Wednesday 29 de May, 2024

SALUD | 19-12-2023 14:16

¿Existen los hongos medicinales?

Distintas tiendas naturistas ofrecen diversos hongos que son promocionados para curar enfermedades y mejorar la salud.

Según la empresa de investigación de mercados Allied, en 2020, el mercado global de hongos medicinales, o llamados funcionales, estaba valuado en casi 8.000 millones de dólares y, en ese momento, se proyectó que para 2030 su valor alcanzaría los 19.300 millones de dólares. Estos productos han sido utilizados desde hace miles de años en la medicina tradicional china y ahora aparecen frecuentemente como una tendencia de moda para la salud y el bienestar.

Los hongos funcionales son promocionados como curas potenciales, desde aliviar la ansiedad y la depresión, mejorar la inmunidad y las funciones cognitivas, hasta reducir el colesterol y la hipertensión. En las tiendas dietéticas y naturistas, se pueden encontrar hasta 17 productos diferentes de suplementos o polvos de hongos medicinales.

“Estos hongos son el producto de moda actualmente”, afirmó la doctora Emily Leeming, investigadora de nutrición del King’s College de Londres, al portal de la BBC y agregó: “Se les promociona como fármacos para ayudarte potencialmente a acabar con la ansiedad, mejorar la depresión, entre otros beneficios para la mente que se afirman en las etiquetas de estos productos”.

Hongos medicinales

Sin embargo, la investigadora británica advirtió: “Creo es que estas afirmaciones, en este momento, son bastante exageradas, no tenemos ninguna evidencia de esos beneficios en humanos o la evidencia que hay es muy limitada”. Desde hace muchos años se han estado llevando a cabo estudios sobre los hongos y sus efectos, pero la mayoría de las investigaciones se han realizado en cultivos celulares o ratones y los resultados, según los expertos, no siempre se trasladan a los seres humanos.

“En China se han realizado muchos estudios que apoyan los efectos que tienen estos hongos, pero se han estudiado sus efectos en células que crecen en cultivos, o en experimentos con ratones que han sido alimentados con cantidades enormes de hongos”, explicó Nicholas Money, experto en biología micológica de la Universidad de Miami al medio británico. “Pero hay una enorme brecha filosófica y científica entre ese tipo de experimentos y en llevarlos a los niveles de la medicina occidental para ver si realmente funcionan”, aclaró el especialista.

 Money publicó en 2016 una revisión de los estudios sobre los efectos de los hongos medicinales. “Mi conclusión fue que no, basado en el tipo de evidencia que solemos buscar cuando estudiamos los medicamentos que se recetan. Actualmente, esa evidencia de que estos productos tienen algún efecto comprobado en la salud y el bienestar en humanos no existe. Con las medicinas lo que esperamos es que funcionen y esa misma lógica no se aplica a los hongos medicinales”, concluyó el investigador.

Hongos medicinales

Según los expertos, el problema radica en que los hongos medicinales se venden como alimentos y no están sujetos al mismo tipo de regulaciones a las que se somete a los medicamentos que son recetados. En la actualidad, se conocen unas 2.300 especies de hongos comestibles y denominados funcionales en el mundo. Aunque las consideradas terapéuticas son menos de una docena.

Entre los mas reconocidos están: Reishi (Ganoderma lucidum), que es un hongo polípero que tiene una llamativa superficie roja pulida, Shitake (Lentinula edodes), una seta color marrón con un aroma intenso, Cola de pavo (Coriolus versicolor) que tiene forma de abanico de franjas multicolores, Cordyceps (Ophiocordyceps unilateralis) un famoso hongo parásito que se introduce en insectos muertos y reemplaza al huésped, Chaga (Inonotus obliquus), otro hongo parásito que aparece en abedules muertos de forma irregular con apariencia de carbón quemado y Melena de león (Hericium erinaceus), que crece en grupos redondeados con filamentos como barbas largas de color blanco.

Hongos medicinales

Los hongos en sus redes subterráneas pueden absorber y reciclar nutrientes de las plantas que los rodean y han ayudado a producir muchos productos básicos para la vida, incluidos medicamentos como los antibióticos penicilina y cefalosporinas, y la lovastatina, que reduce el colesterol. Por otro lado, como alimento, los hongos tienen enormes propiedades nutricionales, son una fuente importante de proteína vegetal, vitaminas D y B, tienen varios aminoácidos esenciales, además de que son ricos en fibra y minerales.

“Sé que no a todos les gustan los hongos, pero realmente son muy buenos como alimentos nutritivos, son una fuente fabulosa de fibra, y tienen una enorme cantidad de betaglucanos, que son una especie de carbohidratos complejos”, señalo Leeming  y añadió: “Los hongos contienen esos betaglucanos que son muy beneficiosos para el microbioma intestinal. Pero necesitamos muchas más investigaciones para entender cómo funcionan los hongos como alimentos específicos y su impacto en nuestras bacterias intestinales”.

A pesar del mercado de suplementos de hongos, la ciencia farmacéutica aún no ha empezado a explorar el potencial de los hongos como medicamentos. Pero con los avances para extraer información genética de los organismos, se estima que cada vez haya más esperanzas de que una mayor variedad de compuestos que producen los hongos pueda aislarse, purificarse y usarse en dosis específicas para tratar enfermedades humanas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios