Viernes 1 de julio, 2022

PERSONAJES | 25-05-2022 00:30

Francesc Orella: “No me siento muy cómodo con la sociedad que veo”

El aclamado actor catalán de "Merlí" se enfrenta a un nuevo desafío. La pospandemia, fútbol, miedos y cambios de paradigma.

No quedan tantos actores de carácter, pero él es uno. Francesc Orella, figura del teatro, el cine y las series, fue un presidente del Barça que arrastraba un eterno cortocircuito con Diego Maradona en “Sueño Bendito” y se convertirá en Pedro Ara, el médico encargado de embalsamar el cuerpo de Eva Perón en la serie “Santa Evita” seguramente siempre será Merlí, ese entrañable Profesor de Filosofía convertido en fenómeno global gracias al cariño del público.
Catalán de pura cepa, dueño de un humor punzante, maestro del buen decir, habló con NOTICIAS sobre su nueva serie “Días Mejores” disponible en Paramount+. Allí interpreta a Luis, un empresario duro y egoísta obligado a formar parte de un grupo terapéutico para padres que han perdido a sus parejas. Sus escenas junto a la reciente ganadora del Goya a la Mejor Actriz por la película Maixabel, Blanca Portillo son antológicas (el quinteto protagónico se completa con Marta Hazas, Alba Planas y el actor mexicano Erick Elías). Esta serie española ineludible lo tiene todo: es agridulce, sensible, graciosa, inteligente y ganchera.
Cómo aprender a escuchar en un sordo mundo postpandémico, los nuevos vínculos que reflejan las ficciones, el rol de los medios, el miedo como arma de corrección política y una inextinguible rebeldía en esta charla.

Noticias: “Días Mejores” es una serie sobre cómo sobrevivir al duelo. ¿Cómo piensa que impactará en el público después de estos años donde tanta gente perdió a sus seres queridos?
Francesc Orella:
Es cierto que la serie toca el tema del duelo ante la pérdida de una pareja pero creo que va a llegar de una manera interesante porque “Días Mejores” tiene ese tono luminoso y positivo, a pesar de los momentos duros. El espectador va a poder ver una imagen que refleje de alguna manera sus propias carencias y angustias.  Pero siempre teniendo en cuenta que existe este lado, sabiendo que  hay alternativas en la vida y que uno no está solo. Pienso que la serie por sus distintos tonos, porque hay mucho humor a pesar de los dramas, es como la vida. Hay momentos para reír y para llorar como nos pasa a todos, en ese sentido es muy realista y cercana, el público encontrará calidez y ternura a través de los personajes.

Noticias: Hablando de calidez, usted se hizo conocido mundialmente por interpretar al profesor de filosofía más querido en la serie Merlí. En “Días Mejores” compone a Luis, un empresario egoísta que maneja su vida familiar como si fuera una compañía. ¿Cómo se logra hacer querible a un tipo tan antipático?
Orella:
(Se ríe) Bueno, es nuestro trabajo. El trabajo del actor es ponerse en la piel del personaje, darle cuerpo y alma. Luis es un tipo que está muy lejos de Merlí, lo cual me gusta. Es un hombre al que le cuesta empatizar con su familia, con los problemas de sus hijas, con la difícil relación que ha tenido con su mujer. Está claro que la echa de menos, pero es un hombre egoísta, con una estructura conservadora, un poco estrecho de miras. Él tiene una idea de la felicidad basada en el materialismo, en la ostentación, posee esquemas mentales muy antiguos, pero algo se va a mover en su vida.

Noticias: Ahora finalmente se habla de la salud mental, un tema que siempre se calló como si fuera vergonzante y que en esta serie es central. ¿Cómo enfrenta su personaje ese prejuicio generacional con la asistencia psicológica?
Orella:
Él va a salir cambiado. Inicia la terapia obligado por cuestiones laborales después de haber sufrido una crisis de ansiedad y empieza con mal pie debido a una relación difícil con la terapeuta. El hombre no entiende qué hace ahí con los otros compañeros pacientes, pero va a ir aprendiendo a escuchar a los demás y a que ellos lo escuchen. Al principio le costará mucho contar su vida privada en público, es ese tipo de personajes encerrados. Muy seguro aparentemente, pero con los pies de barro. Se le va a desmontar la estructura y eso es lo que más me interesa de él.

Noticias: En “Días Mejores” hay una gran diversidad con respecto a las edades de los protagonistas, que van desde la adolescencia hasta la adultez. Su personaje tiene una amante que es contemporánea, escapa al cliché del ejecutivo y la jovencita. ¿Se vienen mejores roles para actores y actrices que superen los 50?
Orella:
Es posible, aunque todavía funcionan mucho en pantalla las relaciones con diferencia de edad, especialmente si él es mayor que ella. Pero es verdad que cada vez hay más relaciones de madurez entre personajes que componen una pareja, como en el caso de Luis y esa relación con la amante que ya tenía en vida de su mujer. Están cambiando paradigmas en la sociedad, pero en distintas direcciones. Es más amplio el abanico de relaciones, las familias están estructuradas de otra manera, las personas necesitan compartir emociones pero también compartir intereses, gustos, aficiones… y Luis es el ejemplo del tipo que necesita que una mujer le dé un poquito de caña, como decimos aquí. Alguien que le plante cara, se lo merece. Como lo hace su hija mayor con la que también tendrá una historia interesante. Porque él está ajeno a los problemas de sus hijas y a enfrentar una paternidad en solitario, ahí habrá más de una lección que lo sacará del estado en el que está.

Noticias: Dijo “estado” y se impone preguntarle, ¿sigue teniendo en su estado de Whatsapp la frase “paren de prohibir que no alcanzo a desobedecerlo todo”?
Orella:
Esa frase la he visto en muchos instagrams porque ha hecho fortunas (se ríe)  Yo la leí en un graffiti pintado sobre una pared y por eso la utilicé, la comenté en alguna entrevista y la fotografié para ponerla en mi cuenta. Fue durante la etapa más dura de la pandemia cuando se mezclaron las medidas sanitarias lógicas con otras prohibiciones polémicas que afectaban a la libertad de expresión y de reunión. Han sido dos años… qué te voy a contar, complicados. Y esa frase me pareció muy rotunda, con ese humor casi inglés, irónico, que a mí me gusta y que refleja un estado de ánimo crítico. Porque necesitamos una opinión crítica para con lo que nos rodea y sobre todo para con los poderes que nos controlan. Hay que ser capaces de discernir y de ser rigurosos con lo que nos ocurre o con lo que nos imponen. Por eso la frase me pareció tan acertada y lúcida.

Noticias: ¿Cómo se lleva con la mal llamada corrección política?
Orella:
¿Cómo lo llevo? Buena pregunta. Por un lado, en general e independientemente de lo que ha ocurrido con la pandemia, los tiempos que estamos viviendo me parecen muy complejos y duros, en general con limitaciones de libertad, de maneras de pensar. Hay mucho dirigismo y manipulación en la información que nos llega. Tenemos que estar muy alerta, más que nunca. Mi personaje de Merlí hablaba de vivir cuestionándote, arengaba a dudar de todo. La duda no define una falta de carácter, es una inquietud, un hacerse preguntas sobre nuestro alrededor. Ahora son tiempos en los que dudo más que nunca. Realmente no me siento muy cómodo con la sociedad que veo, me siguen cabreando muchas cosas, me mantengo rebelde con varias cuestiones que afectan no sólo a la política sino a las relaciones sociales.

Noticias: ¿Entonces no era cierta esa frase que aparecía en tazas o posteos y decía:  “De esto vamos a salir mejores”?
Orella: Creo que la pandemia ha cambiado las relaciones interpersonales, veo a la gente muy encerrada en sí misma, con gran presencia del miedo. El miedo, de cualquier tipo, siempre es negativo y castrador.
No se trata solo del miedo a la enfermedad sino también al temor a decir lo que piensas, al otro, a lo distinto. Ver como el racismo, la xenofobia y la intolerancia están creciendo en el mundo me preocupa. Intento adaptarme pero son tiempos difíciles.

Noticias: La última… Tiempos difíciles también vivió el Barça de Maradona, usted interpretó al fallecido presidente de la institución Josep Luis Núñez en la serie “Sueño Bendito” y es hincha del club.  Dígame, cómo sobrevivimos al Barça sin Messi?
Orella: ¡Qué pregunta! Creo que el club tiene que acostumbrarse a estar sin Leo, hay una generación de jóvenes futbolistas a la que ha apostado el Presidente y que inspiran buena confianza. Messi ha sido una escuela, un maestro para muchos jugadores jóvenes y confío en este Barca de los nuevos nombres que están incorporándose al equipo. Estamos en un momento de transición. 
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Soberano

Marcela Soberano

Comentarios