Domingo 27 de noviembre, 2022

OPINIóN | 25-11-2022 11:55

Cómo lograr que los ambientes se vean más amplios

Claves del diseño interior, desde el color, la iluminación y la elección del mobiliario, para que maximizar los espacios.

Una habilidad fundamental en el trabajo de interiorismo, un “must” para la profesión, es saber cómo aportar amplitud a los espacios chicos. Para todo diseñador es un desafío a resolver, donde el ingenio y la creatividad en estos casos, son indispensables. Cada centímetro cuenta y tiene que ser aprovechado al máximo. 

Aumentar la luminosidad de la paleta de colores elegida, desde el color más claro, tanto en muros y techos como en pisos, contribuye a garantizar la continuidad de la vista. Cuando se combina la pintura de las paredes con el color del mobiliario, se logra una integridad con el ambiente, y  los muebles quedan desapercibidos, por lo tanto, el espacio se descomprime. Parece magia, pero sólo es teoría del color.  

Para cualquier proyecto a desarrollar, contar con luz natural es algo muy preciado, ya que estimula a que se disfruten más de los espacios, que se vean más grandes y llenos de vida. Para eso es importante la cantidad y tamaños de las ventanas.  La disyuntiva está en saber si es adecuado colocar o no cortinas.

Cómo maximizar espacios.

Cuando se trata de ambientes pequeños, la mejor alternativa es no colocar ninguna, aunque en muchas ocasiones no es posible por cuestiones de intimidad. Si bien las cortinas sirven para regular la luz, dar privacidad y vestir las aberturas, se recomienda utilizar materiales traslúcidos para dejar pasar la claridad, incluso cuando están cerradas.

De la misma manera en que se trata de potenciar la luz natural durante el día, al caer la tarde se necesita una iluminación bien planificada que ayude a lograr ambientes diáfanos. Lo que se busca entonces desde el diseño es establecer un patrón de luz artificial que evite las zonas de sombra y proporcione la cantidad de luz justa para iluminar los diferentes espacios. Es por esa razón que colgar solamente una lámpara de luz no es suficiente.

Hay que añadir a la iluminación general luces indirectas y bajas que ayuden a crear ambiente como las dicroicas colocadas al ras del techo. Una vez definida la luminosidad, también entra en juego la temperatura, ya que los tonos pueden transmitir calidez o frío. El grado de luminosidad (oscuro o claro) es el que determinará la sensación de amplitud de los espacios, y el tono del color, la temperatura. 

Cómo maximizar espacios.  

Otra manera muy fácil de aumentar el espacio visualmente y sumar luz es con la incorporación de espejos. Objetos de decoración que reflejan claridad, amplían ambientes y les otorgan profundidad. Su colocación frente a las ventanas contribuye a que los ambientes sean más grandes de lo que realmente son.

Al momento de realizar un proyecto integral de diseño en el que se necesita generar una extensión de sus dimensiones, es importante llevar la mirada hacia arriba y diseñar ambientes con techos altos. También es indispensable que haya áreas vacías para la circulación, que permitan la correcta apertura de ventanas, puertas y muebles,  garantizando un ambiente funcional.  

Al momento de pensar en el mobiliario, el recurso más usado es colocarlos separados del piso, con bases metálicas o colgar muebles de los muros a fin de lograr amplitud visual. Para que los espacios pequeños se perciban grandes, es importante equiparlos con muebles que ocupan poco lugar, el tamaño horizontal es perfecto en estos casos a fin de conseguir un efecto visual de amplitud y longitud en los ambientes. 

En cada uno de los proyectos se trata de mejorar la habitabilidad de los espacios, con materiales innovadores. Desde el interiorismo se está siempre en búsqueda de las nuevas tendencias a fin de satisfacer las expectativas de los clientes y brindarles diferentes alternativas para que sus espacios sean únicos, disfrutables, amplios y luminosos.

 

 *cofundador y socio de Estudio Modo Casa

por Gustavo Yankelevich

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios