SOCIEDAD | 08-01-2020 10:46

Marcelo Tinelli: cómo es su nuevo márketing político en Punta del Este

A diferencia de otros años, no quiso fotografiarse en la playa para no parecer ostentoso en su trabajo K. Igual,viajó en avión privado.

Uno de los clásicos de la temporada en Punta del Este fue siempre la foto de Marcelo Tinelli con su pareja, Guillermina Valdés, y Lolo, el hijo de ambos, en los camastros de la playa de su chacra ubicada en la zona de “la Boyita”, José Ignacio. Pero este año esa imagen no pudo ser. Según explicó Tinelli a sus allegados, en el contexto actual de crisis económica y debido a los nuevos desafíos que encaró en la mesa contra el hambre del Gobierno y en la presidencia de San Lorenzo, el conductor prefirió no mostrarse para no dar una imagen de “ostentación”.

NOTICIAS consultó a sus allegados en qué le cambiaba a Tinelli evitar ser fotografiado en una de las ciudades balnearias más costosas cuando todo el mundo sabía que, desde hace años, el conductor pasaba fin de año en su chacra “Guanahuani”, valuada en más de 7 millones de dólares. “Quiere evitar las críticas, las mismas que le hicieron cuando aceptó sumarse a la propuesta de Alberto Fernández”, reveló una persona de confianza del conductor de “ShowMatch”. En otras palabras, Tinelli ya piensa y actúa con los códigos de la política.

Paso fugaz. Tinelli llegó a Punta del Este el 20 de diciembre junto a Guillermina Valdés y sus hijos Lolo, Francisco, Candelaria y Micaela, quien viajó con su novio, el defensor de Boca Juniors Lisandro “Licha” López. En familia recibieron la Navidad y el Año Nuevo, pero con una particularidad que diferenció este año de los anteriores por pedido del propio Tinelli. “Este año nada de bandas ni nada de eso, después de las doce cada uno hace la suya. Vamos a tener un festejo muy tranquilo”, le aclaró a algunos de sus amigos con los que festejó la llegada del 2020.

En su intento por mostrar austeridad, el nuevo presidente de San Lorenzo rompió también con lo que ya era una tradición: la clásica foto de él en la playa, tomando mate con Guillermina y jugando con Lolo a orillas del mar. Incluso, intentó evitar a los fotógrafos que siempre hacen guardia en su casa, al no bajar a la playa o yendo a muy pocos lugares a cenar.

Marcelo Tinelli

Una de las pocas salidas que hizo, el 30 de diciembre a la noche donde lo sorprendió NOTICIAS, fue al restaurante Il Faro, de José Ignacio. Llegó junto a Guillermina, Lolo, Micaela y “Licha” López. Al día siguiente, el miércoles 31, comió en familia en el restaurante del Hotel VIK, a metros de “La Susana”, donde volvió al día siguiente aprovechando que llovía. En ambos restaurantes accedió a ir bajo una misma condición: “Nada de fotos”.

Otro lugar a donde se permitió ir fue a la despedida del año de “Ginebra Buenos Aires”, la marca de Micaela que los últimos dos años tuvo su local en Manantiales y este año decidió no renovar alquiler. El evento se hizo en el lujoso Hotel Fasano (de La Barra), el 30 de diciembre, el mismo lugar en el que, días antes, había renovado sus votos matrimoniales el jugador del Barcelona, Luis Suárez, con una mega fiesta de la que participó Lio Messi y su familia.

A pesar de evitar los medios, Tinelli se dejó fotografiar en el evento organizado por Micaela por el fotógrafo de la revista a la que los Tinelli decidieron darle la exclusiva de la cobertura. Allí, además de Marcelo y Guillermina, estuvieron Candelaria y Luca Bonomi ya reconciliados, según reveló la revista Caras.

Otro de los clásicos que evitó Marcelo este año fue el fútbol entre amigos que, cada año, realiza en la cancha  de su chacra. Mantuvo a los medios y a sus amigos con la intriga de no definir la fecha en la que se haría y, ante esa distracción, aprovechó para armar un partido sorpresa, sin prensa, el domingo 29 de diciembre contra el equipo del jugador del Paris Saint Germain y de la Selección Nacional Argentina, Leandro Paredes.

El resto de la breve estadía de Tinelli en Punta del Este fue bastante hermética. Guillermina se mostró en eventos y en los que participó aclaraba a los fotógrafos: “Este año, no lo esperen, chicos, porque no va a bajar a la playa”. Y así fue que, prácticamente, no se movió de la chacra.

Marcelo Tinelli

Política, fútbol y “ShowMatch”. A Tinelli le pegaron muy duro las críticas que recibió en las redes cuando, junto a otros empresarios y famosos, fue nombrado como integrante de la mesa del “Plan Contra el Hambre” del presidente y amigo, Alberto Fernández. Eso lo llevó a tomar la decisión de mostrarse lo menos posible en sus vacaciones.

No fue por ese plan de austeridad por el que, el 2 de enero, partió en un vuelo privado hacia Buenos Aires, sino porque lo espera un año más que complicado. Sin ir más lejos, tiene mucho por trabajar en lo que será el “ShowMatch” 2020, que piensa poner al aire en abril. A eso se le suma la responsabilidad, como presidente del club, de remontar un San Lorenzo muy golpeado futbolística y económicamente, y a cuyos hinchas prometió que volverán a tener su cancha en el terreno recuperado de la Avenida La Plata en el barrio de Boedo. Pero lo que más lo entusiasma es haber dado sus primeros pasos en política, sumándose al equipo del Gobierno para erradicar el hambre en la Argentina.

Ida y vuelta en avión privado a Punta del Este. Festejos de Navidad y Año Nuevo en su chacra esteña. Detalles que todo el mundo ya conoce pero que mostrarlo, para Tinelli, sería ostentar. Quizás, ahora que está en modo político, el conductor empiece a tomar otras decisiones de imagen. 

Galería de imágenes

Pablo Berisso

Pablo Berisso

Periodista de profesión y runner por elección.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario