Viernes 3 de julio, 2020

MUNDO | 02-01-2020 12:55

Papa ecológico: detrás de la santa desinversión

Francisco logró que la Iglesia encabece el ranking mundial de instituciones que desinvierten en proyectos petroleros.

El 2019 se despide como el año donde mayores retiros de capital hubo en toda la historia desde la creación de la poderosa industria del petróleo, gas y carbón. La dimensión es inimaginable. Ocho veces el producto bruto interno (PBI) mundial. Eso es 11 billones de dólares en los primeros seis meses de este año. Esa es la marcha atrás de las empresas extractivistas del material fósil según el reporte dado a conocer por el Movimiento 350.org. Esta organización refirió que la desinversión "saltó de 52.000 millones de dólares en 2014 a más de 11 billones de dólares en la actualidad, un aumento sorprendente del 2.000 por ciento".

La Iglesia Católica, la más antigua y mayor organización de personas en occidente, encabeza la lista de instituciones por la desinversión de la industria más contaminante de "la casa común", como dice el Papa Francisco, considerado hoy para el movimiento ecologista mundial (creyentes o no), como el máximo referente. 

Fue su doctrina, la encíclica Laudato Sí, la que llevó a que 160 instituciones de la Iglesia se comprometan a la desinversión, y que rompan lazos financieros con las compañías petroleras, carboníferas y gasiferas, donde residián una parte de sus inversiones.

Al tope de la lista. La desinversión en combustibles fósiles logra reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), principal causante del efecto invernadero y el calentamiento mundial. Según la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU, la temperatura media de la tierra ha aumentado 0,8°C en el siglo XX respecto al XIX. Y si las emisiones de CO2 continúan como hasta ahora, en el siglo XXI esta temperatura aumentará de 1,1 a 6,4 °C adicionales. Este aumento en la temperatura sobrepasaría ampliamente el nivel de calentamiento que los científicos consideran seguro para la vida en la Tierra.

"Nosotros impulsamos a que las organizaciones eclesiásticas hagan un primer análisis de sus inversiones y si identifican de manera directa o indirecta en este tipo de empresas, los invitamos a retirar su dinero de esta industria, es una forma para combatir el cambio climático desde la raíz", señaló a NOTICIAS, Fabián Campos, responsable para América del Movimiento Católico Mundial por el Clima. 

Los anuncios de desinversión de la Iglesia comenzaron en el 2016 y junto a otras religiones, de hecho las pioneras fueron las protestantes estadounidenses: "constituyen el mayor numero de instituciones que han desinvertido", agregó Campos. 

Petróleo

Presión papal. El pontífice jesuita, siendo el mayor crítico de las petroleras, logró reunirlos en el Vaticano dos veces. La última en junio de este año. 

Los congregó en la Academia Pontificia de Ciencias y Ciencias Sociales, que dirige otro argentino, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo. El Papa se vio rodeado para la foto de los CEO de Royal Dutch Shell, Total, Repsol, Sinopec, Conoco, Phillips y Chevron. Como lo había hecho el año pasado también en la Sala Clementina, donde Bergoglio recibió a Darren Woods, presidente ejecutivo de ExxonMobil; a Claudio Descalzi, jefe de la italiana ENI; a Bob Dudley de British Petrolium; a Eldar Saetre, presidente ejecutivo de la petrolera noruega Equinor (antes Statoil); a Vicki Hollub de Occidental Petroleum; y a  Larry Fink de BlackRock, pidiéndoles por la “transición energética radical". 

Francisco les insistió que "se alejen del carbono para salvar al planeta" porque "está amenazada la familia humana. Y les pidió disculpas por resaltar que "es una irresponsabilidad" seguir en el mismo camino "de destruir el mundo para nuestros hijos y nietos". 

En septiembre de 2019 un informe de Goldman Sachs señala a Repsol como la petrolera internacional que más invierte en energía renovable, un 17 % de su inversión total, mientras que ExxonMovil o Chevron no llegan al 1 %. 

Los enemigos petroleros de Bergoglio integran la iglesia norteamericana. Por ello que monseñor Sánchez Sorondo acusó a los hermanos Koch (uno de ellos fallecidos hace meses atrás), la segunda empresa privada de Estados Unidos y una de las primeras fortunas mundiales, de operar para que el presidente Donald Trump se burle del Acuerdo de París. Según Sorondo, ellos financiaron a grupos católicos para atacar al Papa a través de su red de fundaciones y think tanks "diciendo que el Papa no tiene autoridad para hablar de ciencia". 

El ecuatoriano Fabián Campos, del Movimiento Católico por el Clima, reconoció a este medio, "la falta de adhesión a la desinversión de la Iglesia Católica en América". Mientras que el sociólogo y especialista en cambio climático, Juan Pablo Olsson, aseveró que el país del Pontífice "es el más atrasado de la región y del mundo en los objetivos de transición a las energías renovables, igual América Latina que tiene un promedio de 95% dependiente de combustibles fósiles". 

por Lucas Schaerer

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario