Lunes 4 de diciembre, 2023

SOCIEDAD | 05-11-2023 09:18

Nido vacío: los hijos de famosos que prueban suerte en otros países

Quiénes son los herederos del jet set argentino que se fueron de Argentina. Crisis y vida hippie.

Si algo caracteriza a los países en crisis es el éxodo de sus jóvenes en busca de un futuro mejor. Ya sea antes de dar sus primeros pasos en el campo laboral luego de terminar el colegio secundario o, una vez recibidos, cuando entienden que con su título profesional, en otros países, estarían mejor posicionados. Y esta realidad no le escapa a ningún ciudadano, tampoco a los famosos.

En los últimos días, la que reavivó el fuego fue Flavia Palmiero, que en una entrevista intimista en televisión confesó la tristeza que siente por la partida de sus hijos que se fueron a probar suerte a España. “Estoy muy feliz por ellos, porque más allá de que lamentablemente nuestro país los expulse, también es importante verlos bien, y yo los veo bien”, dijo en referencia a Gianmarco, que trabaja de chef, y a Giuliana, quien se instaló en Madrid hace dos meses para ejercer su profesión de arquitecta. En su caso, el concepto de nido vacío se multiplica, ya que su pareja Luis Scalella también tiene a sus hijos viviendo en el exterior.

Otra famosa que días atrás derramó lágrimas en los pasillos de Ezeiza fue Denise Dumas, quien se mostró muy triste en su cuenta de Instagram al despedir a su hijo de 19 años, Santino Barceló, que decidió irse por tiempo indefinido a Australia. “Todo lo mejor, amor de mi vida. Acá estamos esperando tu vuelta, que se cumplan todos tus sueños. Te amo infinito y despedirte es una mezcla de orgullo, felicidad, miedo, vacío y miles de sentimientos más”, detallaba en su emotiva esquela virtual.

Experiencias. A la hora de irse al exterior, a veces, también hay un alto porcentaje de desafío, sobre todo en el caso de los herederos de famosos, que intentan probar suerte en un campo ajeno al artístico para no convertirse en “el hijo de”. Es el caso de Lucía Solá, la hija de Maru Botana, quien está probándose a sí misma como empleada doméstica en Hawái, donde gana 40 dólares por hora.

Lo mismo ocurre con el hijo de Julián Weich, Jerónimo, que decidió emprender su propio camino del héroe con tan solo 19 años, yéndose de mochilero a México, donde trabaja como malabarista en las esquinas de las ciudades que visita. Y si bien parece más una travesía de adolescente, hace ya dos años que está fuera de la casa de sus padres.

El manual de la buena celebridad no aconseja mostrarse vulnerable y menos contar debilidades. Sin embargo, los hijos sacuden cualquier lógica y más con su partida buscando mejores horizontes que los que los padres pueden brindarles. También Marcelo Tinelli, Juana Viale, Julieta Cardinali, Gastón Pauls y Agustina Cherri entendieron como nadie lo que es extrañar a los suyos un vuelo de avión de distancia.

El tiempo dirá si fue algo momentáneo o un estilo de vida definitivo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariano Casas Di Nardo

Mariano Casas Di Nardo

Comentarios