Tuesday 25 de June, 2024

SOCIEDAD | 01-07-2023 10:03

Qué es la depresión: síntomas y tratamientos

Suele afectar el apetito y el sueño; la vida social y las actividades laborales, y también la sexualidad.

Podemos comenzar expresando que es un cuadro con estado de ánimo deprimido. No solamente presencia de tristeza o usencia de alegrías, con desórdenes en la afectividad, que se sostiene la mayor parte del día de la mayoría de los días, con alteraciones en las principales áreas vitales del sujeto: afecta el apetito y peso; el sueño; la vida social; actividades laborales y recreativas; y también la sexualidad.

Existen cuatro síntomas para remarcar:

1. Abulia: la falta de voluntad. Es la pérdida de la energía y la motivación. El desinterés.

2. Impotencia: Indefensión aprehendida (hopelessness learned) donde el sujeto siente que no puede o que “no es capaz de”.

3. Comunicación disfuncional: los sentimientos no se expresan en forma clara (gran dificultad asertiva), sino que se utilizan las quejas, lamentos, penas y las demandas (a veces exageradas y sin límites) para comunicarse con los demás seres de su entorno.

4. Anhedonia: incapacidad para disfrutar de actividades placenteras.

Jorge Guareschi

¿En qué termina derivando?

A.  En profecías auto cumplidas de sus temores a la soledad.

B.  Encuentran un co-dependiente quién cree que maneja la relación aunque la termina manejando el depresivo/a.

C Buscan la salida final del problema a través de las múltiples medicaciones, que la psiquiatría ofrece.

D. Los depresivos basan su accionar en el esfuerzo excesivo – sin disfrutar de nada - así como los fóbicos lo hacen en el control, los obsesivos lo hacen en las certezas y las personas con desórdenes alimentarios psicógenos en la eficacia.

La depresión es transestructural y puede darse tanto en una estructura neurótica (existe un poder mayor de resolución), psicopática, alto riesgo de suicidio (especialmente en personas con bipolaridad u otros trastornos de personalidad), y psicóticas (alto riesgo de melancolización).

Tener presente que muchas veces, tanto en la depresión como en la ansiedad los síntomas son egosintónicos (en sintonía con su ser), con la dificultad consiguiente de superar los mismos.

Por lo tanto, el trabajo terapéutico debe ser destinado a transformar esos síntomas egosintónicos en egodistónicos (concientización) a fin de que aparezcan molestias y angustias funcionales que posibiliten hacer los cambios necesarios para la superación del problema.

 

Jorge Guareschi. Psiquiatra y psicoterapeuta. (M.N. 12.376)

por Jorge Guareschi. Psiquiatra y psicoterapeuta.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios