Martes 17 de mayo, 2022

MúSICA | 02-02-2022 14:28

La Juana cantautora

Ex actriz y cantante muy personal, Juana Molina colmó la sala principal del CCK para recorrer algunas canciones de su repertorio.

* * * * (Cuatro estrellas)

Fue parte de la farándula mucho antes de saberlo, como que es la hija del gran cantante Horacio Molina y de la modelo y actriz Chunchuna Villafañe. Pero apenas pudo hacer su propio camino, supo distinguirse de ellos. Se hizo muy famosa y reconocida en los ’90 al frente del exitosísimo programa “Juana y sus hermanas”.

Sin embargo, heterodoxa, rupturista e inconformista como siempre fue, abandonó la profesión de actriz en el pico de su éxito para abocarse de lleno a la música. En 1996, editó su primer y excelente disco “Rara”, producido por Gustavo Santaolalla. Se mudó a Los Ángeles, siguió grabando y volvió a reinstalarse en su ciudad de Buenos Aires.

A esta altura, tiene varios álbumes publicados con suertes artísticas y de ventas dispares. Aunque es posible descubrir una coherencia marcada por su personal estilo de escribir canciones –entre naïves, folklóricas, pop, electrónicas, candomberas o country- donde conviven con comodidad Alfredo Zitarrosa, María Elena Walsh, Eduardo Mateo,
Spinetta y el rock naciona
l, todo pasado por el tamiz del procesamiento electrónico.

Aunque aparentemente sencillas en su factura, las canciones no llegan al público “limpias” sino como  sonidos elaborados, con voces e instrumentos –guitarras, teclados- sampleados, con ostinatos rítmicos que ordenan el discurso musical y con su estilo vocal siempre personal.

En el vivo del CCK, Juana repasó algunas de sus canciones después de abrir el concierto con una musicalización compartida con Ale Franov, tan “rara” como todo lo que hace, de algunos versos del “Martín Fierro”. Y tuvo un compañero de lujo en la batería y la percusión de Diego López de Arcaute.

Puede decirse quizá que se reitera en el modo de trabajar su discurso estético y que eso le juega en contra. Por la contraria, es tan seria su propuesta, es tan elegante y virtuosa la puesta de luces, es tan respetuosa en el modo de plantarse ante el público, que su espectáculo, como todo su recorrido artístico, merece el mayor de los respetos.

Galería de imágenes

Ricardo Salton

Ricardo Salton

Periodista crítico de música.

Comentarios