Lunes 28 de septiembre, 2020

PERSONAJES | 11-09-2020 11:19

Tiffany Calligaris: “Empecé a escribir para no olvidar”

Lleva publicados once libros en ocho años y la consideran “la reina del Fantasy”. El último es “Cisne de noche y cristal”. Entre las demandas de la industria y los propios retos.

Tiffany Calligaris podría protagonizar su próxima historia fantástica. Porque, ¿quién logra publicar en un mismo año dos libros si no tiene ayuda de la magia? En marzo presentó “La sinfonía del unicornio” (Planeta) y ahora lanza “Cisne de noche y cristal” (Puck, Urano).  Además acaba de terminar “El crescendo del dragón”, la continuación de “La sinfonía del unicornio” —que verá la luz en marzo o abril—. Desde su llegada a las librerías, pasaron ocho años y once libros.  

En su vida anterior, con un título de abogada y una madre abogada ambientalista, hasta se imaginó a sí misma en esa rama del Derecho y escribiendo solo por hobby. La cuestión es que, mientras cursaba en la facultad, su cuaderno de apuntes se empezó a llenar de un mundo fantasioso que terminó convertido en “Lesath, memorias de un engaño”, su novela inaugural. La vorágine había comenzado. 

Noticias: ¿Vivir de la literatura fue un objetivo o algo que le sucedió?

Tiffany Calligaris: Fue un poco de las dos. Siempre me interesó escribir pero lo hice como hobby. Mi primera novela no la escribí con el plan de publicar sino que siempre fue: “Tengo esta historia en mi cabeza, tengo estos personajes y estos diálogos, quiero escribirlos para no olvidármelos”. De chica siempre escribía historias cortas, las anillaba y las ponía en la biblioteca de casa. Siempre lo hice con la intención de revisitarlos, de abrirlos y leerlos para no olvidarme lo que había escrito.

Noticias: Escribir para no olvidar.

Calligaris: Sí, porque no quería despertarme un día y decir: “¿Cómo se llamaba ese personaje?”, quería que estuviera en mi biblioteca con otras historias. 

Noticias: ¿Cómo pasó del anillado doméstico al best seller editorial?

Calligaris: Fue un empuje gigante que me dieron mis papás. Mi papá es fanático de la literatura fantástica y de “La Guerra de las Galaxias” y yo tenía el sueño de hacer una trilogía fantástica tipo “El señor de los anillos”. Cuando terminé de escribir “Lesath”, le dije: “Pa, esta es la primera parte de mi trilogía y se llama Lesath”. La leyó él y también mi mamá, les gustó y me dijeron que por qué no la mandaba a una editorial. Yo no quería abrirme de esa manera con gente que no conociera y leyera mi historia porque soy súper tímida. Ahora me acostumbré un poco más pero en ese momento era impensable. Así que fue un empuje de mis papás de decirme que debía probar. 

Noticias: ¿La rebotaron en alguna editorial o le abrieron la puerta de inmediato?

Calligaris: Empezamos a mandarlo a editoriales, hasta que llegó a manos de una chica que hacía scouting de libros y ella lo llevó a Planeta pero sí, hubo editoriales que lo rechazaron.

Tiffany Calligaris

Noticias: ¿Cómo hace alguien para presentar dos libros en 2020?

Calligaris: Sí, es un año raro de entender.

Noticias: Pero también lo es semejante producción y éxito.

Calligaris: Es un tren que no para, una vez que uno está, tiene que seguir produciendo para seguir siendo relevante. Gran parte de mi público es joven y está acostumbrado a esta inmediatez de las redes sociales y hay que estar generando contenido. 

Noticias: ¿Las redes le imprimen un ritmo vertiginoso al circuito literario?

Calligaris: No solo al circuito literario. Cuando empecé a publicar, las redes no estaban tan desarrolladas entonces me llegaban mensajes de los lectores a medida que iban leyendo, pero no con la inmediatez de hoy que sale un libro el lunes y el martes, miércoles o jueves recibo mensajes de gente que lo terminó y que quiere saber cuál va a ser el próximo.

Noticias: ¿Cómo hace para no desbordarse en el “dame más” ajeno?

Calligaris: Fue un proceso escalonado que creció año a año, por suerte no fue algo que pasó de un día a otro y estalló.

Noticias: En su infancia y adolescencia había cierta incomodidad con sus pares y estaba ensimismada en sus propios mundos paralelos. Ahora le escribe a gente de la edad que tenía cuando se sentía así.

Calligaris: Eso es algo que me encanta. He hecho muchas charlas en colegios y cuando veo a alguien en quien me siento reflejada —chicas abrazadas a los libros o con la bufanda de Harry Potter o el pin de una saga—, siempre es con quienes más me esfuerzo en tratar de generar diálogo. 

Noticias: ¿Cuándo se sintió escritora?

Calligaris: Creo que la primera vez que presenté un libro en la Feria del Libro. Siempre iba en plan de lectora y estar sentada en un stand firmando libros, me pegó fuerte.

Noticias: Pasó del miedo a que la lea un desconocido a ser referente.

Calligaris: Sí, fue un impacto fuerte. Mi mamá estuvo conmigo y se reía porque las chicas venían medio temerosas y ella les decía que no se preocuparan porque yo estaba más nerviosa que ellas (risas). ¡Las lectoras y yo estábamos igual!

Tiffany Calligaris

Noticias: Hablaba antes de que no se podía bajar del tren, ¿le da miedo que se corte la gran llegada que tienen sus historias?

Calligaris: Sí, creo que el miedo siempre está, en especial cuando es una historia nueva. En el salto de la trilogía “Lesath” a la pentalogía “Witches”, tuve miedo de perder lectores porque a todos les gustó mucho “Lesath” y me pedían un cuarto libro y yo lo había pensado para tres. Tenía esta idea de brujas de Salem y quería seguir avanzando como escritora y escribir algo contemporáneo, mi miedo inmenso era que “Lesath” hubiera sido una excepción. Creo que es un miedo constante de todos los autores de que algún día se corte el chorro de la creatividad. Pero siempre hay una idea que fluye y estoy contenta de sentarme a escribir. Eso no cambió, pero me tuve que acostumbrar a los tiempos de escribir una historia y a producir todos los años.

Noticias: ¿Cómo construyó a Alex, la protagonista de “Cisne…”?

Calligaris: Tenía la idea de una joven bailarina y para tener una voz, empecé a buscar muchas cosas mías, agendas de mis 13 años, revolver los recuerdos de quién era yo a los 13 años. 

Noticias: ¿Y quién era a los 13?

Calligaris: ¡Estaba a full con Harry Potter! Siempre fui muy introvertida, de quedarme en casa con mis libros, tenía grupos de amigos pero necesitaba tiempo para mí sola. Mis papás a veces me acompañan a escuchar autores que me gustan y, cuando ya había empezado a publicar, en una charla de otra autora, de repente mi papá le dice a mi mamá: “¡Eso era lo que le pasaba, era una escritora!”, (risas) porque se dio cuenta de que un montón de escritores tienen historias parecidas: necesitan espacio propio, se sienten cómodos con ellos mismos y les gusta entretenerse solos. 

Noticias: Imagino que no abona la idea de que los más jóvenes no leen.

Calligaris: Creo que a veces los adultos esperan que los chicos lean lo que ellos consideran literatura y ellos tienen su propio criterio y gustos. 

Noticias: ¿El Fantasy se ve como un género menor?

Calligaris: Sí, creo que sí, lo experimenté de chica de parte de algunos profesores que sabían que siempre leía y cuando les decía que estaba leyendo Tolkien o “Las crónicas de Narnia” es como que esperaban que estuviera leyendo algo más serio. 

Noticias: En medio de tanta tecnología y estímulos, ¿qué hace que un chico siga interesándose en el mundo medieval o en uno con toques mágicos?

Calligaris: Creo que los libros siguen siendo la única plataforma donde uno tiene la libertad de poder ir llenando con la imaginación los espacios entre cada palabra

Noticias: Eso que vale para toda la literatura, se exacerba en el Fantasy, ¿no? 

Calligaris: Sí, te da la posibilidad de agregar muchos matices. Los sentimientos siguen siendo los mismos, los problemas de la trama a veces tienen magia o criaturas fantásticas pero son tramas reconocibles. En “Cisne…”, me fascinó el contraste entre el cisne blanco y el negro en el ballet (es una especie de retelling de “El lago de los cisnes”) y me encantó la idea de traducir eso al lenguaje de un libro. Y ahí fue que arranqué en un mundo muy colorido y, a medida que avanza la historia, se va haciendo muy negro y gris. 

Noticias: ¿El resto de los escritores también mira de costado al género?

Calligaris: Nunca lo sentí en los colegas escritores, sí de periodistas.

Noticias: Porque siempre le hacen la pregunta de si se va a abrir a otros géneros, ¿no?

Calligaris: Sí, me han llegado a preguntar si me iba a poner seria (risas). Honestamente no necesito que me consideren seria o no seria, estoy feliz de seguir dedicándome a lo que hago pero es cierto que es un género que algunos creen que no aporta. 

Noticias: ¿Para qué escribe?

Calligaris: Escribo para mí, porque soy mi primera lectora y es algo que me trae alegría. Y ahora también escribo para mis lectores porque se generó una comunidad súper linda. Además, me encanta entrar a una librería y ver que mis libros están junto a otros y sentirme parte de una comunidad de escritores. Siento que nací para estar en ese mundo, me siento muy a gusto. 

   El sapo de otro pozo, ahora pisa fuerte y en una tierra fértil.

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios