Lunes 26 de octubre, 2020

PERSONAJES | 20-09-2020 00:57

Connie Isla: “Mi misión es masificar un mensaje”

Cantautora, actriz y activista del veganismo y el feminismo. Música, marca de indumentaria slow fashion y su libro.

Dueña de una voz dulce y unos ojos sinceros, con más de medio millón de seguidores en Instagram y un mensaje que inspira a los jóvenes, Connie Isla se convirtió en la referente del activismo vegano más influyente de su generación. La pelirroja de pelo largo nació y se crió en el barrio porteño de Palermo, sus papás, una juninense llamada Marcela y un rionegrino llamado Leandro, la apoyaron en su decisión de dedicarse al arte, un destino que ya tenía decidido desde muy chica: “Aprendí a tararear canciones antes que a hablar”, cuenta la cantante que hizo del ukelele su marca registrada. Durante 2019 trabajó en su nuevo disco, se mudó con su novio, Nicolás, y cumplió otro sueño: escribir un libro. “Más luz x favor” se publicó a principio de año y además de abrirle una puerta a sus seguidores hacia su infancia, su vida y su proceso de transformación, es una guía donde comparte recetas, películas, documentales y tips sustentables. Además tiene su marca de indumentaria slow fashion llamada “Vrote” y diseñó un ukelele. Todo eso antes de los 30. 

Noticias: ¿Cómo surgió la idea del libro?

Connie Isla: Siempre me gustó mucho escribir, en el colegio me mandaban a competencias intercolegiales de escritura, también al ser cantautora tengo la escritura incorporada. Siempre supe que iba a querer escribir un libro en algún momento de mi vida, pero no me imaginé que iba a ser tan pronto. Más allá de mi música, me considero una activista de diferentes causas, como el veganismo, feminismo, sustentabilidad, y sé que hay mucha gente que además de mi música, me sigue por eso, y que me consideran una referente en ciertos temas. Hay gente que sabe mucho más que yo de estos temas, pero que quizás no tiene llegada en las redes. Está bueno ocupar ese lugar, obviamente de forma responsable

Noticias: ¿Le molesta el término “influencer”?

Isla: No me molesta para nada, sé que muchas veces hay una suerte de prejuicio cuando nos dicen “influencers”, yo soy un montón de cosas y no me molesta que me digan que soy instagramer, como si eso fuera algo que no vale, o que debería dar vergüenza, como si no fuera un trabajo de verdad. Encuentro en Instagram una herramienta que me ayudó a ganar mucha más masividad, si no, no sé cómo lo hubiese logrado de otra forma. Me sirvió para mostrar mis reflexiones, mis cambios de hábitos, y demás. La plataforma tiene lo suyo, no digo que sea todo un feliz cumpleaños.

Connie Isla

Noticias: ¿Cómo fueron sus inicios en la música?

Isla: Mi abuela es profesora de música, mi abuelo era tenor, mi mamá me impulsó a que me forme en comedia musical y mi viejo es melómano fanático, tenía la música en todos lados. Siempre supe que esto era lo mío. Fue algo que se fue dando desde un lugar muy privilegiado, tuve la posibilidad de ir a un colegio bilingüe, hice cursos de comedia musical, de canto, mi familia me apoyó mucho, no solo desde lo económico, sino desde la enseñanza de determinar ciertos límites y de darle valor a la libertad, para que me hiciera cargo de este camino que elegí. 

Noticias: ¿Qué reflexión le merece su camino en la música, desde el primer videoclip hasta hoy?

Isla: Fue un pasaje que estuvo muy bueno, crecí viendo a artistas como Britney Spears, Christina Aguilera y tenía la idea de vivir el sueño americano, hacer giras con fuegos artificiales y demás, pero mi idea de la fama cambió muchísimo. Sigo queriendo hacer giras y llegar a la gente, pero desde otro lado. Siempre tuve la idea de ayudar, pero el activismo apareció hace 3 años en mi vida y cambió por completo mi visión del mundo, y de cómo yo me veía en el mundo.

Noticias: ¿Cómo fue ese despertar?

Isla: A través del veganismo. Fui vegetariana por 7 años y desde hace 3 soy vegana, hace 10 años que no como animales. El veganismo siempre me había parecido súper admirable, pero inaccesible, incluso siendo vegetariana creía que el veganismo era muy extremo y difícil de llevar a la práctica, hasta que probé, me fui convenciendo, conocí a algunas personas veganas y me di cuenta de que eran prejuicios los que tenía. En un mes ya era vegana. Con el veganismo se me activaron muchos sensores, no solo los que estaban relacionados con los animales y la ética, sino de empezar a empatizar y despertar del piloto automático en el que nos vemos sumergidos en este torbellino del mundo contemporáneo en el que todo es para ayer.

Noticias: ¿En qué cuestiones todavía está en proceso de deconstrucción?

Isla: En todo. Deberíamos deconstruirnos todos los días. Trato de tener la cabeza abierta, ponerme en los zapatos de la otra persona. Es un hábito que hay que ir incorporando.

Connie Isla

Noticias: Otra faceta del activismo la llevó a tener su marca de ropa sustentable, ¿nota que está cambiando la industria de la moda?

Isla: Está cambiando, pero a paso lento. La industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo, no solo a nivel ambiental, sino humano, es totalmente nociva por la precarización laboral. Una de cada seis personas en el mundo trabaja de alguna forma en la industria textil, más del 80% son mujeres y solo el 2% cobra un salario “digno”. Eso nos deja con un grandísimo porcentaje de personas en el mundo que trabajan de esto y no tienen sus necesidades y derechos cubiertos. Que se sigan utilizando pieles, animales y derivados, es terrible. La contaminación ambiental es tremenda. Las redes sociales y la viralización han permitido que seamos más conscientes de qué tenemos puesto, quién lo hizo y demás. Es un cambio paulatino. 

Noticias: Es bastante optimista acerca de las nuevas generaciones, ¿cree que ya vinieron chipeadas diferente?

Isla: No sé si es que vinieron chipeadas, pero sí ya entraron en un mundo con otros principios y otras preocupaciones. Somos una de las primeras generaciones en sentir el cambio climático y una de las últimas que puede hacer algo al respecto. Cuando yo era chica no se hablaba del cambio climático, hoy en día la preocupación ambiental es algo que no para de crecer. Es una cuestión de urgencia y necesidad. Esta generación va a tener más conciencia porque el ambiente mismo les manifiesta las preocupaciones. 

Noticias: ¿Qué fue lo que más le costó a usted?

Isla: Lo que más cuesta es despertar efectivamente, darse cuenta de que en este mundo pasan cosas muy malas. No hace falta irse a otra parte del mundo para ver lo que es la injusticia, la desigualdad, el machismo, el racismo, están en nuestra misma casa. Reproducimos todo el tiempo estas barbaridades. Lo más difícil es darse cuenta y decir: “Tengo que ser parte del cambio”. Hay personas que tienen más responsabilidad, pero yo soy una consumidora y eso me pone en un lugar de responsabilidad. En especial si sos una persona privilegiada como yo, que tuve educación, tengo una red tan grande, un micrófono, a la hora de actuar y cómo comunicar sus causas.

Noticias: ¿En qué momento se dio cuenta de su llegada al público?

Isla: Cuando veo que tengo más de medio millón de seguidores no tomo noción de cuánto es. Cuando me hice vegana y empecé a hablar de veganismo, todos los días recibía mensajes que decían: “me hice vegana por vos”. Y sé que no es por mí, pero en ese momento cuando me empezaron a llegar tantos mensajes dije: “Wow, esto no es chiste, hay mucha gente que está cambiando gracias al mensaje que yo transmito”.

Noticias: ¿Cómo se lleva con las críticas y la parte negativa de la exposición?

Isla: En estas causas donde hay temas tan sensibles, al principio uno es muy pasional. El año pasado tenía otro tipo de activismo, no sé si más agresivo, pero más chocante, fue un año muy intenso, tenía que sacar el disco, escribir el libro, los videoclips, la mudanza con mi novio, estaba en una vorágine, pero este año pude frenar y me cayeron muchas fichas, sobre todo con mi forma de comunicar las cosas, opté por comunicar mi activismo de otra forma y cuidar mi vida personal

Connie Isla

Noticias: Usted hizo del ukelele una marca registrada, ¿qué le pasó con eso?

Isla: Estuvo buenísimo. Lamentablemente hoy en día el ukelele tiene mala fama, no sé por qué se lo relaciona con el concepto de “milipili” (n de r:calificativo despectivo que se le da a una chica superficial), porque la gente tiene una necesidad de etiquetar a cuanto ser se le cruce por delante. El ukelele tiene una combinación de tres factores que para mí no tiene ningún otro instrumento: es muy barato comparado a otros instrumentos, es súper fácil de aprender a tocarlo y es chiquitito, lo podés llevar a todos lados. Tiene cierta magia. Es lógico que se haya puesto de moda. La música es transformadora, sana, une. Me ha llevado a hacer acciones como lanzar mi propio ukelele con la marca Bamboo, donde de cada cuatro ukeleles que se vendían, donábamos uno a una escuela de música de bajos recursos, donamos 200 ukeleles.

Noticias: ¿Dónde quedó la actriz? 

Isla: En mis videoclips actúo, me gusta mucho. He hecho una serie web, que se llama “Adentro”, con Sofi Pachano, Delfi Chaves, Santiago Ramundo, Mariano Saborido y Santiago Talledo, ya hicimos dos temporadas a beneficio de la Cruz Roja, es muy probable que haya una tercera temporada. A mí me encanta actuar, pero demanda mucho tiempo, es poco compatible con otras cosas, además hay que salir a buscar.

Noticias: ¿Cuál es su misión?

Isla: Poder visibilizar a través de mi música, o de Vrote, o de la actuación, diferentes causas. Transmitir un mensaje. Que la gente pueda cuestionarse. Ser un vector para masificar un mensaje.

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariana Haramburu

Mariana Haramburu

Periodista.

Comentarios