Viernes 22 de enero, 2021

OPINIóN | 26-11-2020 14:39

Qué escenarios se barajan de cara al 2021

Eduardo Fracchia analiza las perspectivas para el próximo año, ante la incertidumbre a la hora de tomar decisiones.

Es probable con discutible porcentaje de ocurrencia que nos vayamos acercando a cierta normalidad. El escenario ideal en ese sentido es la resolución del canje ya concretada, el acuerdo con el Fondo, moderación de reclamos populistas en el marco de la elección de medio término, vacuna y eventualmente fin de la pandemia. Aunque ciertamente es difícil asignar un porcentaje de ocurrencia en lo que se refiere al horizonte de normalidad, sería deseable que se consoliden las decisiones y tendencias observadas en los últimos días, en línea con una aproximación más ortodoxa, pro mercado, pro círculo rojo de la gestión económica y de su respaldo político.

Esta “racionalidad” y normalización incluye un ajuste fiscal intenso. Es un gran desafío bajar el déficit primario de 7,5% a 3% o a 4% si se cumple la meta del presupuesto lo cual se está gestionando a través de un recorte importante a jubilados, reducción del salario real del sector público y anulación del IFE. Un gran desafío concretar ese desempeño fiscal con una pobreza en 50% y desempleo cerca de 20% en Navidad. No es lo que escribió Stiglitz ya que, de acuerdo a su visión, no se hace ajuste fiscal en recesión.

La devaluación cambiaria en la cotización comercial es razonable en esta lógica de normalidad a los efectos de disminuir una brecha muy distorsiva de 100% y con riesgo de ampliarse.

En relación a la emisión monetaria, se observa una moderación que se hace transfiriendo utilidades del BCRA, no adelantos transitorios. No obstante, la masa monetaria liberada es un desafío importante para el año que viene con riesgo de que se traslade a precios. En ese sentido, el mercado proyecta a la inflación del año 2021 en 50%. Este año el nivel de precios todavía más contenido por el tipo de cambio oficial, por los precios cuidados y el bajo consumo agregado. En este escenario de normalidad también hay que cuidar el déficit cuasi fiscal que se genera con las Leliqs y los pases.

Por otra parte, es clave cuidar las reservas internacionales para evitar eventuales corridas cambiarias. Se espera que la cosecha con buen precio de la soja y menor volumen sea generosa en dólares, Para cerrar en esta normalidad no pueden aparecer eventos disruptivos ideológicos que descoloquen la figura presidencial como lo ocurrido en el caso de Vicentin, telecomunicaciones, toma de tierras, teletrabajo, entre otros episodios.

 

*Director del Área Economía IAE Business School, Universidad Austral.

También te puede interesar

por Eduardo Fracchia*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios