Wednesday 24 de April, 2024

SALUD | 03-01-2024 11:14

Dormir mejor: ¿ayudan a descansar los monitores de sueño?

Existen aplicaciones para smartphones que deben estar cerca del usuario para funcionar, los cuales se colocan sobre la cama o junto a ella.

La popularidad de la tecnología de monitoreo del sueño ha crecido en los últimos años y se estima que ese crecimiento continúe. Liderado por distintos dispositivos, como el exclusivo Apple Watch, también existen aplicaciones para smartphones que deben estar cerca del usuario para funcionar, los cuales se colocan sobre la cama o junto a ella.

Más allá que la capacidad y sofisticación de los dispositivos de monitoreo del sueño varían, según el modelo y la marca, estos pueden registrar datos como la frecuencia cardiaca, el movimiento, la temperatura corporal y los niveles de oxígeno en sangre. A partir de estos datos, los monitores afirman ofrecer información sobre el sueño, como estimaciones del sueño profundo durante la noche, que refleja la calidad general del descanso.

monitores de sueño

Según los expertos, estos dispositivos recopilan datos mediante una técnica denominada fotopletismografía (PPG). “En la parte posterior del dispositivo, hay una pequeña luz que ilumina los vasos sanguíneos y utiliza la cantidad de luz que se refleja para calcular datos como la frecuencia cardiaca y su variabilidad”, explicó Cathy Goldstein, profesora clínica de Neurología en la Universidad de Míchigan a The New York Times.

“Estos dispositivos a veces son menos precisos cuando recogen datos de personas con obesidad o trastornos del ritmo cardiaco como la fibrilación auricular, así como de quienes tienen tonos de piel más oscuros porque el pigmento de la piel puede afectar cómo se refleja la luz en el dispositivo”, advirtió la especialista.

monitores de sueño

Por otro lado, los monitores de sueño que se colocan bajo el colchón suelen valerse de la balistocardiografía, una tecnología que detecta movimientos sutiles causados por el bombeo del corazón, movimientos que se vinculan con las distintas fases del sueño. Pero, aunque muchos monitores ofrecen datos sobre las fases del sueño de un usuario, como el sueño REM, y el sueño profundo, estas mismas se definen por patrones cambiantes de actividad cerebral, algo que la mayoría de los dispositivos no pueden medir.

“Inferir la calidad del sueño y sus fases a partir de fenómenos periféricos como el pulso o la respiración tiene ciertas limitaciones inherentes, sobre todo si la persona no está sana”, señaló Mathias Baumert, profesor asociado de Ingeniería Biomédica en la Universidad de Adelaida, en Australia, al medio neoyorquino.

monitores de sueño

Los investigadores critican los intentos por parte de los monitores de sueño de sumar los datos de todas las noches de una persona para generar una calificación o puntuación global del sueño. Tanto Baumert como otros expertos del tema, señalaron que los algoritmos que utilizan las empresas para determinar estas puntuaciones son secretos empresariales y no están avalados por la comunidad científica. Incluso algunos médicos piden a sus pacientes que ignoren ese tipo de mediciones para evitar el estrés.

Los mismos especialistas señalaron que una de las ventajas de los monitores de sueño es su capacidad para captar y registrar datos a largo plazo en el entorno natural de sueño de una persona. Goldstein señaló que los datos de estos dispositivos también podrían comprobar en qué medida acostarse y levantarse a la misma hora cada día afecta positivamente sus parámetros, pero advirtió: “El sueño no puede reducirse a un conjunto de números o puntuaciones”.

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios