Saturday 20 de April, 2024

OPINIóN | 21-02-2024 06:08

Milei y la promesa judía

La embajada argentina en Jerusalén, Hamas y la conversión. La influencia de la religión en su cabeza.

Javier Milei cumplió con parte de su palabra: su primer viaje como presidente fue al Estado de Israel. Argentina, que siempre tuvo una buena relación diplomática con Israel, se ve sacudida por las promesas políticas en campaña de Milei pero también por las decisiones económicas que lleva a cabo. ¿Cuáles son las promesas políticas del economista liberal libertario y qué nos dicen del actual gobierno?

1) La embajada argentina en Jerusalén. Trasladar la embajada a Jerusalén supone, al menos, dos problemas para la Argentina. El primero es teológico-político. Milei dijo que “cuando el Uno le ordenó a Moisés que rompa las primeras Tablas de la Ley, la primera palabra que pronunció fue Jerusalén, por lo tanto, hay que llevar la embajada desde Tel Aviv a Jerusalén”. Por tanto, mover la embajada proviene de un argumento teológico, pero no político. El segundo problema radica en que la embajada argentina se establece en Tel Aviv por la ley 14025 en su artículo 2. En otras palabras, antes de trasladar la embajada, la ley debe pasar por el Congreso y ser modificada.

Mario Suli en Nueva York junto a Milei.

2) Hamas y el terrorismo. Desde el ballotage en adelante, Milei tiene la intención y la insistencia de declarar a Hamas como grupo terrorista para la Argentina. Sin embargo, ganó las elecciones y todavía no integra la lista de grupos terroristas. En estos momentos, la canciller Diana Mondino lo estaría preparando. ¿Podrá cumplir con su objetivo en tiempo y forma?

Milei al visitar la tumba del Rebe de Luvabich

3- La conversión. Milei había prometido que, de ganar las elecciones por la Presidencia, iba a convertirse al judaísmo. Pero no es algo tan sencillo. Porque no se trata sólo de la circuncisión ritual, sino también del estudio y el cumplimiento de las mitzvot (los preceptos). En una entrevista que concedió un día antes del ballotage, sostuvo que se va a convertir pero luego de finalizar su carrera política. ¿Estafó a sus votantes o es un desplazamiento de lo prometido? A fin de cuentas, no cumple con su palabra y queda suspendido en una oratoria que nunca se termina de cumplir. Como un mesías, ese que no termina de llegar.

 

* Facundo Milman, especialista en pensamiento judío.

por Facundo Milman

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios