MúSICA | 23-01-2022 00:43

Canto a la resiliencia

Contra todos los pronósticos y consejos, se concretó felizmente una nueva edición, la número 26, del tradicional festival jazzero de Punta del Este, Uruguay.

* * * * (Cuatro estrellas)

Las condiciones estaban dadas muy a medias. La variante Ómicron está entre nosotros y es estadísticamente imposible que en grupos de cualquier índole no haya algunos contagiados. Si de lo que hablamos es de un festival internacional que nutre su programación de artistas llegados casi en su totalidad desde el exterior, la jugada era aún más riesgosa. Pero ya el año pasado, su inefable productor y creador Francisco Yobino se había quedado con la espina por no poder hacerlo; tanto que organizó unas pequeñas juntadas en los primeros días de enero con músicos y para publico orientales. Como esta vez todo apuntaba a que el verano sería más “normal”, se atrevió con el encuentro grande. Y lo hizo.

Aunque como en rigor no podía ser distinto, el 26º Festival Internacional de Punta del Este tuvo sus marcadas diferencias respecto de sus antecedentes. Y esas diferencias estuvieron principalmente en la necesidad de reemplazar músicos que a último momento no pudieron viajar por situaciones variadas ligadas al virus; tales los casos de nuestro baterista Daniel “Pipi” Piazzolla y del saxofonista canadiense Grant Stewart, ambos nombres del elenco estable del festival, o del saxofonista estadounidense Vincent Herring.

La cabeza musical, por supuesto y como siempre, estuvo en el saxofonista y clarinetista Paquito D’Rivera, en su doble papel de músico todoterreno y animador/presentador de las cinco noches que duró este año el encuentro. Los reacomodamientos, los reemplazos de último momento, la inquietud constante por no saber qué pasaría, trajeron alguna zozobra. Pero como tantas veces, Yobino sacó al mago de la lámpara y el festival ocurrió, con algunos momentos
excelentes y con músicos que lograron adaptarse y lucirse.

Vale entonces mencionar al baterista Phil Stewart, a los pianistas Tardo Hammer y Alon Yabnai, a la cantante armenia Lucy Yeghiazaryan, al trío argentino encabezado por el cada vez más interesante y talentoso pianista Hernán Jacinto, a los uruguayos Popo Romano (contrabajo) y Nicolás Mora (guitarra), a las permanentes participaciones de D’Rivera. Y, sobre todo, a la espectacular juntada final del saxofonista Eric Alexander con los trompetistas Diego Urcola, Jeremy Pelt y Bruce Harris, junto a Paquito y sus músicos que dio la brillantez conocida a este ya legendario y resiliente festival uruguayo.

 

Galería de imágenes

Ricardo Salton

Ricardo Salton

Periodista crítico de música.

Comentarios