Jueves 7 de diciembre, 2023

MUNDO | 20-11-2023 11:40

Menos estado: los países modelo

Un puñado de estados del Sudeste Asiático y el Pacífico entre las economías con menos regulaciones.

La evaluación de la intervención estatal puede variar según la perspectiva y los criterios utilizados. Pero sin dudas, algunos países suelen ser identificados como aquellos con menor cantidad de regulaciones en términos generales. Un lote en el que priman algunos países del Sudeste Asiático.

Es el caso de Singapur, una economía orientada al libre mercado, que ha adoptado políticas proempresariales y se ha caracterizado por la baja intervención gubernamental en asuntos económicos. La ciudad-estado del Sudeste Asiático, es conocida por su sistema político estable y su economía de mercado. Su sistema político es una república parlamentaria con un gobierno democrático, en el que el Partido de Acción Popular (PAP) ha dominado la escena política desde la independencia en 1965, conduciendo al país hacia el desarrollo económico y la estabilidad

En términos económicos, Singapur se ha convertido en un centro financiero global, y un importante hub comercial debido a políticas que fomentan la inversión extranjera, la apertura comercial y la competitividad empresarial, con el gobierno apalancando a sectores claves como la tecnología, la biotecnología y las finanzas

Fotogaleria La gente camina por el paseo marítimo de Marina bay en Singapur

Y las regulaciones estatales en Singapur son conocidas por ser transparentes y eficientes: de hecho el país ha implementado medidas para atraer inversores extranjeros, con regulaciones empresariales que buscan simplificar los procesos y reducir la burocracia. Un balance entre la intervención estatal y la promoción de la iniciativa privada, contribuyendo a su éxito económico y a la mejora constante de la calidad de vida de sus habitantes.

Pero no es el único ejemplo. Hong Kong también ha mantenido una economía de mercado libre (a pesar de las crecientes presiones chinas) y una infraestructura legal que favorece la actividad empresarial con mínima intervención estatal. La ausencia de aranceles y bajos impuestos ha contribuido al desarrollo de una economía dinámica y orientada a los servicios: la ciudad es un importante centro financiero global y un enclave comercial estratégico

Fotogaleria Varias personas cruzan una calle en Central, un centro financiero de Hong Kong

Otro caso cercano geográficamente es el de Nueva Zelanda: con una economía abierta y orientada al mercado, ha llevado a cabo reformas que reducen la intervención gubernamental en áreas como la agricultura y la regulación empresarial. Situada en el suroeste del Pacífico, tiene un sistema político y económico caracterizado por la estabilidad: una monarquía parlamentaria con un sistema democrático representativo. El Parlamento unicameral es elegido cada tres años, y el primer ministro lidera el gobierno.

Económicamente, la agricultura, el turismo y la industria de servicios son sectores clave. Y aunque el país ha experimentado intervenciones estatales en el pasado, en las últimas décadas ha implementado reformas que favorecen la apertura económica y la competencia.

La flexibilidad laboral y la apertura a la inversión extranjera han contribuido a la resiliencia de la economía neozelandesa. Además, Nueva Zelanda ha buscado liderar en cuestiones medioambientales, promoviendo prácticas sostenibles. Y aunque enfrenta desafíos, su enfoque progresista y su compromiso con la estabilidad han consolidado su posición como una economía próspera y un país atractivo para la inversión.

Fotogaleria La Ópera de Sídney está iluminada con amapolas mientras el corneta de la Marina Real Australiana Phill O'Neill toca

Y lo mismo vale para la vecina Australia: conocida por su economía de mercado y la promoción de políticas que fomentan la competencia y la iniciativa privada. Hoy es el sexto país más grande del mundo, y se caracteriza por su robusto sistema político y su economía diversificada.

Políticamente, es una monarquía constitucional parlamentaria con un sistema democrático. El Parlamento bicameral, liderado por el Primer Ministro, gobierna sobre seis estados y dos territorios, garantizando la estabilidad política y el respeto por los derechos civiles.

Económicamente, es una potencia en recursos naturales, destacando en la exportación de minerales, productos agrícolas y energía: ha experimentado un crecimiento económico sostenido, respaldado por políticas pro-mercado, apertura comercial y una mano de obra altamente educada.

 

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios