Martes 27 de julio, 2021

SOCIEDAD | 01-05-2021 09:11

Quién es el abogado que propició la dentención de Aníbal Lotocki

Habla el abogado Mariano Lizardo, clave en la detención del cirujano acusado por mala praxis. Las famosas y el paciente muerto.

Aníbal Lotocki, conocido mediáticamente como “el cirujano de las estrellas” por haber realizado operaciones estéticas a figuras del espectáculo, se encuentra detenido en el penal de Ezeiza.

Si bien ya había recibido denuncias por parte de Silvina Luna, Victoria Xipolitakis, Virginia Gallardo, Gabriela Trenchi y Pamela Sosa, el caso que lo llevó a la cárcel es el de Cristian Adolfo Zárate, un hombre de 50 años que falleció luego de una operación que le practicó Lotocki en el Centro Médico Quirúrgico CEMECO, ubicado en la calle Colpayo 20 del barrio porteño de Caballito.

“Estaba en el destino que yo fuera la persona que lo iba a mandar preso a Lotocki. Lamentablemente tuvo que fallecer una persona para poder llegar a esto, pero el resultado del trabajo y de casi cinco años con la causa de Gabriela Trenchi decantó en esto”, dice Mariano Lizardo a NOTICIAS.

Se trata del abogado querellante en la causa de Zárate y quien inicialmente también llevó adelante las denuncias penales de Trenchi y Sosa. Es el hombre que terminó arrinconando a Lotocki.

Zárate fue cliente de su estudio jurídico durante 20 años por asesoramiento en su trabajo ligado a desarrollos inmobiliarios en la zona de Luján. “Él estaba al tanto de lo de Lotocki, pero el doctor lo terminó convenciendo. Yo no tuve la posibilidad de hablarlo con él y decirle que era una locura que se opere con Lotocki. Ni siquiera sabía que se iba a operar”, agrega Lizardo.

Lotocki y la Justicia

Según el parte policial, “Rodolfo Cristian Zárate ingresó al centro médico el 15 de abril de 2021 para realizarse una cirugía programada: dermolipoctomia. Luego quedó internado en observación, evolucionando normalmente, y el día 16, en horas tempranas de la mañana, se descompensó. Lo intubaron y desde el Centro Médico llamaron a su obra social que envió una ambulancia de la empresa Ayuda Médica.

Ante la complejidad del caso, a las 12.57, el doctor Juan Paco Lázaro indicó que no pueden trasladarlo y llamaron a una segunda ambulancia, de alta complejidad de la misma empresa y, al arribar, la doctora Andrea Camaño manifestó que el paciente estaba mal intubado y en ese momento entró en paro. Al arribo de la ambulancia de SAME a cargo de la doctora Milagros Scarinci, se constató el fallecimiento y eso generó la intervención policial. La causa de la muerte del nombrado fue: severa congestión meningo encefálica y congestión y edema pulmonar”.

La causa está caratulada como “homicidio culposo y mala praxis”. Lizardo considera que es un “homicidio con dolo eventual”, que tiene una pena de hasta 10 años de prisión. La figura de “homicidio simple con dolo eventual” se aplica cuando, para la Justicia, una persona tuvo que haberse representado que, al realizar una determinada acción, podría ocasionarle la muerte a alguien y, pese a prever ese posible resultado, continuó con su accionar y no hizo nada para evitarlo.

Consultada por esta revista, la abogada defensora de Lotocki, Ileana Lombardo, considera que “es apresurado e irresponsable hablar de una mala praxis porque aún no está el resultado de la autopsia. Nosotros estamos convencidos de que no hubo mala praxis. Además había ocho profesionales laburando en la emergencia, pero como el allanamiento tardó, todo el resto de los médicos se habían ido, y como Lotocki fue el único que estaba se lo llevaron a él”.

Lombardo y su socio Jonatan Joel Vicente pidieron la excarcelación, les fue denegada, pero van a apelar. “Le reprochan a Lotocki que hace una sobre-corrección en el horario en la historia clínica. Entonces le deniegan la excarcelación porque dicen que él puede estar obstruyendo la investigación adulterando documentación. Pero él estaba atendiendo una emergencia, tenía una cirugía anterior, dos posteriores y el día anterior había hecho cuatro cirugías. ¿Quién no puede equivocarse en el horario y después corregirlo cuando chequeaste la información? Por eso me parece un despropósito que esté preso”, agrega la abogada.

Lotocki en prisión

Según informó a este medio el abogado querellante, Lotocki se encuentra, junto a otros famosos como Cristian “Pity” Álvarez, alojado en el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA) del penal de Ezeiza. “Aduce que está muy deprimido, en realidad se está autoprotegiendo porque no quiere ir a un pabellón común, ahí tienen un trato especial. Es como un preso vip, él tiene contactos, conexiones”, opina Lizardo.

En cuanto a los rumores que circulan sobre una posible protección para el cirujano, su abogada Lombardo contesta: “Si tuviera contactos políticos no tendría la clínica de Belgrano clausurada desde el 2019. Por eso alquila el quirófano en CEMECO para operar”.    

Una de las pacientes que lo denunció, Gabriela Trenchi, afirma a NOTICIAS: “Nadie lo investiga con el tema económico. Zárate pagó 6.500 dólares y Lotocki le dio un recibo trucho. Y yo en su momento le pagué 50.000 pesos y también me dio recibo trucho. Él no blanquea nada. Vive con autos de lujo, se compró una casa con la mujer que nadie sabe a nombre de quién está, no tiene nada a su nombre, nadie sabe dónde está la plata. Para mí hay un lavado de dinero y alguien lo cubre en lo que hace y en lo económico, porque ¿cómo puede ser que nadie lo investigue en lo económico con la vida que lleva, si cobra en dólares? ¿Cómo puede ser que ni siquiera le saquen la matrícula?”.

El caso de Trenchi, una de las representadas por el abogado Lizardo, fue muy resonante ya que corrió riesgo su vida. Fue a consultar al “cirujano de las famosas” en agosto de 2015 para colocarse hilos tensores para elevar los glúteos. Luego de la intervención quirúrgica fue dada de alta, pero su estado comenzó a deteriorarse y terminó internada en terapia intensiva. Tuvo un cuadro de hipocalcemia, parálisis, neumonía y la diagnosticaron con el síndrome de GuiIlain-Barré. Está esperando fecha para el juicio oral por su causa.

Incluso en su momento trascendieron mensajes entre Trenchi y Lotocki en los cuales ella le expresaba su malestar tras la cirugía y él le respondía: “Lo que tenés es retención de líquido, por eso podés sentir como el cuerpo anestesiado. Tomá un diurético”. O también: “No creo que sea necesario que vayas a ningún lado por eso. Sacate la faja y caminá un poco. Comprate un Cronocorteroid y te lo aplicás en la cola”.

Lotocki hoy está preso. Para alivio de varios de sus pacientes.

 

Galería de imágenes

Celina Hernández

Celina Hernández

Licenciada en Periodismo. Locutora Nacional. Actriz.

Comentarios