguir midiendo en estas épocas”, propuso. Intenta contagiar la idea de que hay notas útiles que deberían estar al aire aunque no midan bien. Una tendencia que se adopta en los medios de comunicación de un mundo en crisis. 

El programa surgió como una respuesta a la situación de crisis ya que no estaba planeado, pero ante la decisión de Moria Casán de respetar la cuarentena por tratarse de un grupo de riesgo, en América quedó un hueco en la programación que el propio Fantino se ofreció a llenar. “Cuando la situación sanitaria se puso más complicada me puse a disposición del canal. El programa se armó en tres días”, reconoció el propio conductor. Con ejemplos como este, en medio de la crisis, la tevé volvió a demostrar su valía y reivindicó el quehacer periodístico ante una audiencia que crece y sigue ávida de información. Esa que los medios no tradicionales no pueden brindar.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcos Teijeiro

Marcos Teijeiro

Periodista de Información General.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario