viernes, febrero 21, 2020

MUNDO | 02-01-2020 15:58

La némesis de Trump: quién es la señora impeachment

Pelosi preside a los demócratas en diputados. Principal impulsora del juicio político.

Nancy Pelosi, la primera mujer que preside la Cámara de Representantes, lleva tiempo mostrando un vigoroso liderazgo. Incluso en la derrota ha demostrado integridad ética y política. Por caso, cuando casi en soledad se opuso a la invasión que lanzó George W. Bush sobre Irak.

Probablemente la legisladora demócrata esté frente a otra batalla condenada al fracaso. Ella lo sabe. Por eso nunca mostró entusiasmo con hacer juicio político a Donald Trump. Ni antes por el Rusia-gate, ni ahora por el Ucrania-gate. Sin ruborizarse por la burla que implica a la división de poderes, el titular de la bancada republicana del Senado, Mitch McConnell, dejó claro que los senadores conservadores coordinarán su accionar con la Casa Blanca. Ergo, aplicarán su mayoría de 53 escaños sobre los 47 que tienen los demócratas para impedir los 67 votos que requiere destituir un presidente.

Además, Trump es experto en victimizarse y las bases que lo apoyan creen en sus teorías conspirativas. Por eso el demérito de ser el tercer presidente enjuiciado, después del Andrew Johnson (1868) y Bill Clinton (1998), no afectaría su imagen ni sus chances de reelección.

El juicio político a Clinton acrecentó su popularidad, por considerarlo víctima de un fiscal inquisidor, Kenneth Starr, y un ultraconservador fanático: Newt Gingrich.

Camino al fracaso. Pelosi sabe que los senadores republicanos no tienen hoy la ética y la responsabilidad constitucional que tenían los de la década del setenta. Aquellos conservadores no estaban dispuestos a ser cómplices del accionar oscuro de un presidente, aunque sea del Partido Republicano. Por eso Nixon renunció cuando el Watergate llegó al umbral del impeachment. 

La titular de la Cámara de Representantes da la impresión de haber tenido siempre en claro que no puede esperar otra cosa del Senado. 

La pregunta es por qué llevó a la Cámara Baja por el camino que desemboca en la aplicación de un proceso que se desarrolla y se decide en la cámara donde la mayoría republicana está dispuesta a exonerar al presidente. Si cree remota la posibilidad de que el impeachment termine en destitución y duda que atravesar un juicio político vaya a mancillar su imagen y debilitar su candidatura ¿por qué siguió avanzando en la misma dirección?

Probablemente, por comprender la encrucijada en la que se encuentran los demócratas. Si están convencidos de que Trump presionó al gobierno de Ucrania valiéndose de ayuda económica, con el objetivo de perjudicar la campaña de Joe Biden, tienen que actuar en consecuencia. Si Trump violó la Constitución y los demócratas callan,  también ellos estarán violando la Constitución.

Nancy Pelosi es una heroína resignada, aunque intentará hasta el último segundo que los senadores republicanos actúen con lealtad a la Constitución, en lugar de hacerlo con lealtad ideológica.

Galería de imágenes

En esta Nota

Claudio Fantini

Claudio Fantini

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario