Domingo 27 de noviembre, 2022

SOCIEDAD | 02-11-2022 10:46

Terror a pagar: Stephen King le regateó el "tilde azul" a Elon Musk

El novelista y el dueño de Twitter mantuvieron un cruce por la decisión de monetizar la verificación de cuenta - o "tilde azul" - en la red del pajarito.

El reconocido escritor de suspenso Stephen King mantuvo un cruce en Twitter con el nuevo dueño de la res: Elon Musk. El motivo, la controvertida decisión de Musk: cobrar 19,99 dólares al mes para obtener o mantener la cuenta verificada, o sea, con el “tilde azul”, otorgado a muchas estrellas y figuras públicas. Inmediatamente, llovieron las críticas, entre las que se destacó la del autor de “Carrie” y “Cementerio de animales”.

“¿20 dólares al mes para conservar mi doble tilde azul? Qué se jodan, ellos deberían pagarme. Si eso se implementa, me iré como Enron”, tuiteó indignado el novelista, sostenido, además, en que justamente la verificación es una manera con la cual las redes sociales certifican que el usuario de una cuenta es quién dice ser y no un usurpador de identidad o, incluso, de marca. Y Musk no demoró en contestarle. “¡Necesitamos pagar las facturas de alguna manera! Twitter no puede depender completamente de los anunciantes. ¿Qué tal 8 dólares?". 

stephen king elon musk

 

“No es el dinero, son los principios de la cosa", explicó King a un tuitero que comentó su hilo. Inmediatamente muchos salieron a apoyar al autor de “It”. “Que Steven King sea un usuario verificado en Twitter es mucho más valioso para Twitter que para Steven King”, comentaron algunos. Aunque la respuesta de King no estuvo exenta de burlas: tratándose de uno de los escritores más masivos y exitosos de los últimos tiempos, cuyas novelas suelen arrasar en sus versiones cinematográficas, a muchos les llamó la atención que King quisiera regatear. El periodista norteamericano Joel Peitlín, cuya cuenta de Twitter también esta verificada con la tilde azul, ironizó: “Solo en Twitter podemos ver a un hombre que vale $200 mil millones negociar con un hombre que vale $500 millones para ahorrar $12 al mes”.

Según el argumento de Musk por el cual justificó su medida, la empresa no podría sostenerse solo con publicidad, y es por eso que implementaría el cobro del tilde azul, con el fin de paliar los 44.000 millones de dólares que pagó para hacerse con el control de la red. Además, alegó que el otro objetivo de su plan es frenar usos indebidos o ilícitos de la misma. “Explicaré la razón de forma más larga antes de que esto se implemente. Es la única manera de derrotar a los bots y trolls", se justificó el empresario. 

Pero el enojo persiste, ya que muchos consideran que la tilde azul, aparte de verificar oficialmente a quién pertenece la cuenta, no constituye ningún otro tipo de beneficio para el usuario. Por esta razón, Musk afirmó que luego de efectuar el pago, los usuarios verificados tendrán «prioridad en las respuestas, menciones y búsquedas, lo cual es esencial para evitar el spam/estafa», a lo que se añadirá la posibilidad de «publicar vídeos y audios largos».

Todos contra Elon

El ascenso de Musk como dueño de la popular red social no cayó muy mal en varios entornos, y muchas personalidades de Hollywood han resuelto irse de la red. Y es que las nuevas políticas empresariales no son el único motivo que despierta la animosidad contra el magnate: la industria de Hollywood tiene una tendencia fuertemente demócrata y “antitrumpista”. Musk, que se autodenomina un "garantista de la libertad de expresión" fue felicitado por el mismísimo Donald Trump luego de adquirir Twitter, y muchos piensan que esa es la puerta abierta para que el ex presidente republicano vuelva a la red del pajarito, de la cual fue bloqueado por las anteriores autoridades, acusado de incentivar desde allí la toma al Capitolio el 6 de enero de 2021.

Shonda Rhimes, la productora de éxitos televisivos como "Scandal" o "Grey’s Anatomy", afirmó que no piensa permanecer en Twitter “para lo que sea que Elon tenga planeado". 

Otro caso es el de Ken Olin, productor de la exitosa serie "This is Us". “Mantengamos la fe, protejamos la democracia, tratemos de ser más amables. Tratemos de salvar el planeta. Tratemos de ser más generosos. Busquemos paz en el mundo”, escribía como parte de su último mensaje, se despidió. 

El propio Stephen King, sin ir más lejos, es abiertamente demócrata, y ha sido desde siempre una de las voces más críticas del ex presidente republicano. Habrá que esperar para ver si el novelista y el magnate "llegan a un acuerdo" o si King se sumará a la lista de los que dan el portazo. 

 

Galería de imágenes

Tomás Rodríguez

Tomás Rodríguez

Redactor.

Comentarios