Jueves 13 de mayo, 2021

SOCIEDAD | 23-04-2021 11:39

Victoria Donda y el INADI: por qué respaldan a Viviana Canosa

El organismo se pronunció contra la tapa de NOTICIAS. Adiestramiento de género y cómo banalizar la discriminación.

El INADI fue creado en 1995 con la finalidad de elaborar políticas nacionales y medidas concretas para combatir la discriminación, la xenofobia y el racismo. En su página web anuncia que “vela por los derechos y garantías de todas las personas que habitan la Argentina”.Todo un desperdicio que desde aquellos altos objetivos caiga en la banalización más ramplona de sus funciones.

A tono con la espectacularización de la política a la que le dedicamos la tapa de esta edición, el ente estatal que dirige Victoria Donda, invierte tiempo (y sueldos) de funcionarios públicos para reprender a esta revista y –como se verá más adelante- nos ofrece sus lecciones de periodismo. Un agravio a la libertad de expresión que incita a la autocensura para evitar la difamación pública. Nos “estigmatiza”, podría decirse para sintonizar con el lenguaje al que suelen echar mano quienes frivolizan las verdaderas llagas sociales.

El sábado 17, el Observatorio de Discriminación en Medios del INADI emitió un comunicado en el que le “llamó la atención” a la revista NOTICIAS por su tapa “La Rebeldía Hueca”, acusándola de violencia simbólica y de cometer un acto discriminatorio de género. La tapa estaba dedicada al negacionismo del Covid que encarna en televisión Viviana Canosa, con una prédica que reniega del uso de barbijos, postula la manipulación de hisopados para diagnosticar falsos positivos y que las vacunas pueden matar; además de haber tomado en cámaras una sustancia tóxica, desaconsejada por la comunidad médica y que causó la muerte de, al menos, un menor.

La nota escrita con gran rigurosidad por la periodista Giselle Leclercq analizaba el fenómeno en el contexto de las derechas alternativas (Trump en Estados Unidos, Bolsonaro en Brasil, el partido Vox en España) cuyo discurso -decía- “parece dispuesto a romper absolutamente todos los consensos sociales, incluso aquellos vinculados a la ciencia y la salud”. Pero el INADI está para observar otras cosas: objeta que las palabras huecas salgan de la cabeza de una mujer. ¿Es razonable que un género sea sacralizado per se?

“Refugiarse en el género es un problema para el propio movimiento emancipatorio”, dice la psicoanalista Alexandra Kohan en una de las columnas que acompañan esta nota en la última edición de NOTICIAS. “La oquedad no tiene sexo, raza ni religión”, postula también en estas páginas Víctor Ramos, fundador del INADI y actual titular de SOS Discriminación Internacional.

NOTICIAS quiso entrevistar a Victoria Donda, a cargo del INADI, para debatir estas cuestiones. Pero fuimos derivados a una jefa de prensa que ofrecía, a cambio, dialogar con una subalterna responsable del Observatorio de Medios. Se le explicó que esa dependencia es la que se había expedido sobre la cuestión y que lo que queríamos era conocer las razones del aval de Donda. Después de interconsultas “con sus equipos” (Sic), la respuesta fue que “Victoria no va a dar declaraciones”. Finalmente accedió a responder preguntas por escrito, cuyas respuestas se reproducen aquí íntegramente. Una modalidad que le permitió, según se nos explicó, “trabajar” sus argumentos con asesores, por tratarse de un tema sensible. Y de paso, claro, evitar las repreguntas.

Simbolismo y realidad

Victoria Donda está imputada en una causa judicial por el ofrecimiento de un cargo público a una ex empleada doméstica para destrabar un conflicto laboral. Según denunció públicamente Arminda Banda Oxa, la funcionaria la mantuvo “en negro” durante diez años, sin aumentos, aguinaldos ni vacaciones, y habría pretendido bajarle el sueldo con la excusa de la pandemia. Una causa que avanza a paso de tortuga (N de la R; ¿estaremos incurriendo en algún tipo de violencia simbólica?), a cargo del juez Sebastián Casanello. Pero vamos a lo que al INADI le preocupa:

Noticias: En la semana previa a nuestra tapa “La rebeldía Hueca”, Viviana Canosa arengó a la población a desconocer las restricciones para contener la pandemia. Dijo desde su programa de televisión: “Somos una manga de boludos los argentinos pero nos vamos a rebelar”. NOTICIAS considera que promueve una rebeldía hueca. ¿Cómo explica que el organismo que usted preside encuentre allí violencia simbólica y contenido discriminatorio?

Victoria Donda: El Observatorio analizó que la frase “La rebeldía hueca” en la tapa, acompañada de una foto de Viviana Canosa, contribuye a reproducir violencia simbólica, en tanto “hueca” es una adjetivo que, acompañándolo de su imagen, la está desvalorizando por el hecho de ser mujer, y ubicándola en un lugar de subordinación. Se interpreta que se dice que ella es hueca, y ahí es cuando se le resta valor, y se la pone en situación de inferioridad (tal cual se define a la violencia simbólica). Si se hubiera titulado “la rebeldía peligrosa”, por ejemplo, esto no es discriminatorio y se ajusta al discurso de Canosa perfectamente.

Doy este ejemplo porque no se trata de defender a Canosa (personalmente estoy en las antípodas de su pensamiento), sino de tener en cuenta que determinados abordajes, formas de expresar o representar un mensaje o personaje público ubican a las mujeres en lugares subordinados o reproducen estereotipos o prejuicios. La violencia simbólica tiene un efecto indirecto, no es tan explícita y afecta a todas las mujeres. Y eso es lo que nos interesa puntualizar, más allá de su personaje.

Con el mismo pensamiento de Canosa está lleno de referentes masculinos, que por temas de COVID u otros descreen de consensos científicos y mal informan o difunden fake news. Sin embargo, es difícil que nos refiramos a ellos como “huecos”, les damos otro tratamiento discutiendo sus ideas. Acá se trata de problematizar esto, no el posicionamiento político ideológico de Canosa, el cual acordamos con ustedes que es peligroso, que mal informa y todos los efectos que tiene en ese sentido, sino cómo lo representamos sin incurrir en adjetivos o palabras/ frases que impliquen reproducción de estereotipos o prejuicios.

Subordinación y valor

NOTICIAS no puede hacerse cargo de que sea una mujer quien encarna este fenómeno mediático. Ni ignorarlo por esa razón. De lo dicho por Donda se infiere que se deben descartar los adjetivos con connotación negativa en relación a una mujer en cualquier caso, porque eso la ubica en un lugar de “subordinación”. Lo curioso es que admite la peligrosidad para la salud pública del mensaje de Canosa pero, antes que eso, le preocupa que a la periodista se le reste “valor”. Por lo demás, agradecemos las sugerencias para titular pero el lenguaje es la herramienta que manejamos los periodistas.

Noticias: ¿Está inhibido el uso de determinadas palabras para calificar la actuación de una mujer?

Donda: Las mujeres como colectivo estamos en desigualdad en esta sociedad (y en muchas otras) que sigue teniendo rasgos patriarcales, por eso siguen siendo tan altos los números de violencia de género y los femicidios; al partir de esta situación los efectos en varones y mujeres son disimiles, y el uso de determinadas palabra refuerza estos estereotipos que ubican a la mujer en relación de desigualdad. Es imposible que no asociemos a mujeres y varones con palabras y adjetivos distintos, y que en los varones no tenga el mismo efecto porque no suelen cuestionárseles su capacidad o no, su formación o no, su aptitud o no. Ellos (cualquiera sea) están calificados para opinar y uno puede disentir o no, en cambio a las mujeres se las juzga con otra vara, y en general no se las juzga por sus ideas sino por cuestiones adyacentes (no por lo que hacen sino por la sospecha de que no están del todo preparadas para hacerlo). Abundan esos ejemplos en algunos abordajes: se habla de su ropa, de su cuerpo, de su situación familiar o sentimental, de cuánto estudió o se formó, no así de sus pares varones.

La biblia y el calefón

A los efectos de combatir el drama de los femicidios, la funcionaria ratifica su sugerencia de evitar cualquier palabra de connotación negativa para referirse a un sujeto femenino. Y paradójicamente critica que se juzgue a mujeres por otra cosa que sus ideas cuando son las ideas de Canosa lo que objetamos, no su apariencia ni su formación.

Noticias: ¿Condenar el comportamiento de una mujer en particular implica reproducir “estereotipos que menosprecien las capacidades de las mujeres” en general, como afirma el comunicado oficial?

Donda: No el hecho de condenar una acción en sí, sino cómo expresarlo puede incurrir en estereotipos, que es el sentido de lo que señalamos. Nosotrxs analizamos que estás cuestiones son trasversales a todos los ámbitos, y no distinguen color político, porque en líneas generales le puede suceder a todas las mujeres en tanto son parte de un colectivo subvalorado y subrepresentado en todos los ámbitos de la sociedad. Haciendo memoria, este medio fue señalado por violencia simbólica en relación a tapas que le han sacado a Cristina Fernández de Kirchner por ejemplo, muy lejos ideológicamente de Canosa. Estamos hablando entonces de una misma matriz, que atraviesa muchas veces la mirada de los medios cuando informan y las personas son mujeres; es algo muy común, como decía, por eso es importante identificarlo y fortalecer una perspectiva de género en el abordaje de las noticias.

Una de cal y otra de arena

Defender lo indefendible de una mujer ubicada en las antípodas del oficialismo se revela finalmente como una coartada para justificar las numerosas acusaciones que pesan sobre esta revista por ejercer la mirada satírica sobre la ex presidenta Cristina Fernández. NOTICIAS siempre denunció las acusaciones de “violencia simbólica” para el disciplinamiento ideológico. La violencia simbólica lleva implícita la relación asimétrica de un poderoso sobre un sometido, algo que no aplica a una figura pública de su poder. Esta revista reivindica su derecho a la ironía y a aplicarla sin distinción de géneros. ¿Es violencia simbólica mostrar a una persona con los pantalones caídos, con un tomatazo en la cara o zombie? Son solo algunas de las alegorías que le dedicamos en tapa a Macri para ilustrar determinados momentos políticos.

Noticias: ¿No es discriminatorio considerar que las mujeres merecen un trato distinto del que NOTICIAS le da a cualquier personaje público?

Donda: No pensamos que las mujeres merecen un trato distinto, pensamos que hay que partir de reconocer la desigualdad social, política y económica de las mujeres en primer lugar, en segundo lugar, que el ámbito de lo público ha sido históricamente masculino y que las mujeres fueron insertándose y aún están en inferioridad de condiciones. Y en tercer lugar, entender los efectos que tienen ciertos discursos que refuerzan estereotipos que nos devuelven al ámbito doméstico porque “no estamos a la altura de”. Nosotras reivindicamos que se nos trate de igual forma y que se nos juzguen por nuestras ideas, no por cómo lo decimos, por el tono que lo decimos, sin adjetivarnos ni restarnos valor por lo que somos como persona o por características personales, algo que puedo asegurar que no se hace con los varones.

Capacitados

Finalmente, además de pasarnos las respuestas por mail, la jefa de prensa de Donda nos ofreció “capacitación para los/as trabajadores de la revista”, oferta que declinamos. Ya en su comunicado, el INADI nos había instado a “fortalecer la perspectiva de género en el abordaje de las noticias”, invitación dirigida a un medio cuya conducción es mayoritariamente femenina: la dirige una mujer, tiene una editora ejecutiva, y de sus cinco jefes de sección, dos son mujeres. Unas y otros muy fuertemente comprometidos con la responsabilidad de nuestro rol como comunicadores.

Galería de imágenes

Alejandra Daiha

Alejandra Daiha

Jefa de Redacción y columnista de Radio Perfil.

Comentarios