Martes 27 de octubre, 2020

PERSONAJES | 20-09-2020 00:55

Luis Machín: “No creo que la pandemia nos mejore”

Es parte de “Matar al Dragón” y hace “Procesos creativos”, un programa por Instagram. Dolores y desafíos de los nuevos tiempos.

Es un luchador en corajuda resistencia. Reconoce que atraviesa una profunda tristeza y que sintió que la pandemia era su tiro de gracia. Pero, guerrero al fin, le encontró la vuelta a la falta de recursos económicos y a la abstinencia de escenario (la cuarentena lo bajó de un hondazo del ensayo general de “La gesta heroica”, de Ricardo Bartís). Decidió que si no podía actuar, podía hablar de actuación. Y eso viene haciendo en vivos por IG, en convenio con la provincia de Santa Fe y de Córdoba. Parecería que esas charlas con realizadores y actores de las provincias en cuestión lo pusieron más reflexivo. No tiene problemas en reconocer sus propios prejuicios y asumir, por ejemplo, que al principio le costaba pensarse en una película de género, como “Matar al dragón”, de Jimena Monteoliva, que filmó cuando todavía se podía y que ahora se ve en Cine.ar, donde compone a un oscurísimo ser del submundo. 

Noticias: ¿Qué fue lo que lo tentó de ese guión?

Luis Machín: No soy un muy buen lector de guiones ni de obras de teatro, por eso me cuesta mucho definir las obras. La mayor cantidad de veces que me sentí distante con un texto o guión, han sido películas u obras extraordinarias. Por eso le presto atención a un guión cuando me produce rechazo, cuando me produce la sensación de decir: “Esto no se puede hacer”. Y en el caso de “Matar al dragón” lo que había ahí era algo que me resultaba complejo.

Noticias: Como si se activara ante la incomodidad.

Machín: Sí, cuando me llega un material que me parece imposible, me produce una enorme adhesión además de rechazo. Soy extremadamente desconfiado de entrada con todo el mundo, con actores, con periodistas, algo que reconozco como un error gravísimo porque la mayoría de las veces me llevo sorpresas para bien.

Noticias: ¿Qué le pasa a ese hombre tan combativo con el apagón de la pandemia?

Machín: Es un momento muy complicado, de enorme complejidad, para el planeta entero pero yo me conozco desde hace 52 años, entonces es un momento de enorme dificultad. Tuve que salir a ver cómo generar recursos.

Noticias: Y lo hizo muy bien. 

Machín: No sé si muy bien pero entendí rápidamente que con relación a la actuación esta situación es demoledora y me puse a pensar de qué manera seguir ofreciendo algo que tenga nobleza, ser fiel a lo que yo puedo dar. Entonces generé un vínculo con el Ministerio de Cultura de Santa Fe y de Córdoba y me puse a hablar con otros referentes de lo que sabemos hacer. 

Noticias: No se hubiera imaginado hace un año en un rol de entrevistador.

Machín: Sí, eso me ha servido también para desprejuiciarme en relación con muchas cosas. Por ejemplo, mañana voy a entrevistar a un humorista muy conocido en Córdoba y he estado preparando la charla y viendo sus espectáculos y a lo mejor en lo personal no elegiría sacar una entrada para ver un espectáculo de humor en Córdoba, quizás por prejuicio y quizás porque no me resulta tan convocante. Sin embargo he aprendido a ver al ser humano detrás de su creación. 

Noticias: Detrás de su personaje social tan aplaudido y avalado, ¿qué le pasa al ser humano?

Machín: Mirá, yo soy consciente de muchas de las cosas que despiertan ver trabajos míos, pero siempre tengo la sensación de que no alcanza

Noticias: ¿No alcanza lo que da o lo que recibe?

Machín: No, lo que recibo en general son muestras de mucho cariño, pero no es que trabaje con el afán de buscar una aceptación. Tal vez en algún momento donde uno se cree un poco más de lo que es, que en nuestra actividad es tan proclive que pase. La lucha por los lugares te lleva a creerte algunas cosas como para instalarte. 

Noticias: Decía que sentía que no alcanza.

Machín: Es que yo siempre tengo la sospecha de que se dice más de lo que se piensa de verdad pero es por mi característica de desconfiado. A nosotros se nos pide muchísimo, que sepamos en relación con un montón de cosas. El programa que estoy haciendo (en IG) se llama “Procesos creativos” y parte de algo que yo venía pensando hace mucho tiempo, que en la mayoría de las notas no hablaba de lo que hacía sino de un montón de otras cosas. Y no digo que no debamos tener opinión, soy de los actores que cree que desde nuestra actividad se modifican cosas y rumbos. Pero empecé a sentir que no sé si había tanta importancia en lo que yo hacía

Noticias: ¿Cómo lleva la idea de que la actuación será una de las últimas actividades en volver?

Machín: Me di cuenta de que no íbamos a actuar por mucho tiempo. Por lo menos no volver a actuar como la única manera que yo conozco que es la que hice hasta mediados de marzo. No es que no haya hecho cosas y no esté programando hacer otras pero no sé si es actuación lo que voy a producir en lo que dure esta nueva normalidad. Considero que son nuevas experiencias. Creo que es la muerte del teatro, una muerte de la cual después se va a resucitar, es una especie de muerte de ficción porque lo que estamos viviendo parece una película malísima de género. Entonces en esa especie de película clase Z, el teatro se murió y estoy esperando la segunda parte, a ver cómo revive y después ver si esa resurrección es creíble y se sostiene, si la voy a esperar con ansias o voy a decir: “No la veo más”.

Luis Machin

Noticias: En su última nota con NOTICIAS decía que si no actúa, se enferma. Es lógico que esto le resulte dramático. 

Machín: Sí, sí, yo lo vivo así y considero que si no tuviera a mis hijos que son chiquitos, sería un golpe mucho más duro porque sé que hay que sostener y ellos necesitan muchísimo de uno. Con una pandemia, algo que nadie se esperaba, si no hay campo de reflexión es porque no hemos entendido nada. Pero no creo que la pandemia nos mejore como especie. Es tremendo pero habrá que seguir sosteniendo las creencias, afirmarse en las cosas que a uno lo hacen fuerte y tratar de transmitir lo mejor posible para los que vengan. También veo que hay una enorme confusión en todos los ámbitos y cuando los actores estamos convulsionados, parece que tuviéramos un enorme sentimiento de solidaridad que se disipa bastante rápido cuando las cosas se aquietan.

Noticias: ¡Esos dardos de Machín!

Machín: Pero es que es cierto porque no es la primera vez que la actividad está en una encrucijada, aunque es la peor y más grave. Cuando una especie de abeja reina que nosotros no tenemos está en peligro, todos vamos hacia un mismo lugar, nos juntamos. Ahora, está la vacuna y todo se empieza a disipar y ya de nuevo viene la característica de los actores que más trabajan, de los que más se oponen al sindicato, de los que más están con el sindicato… tenemos una maleabilidad que creo que tiene que ver profundamente con lo que somos, nosotros hacemos muchos personajes, no hay que dejar de pensarlo. No lo digo atacando, pero yo los conozco mucho a los actores porque vivo adentro de uno (sonríe). 

Noticias: ¿Dice que terminan teniendo máscaras que se ponen y se sacan en la vida misma?

Machín: Creo que algo de eso hay. No te lo hubiera dicho hace veinte años, quizás tampoco hace diez. Pero probablemente también uno se va poniendo más grande, se va poniendo más ácido, ojalá que eso no permita que uno pueda seguir siendo vulnerable.

Noticias: ¿La pandemia les genera una especie de abstinencia por la falta de actuación?

Machín: Sin duda. A mí me ponen la vacuna y me dicen que la gente puede entrar tranquilamente al cine y al teatro y yo me voy al escenario o al set. He tratado de que esto no me mate, incluso en el sentido literal, trato de salir lo menos posible, y de que no me anule cierta capacidad crítica, cierto buceo emocional, cierta posibilidad de repensar algunas cosas. Pero mi sensación es de una profunda tristeza donde por primera vez siento de manera muy contundente que la posibilidad de autodestrucción está muy cerca

Noticias: Cuando hablaba de los actores, los imaginaba en una carrera a los codazos. ¿Le genera ansiedad que haya pocos lugares y dar batalla para ocuparlos? 

Machín: Siempre sentí esa batalla, pero no siento que la haya hecho a los codazos. Hay momentos en los que uno se siente más importante, como más imprescindible. Pero siempre sentí, hasta el día de hoy, de que yo mañana me puedo quedar sin trabajo para toda la vida, de que mañana pueden no llamarme nunca más. Y ahora estimé que era mi tiro de gracia. Siento que la pandemia me puso en el lugar de un tipo grande. Estoy ahora como estaba mi abuela con el teléfono, uno trata de pilotearla y de hacerse el viejo canchero pero... Sobrevivirán mejor los que puedan hacer un streaming y jerarquizarse desde ese lugar y nosotros empezaremos a ser un poco los señores que yo veía cuando era jovencito y decían que ellos la obra la harían así o asá. No quiero decir con esto que ya está y que mi pensamiento quedó obsoleto, por supuesto que voy a seguir actuando pero pasé los 50, las cosas se empiezan a poner un poco distintas, el cuerpo está bastante distinto. 

Noticias: ¿Esa sensación no tendrá también que ver con que perdió a su mamá hace un año?

Machín: Sí, exactamente hoy hace un año. Es muy probable. A mi mamá la tuve muchos años y vivió bastante bien en general, nos pudimos despedir, hubo una cantidad de cosas que son bastante ideales. De todas maneras la muerte es implacable y no estamos preparados para eso.

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios