Viernes 25 de septiembre, 2020

SOCIEDAD | 24-07-2020 17:28

El fuego amigo en el INCAA podría terminar con la salida de Luis Puenzo

El juez Casanello ordenó el allanamiento del Instituto Nacional de Cine por presuntas irregularidades vinculadas a desvíos de fondos a productoras cercanas a la nueva conducción.

El fiscal Carlos Rívolo lleva adelante una investigación que comprobar las denuncias sobre presuntas irregularidades vinculadas a desvíos de fondos ejecutados para la producción de proyectos cinematográficos. En el día de ayer el juez Sebastián Casanello ordenó un operativo policial en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), en el cual se sustrajo información sobre los fondos asignados.

"La información allanada es pública y está disponible en la página del organismo y respetando el secreto de los sumarios no vamos a ampliarla", sostuvo el organismo desde su Twitter. "El motivo explícito del allanamiento de esta mañana fue obtener la totalidad de los expedientes administrativos originales en los que el INCAA haya otorgado subsidios a partir del 15 de diciembre de 2019 hasta la fecha, incluidos los iniciados con anterioridad a la fecha mencionada", ampliaron.

En la denuncia, presentada por la productora Cristina Agüero, se acusa a Luis Puenzo y sus funcionarios de favorecer a productoras "amigas" con los subsidios del INCAA, algo que se repite en todas las últimas gestiones: Alejandro Cacetta dejó el Instituto en el principio de la gestión macrista por similares denuncias, y una causa se inició en febrero de este año, alcanzando al ex presidente del Instituto Raplh Haiek, y al ex gerente general Juan Francisco García Aramburu. Y los jueces Ariel Lijo, Rodolfo Canicoba Corral y Marcelo Martínez de Giorgi tienen otras investigaciones en curso sobre antiguas gestiones del INCAA.

En este caso se apunta contra la administración de Puenzo, quien le habría firmado pagos a la productora Ziok, propiedad de un ex socio de la productora Puenzo hermanos. El vice del INCAA, Nicolás Batlle, habría hecho lo propio con la productora Magoya Films, en la que estuvo hasta diciembre. También se vincula a Sonia Serrano, contadora de la productora de Puenzo y actual subgerenta de Administración.

Entre los datos sustraídos se comprobaron los anticipos por sobre la media a dichas productoras. Magoya Films recibió el 16 de marzo 7 millones de pesos sobre un total de 90 millones asignados ese mes para el proyecto “Familia”. Y el 15 de abril se le anticiparon a Zioc $10.140.000 sobre un total de 80 millones para el rodaje de “El Paraíso”.

“Ayer pasó algo raro. Hay, una denuncia contra Puenzo, como hubo tantas. La causa no empezó, no están ni siquiera imputados. Pero allanaron e hicieron show, despliegue, corte de calle, patrulleros. Cuando con que vayan dos policías a buscar los papeles alcanza. Hasta el fiscal fue. Me parece que se los están llevando puestos”, precisó a NOTICIAS un funcionario del INCAA que sugirió el “fuego amigo”: “alguien se quiere quedar con el cargo”.

Puenzo, ganador del Oscar con “La Historia Oficial”, no tiene banca política. Tristán Bauer, ministro de Cultura, autor de “Tierra Arrasada” y cercano a Cristina Kirchner, preferiría poner a alguien de su órbita: la secretaria de Industrias Culturales, Lucrecia Cardoso, que ya condujo el INCAA cuando Liliana Mazure dejó el organismo. Aunque el albertismo podría optar un amigo íntimo del presidente como Enrique "Pepe" Albístur. Javier Grossman, hacedor de Tecnópolis y otro de los nombres apuntados, lo habría rechazado. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios