PERSONAJES | 14-07-2022 12:24

Jorge Burruchaga: "La experiencia no se compra"

Con el espíritu de equipo intacto, los campeones del '86 encararon juntos un proyecto vitivinícola. El recuerdo de Maradona.

Un 29 de junio de 1986, Jorge Luis Burruchaga brindó una exhibición de lucidez mental, resistencia física, sangre fría y personalidad para convertir el gol decisivo que le dio a la Selección Argentina su segunda y última Copa del Mundo.

De esa época de gloria en tierras aztecas, Burruchaga conserva las enseñanzas de Bilardo, el espíritu de compañerismo, la vocación solidaria unida al impulso emprendedor junto a un grupo de hombres que le otorgaron a la sociedad argentina uno de los momentos más inolvidables de alegría colectiva. Antes los unió el frenesí de triunfo, el arrebato competitivo y el deseo de permanecer en la historia. Ahora los reencuentra, a varios de ellos, la pasión por el vino.

Este notable mediocampista polifuncional que permanece en la memoria de aquellos que lo vieron jugar conversó con NOTICIAS de las cosas que suelen traer felicidad a los argentinos: el fútbol, la amistad y los buenos vinos.

Noticias: ¿Cómo se involucró en el proyecto de los vinos Héroes y La Final?
Jorge Burruchaga:
El proyecto surgió a raíz de Oscar Ruggeri y de un amigo suyo que trabaja en la bodega Mendoza Vineyards. El fin de este emprendimiento es tener un resguardo para seguir ayudándonos entre nosotros, los Campeones del 86.

Noticias: ¿El resultado de las ventas tiene fines solidarios?
Burruchaga: Bilardo siempre nos dijo: Hay que estar juntos, unidos.
Nosotros jugamos en otra época donde el fútbol era distinto, y aunque no es mi caso, algunos muchachos están con ciertos problemas. Por eso se nos ocurrió hacer un vino con todos los nombres de la gente que formó parte, desde los jugadores hasta el cuerpo técnico y médico, en las etiquetas. El objetivo final de ayudar a los Campeones y a sus familias es lo que nos hace felices. 

Noticias: Tuvo la oportunidad de jugar con Bochini y con Maradona. ¿Qué destacaría de cada uno de ellos?
Burruchaga:
De los de mi época fueron sin lugar a dudas los dos mejores y afortunadamente compartí la cancha con ambos. El Bocha a nivel Sudamericano, porque no tuvo la posibilidad de probarse en el fútbol europeo. Marcó una época, era un jugador impredecible, nos permitió hacer goles a todos a través de su magia. Diego era de otro calibre. Era capaz de jugar en cualquier parte de la cancha con su gambeta, su genialidad, aportaba un carisma, un liderazgo único que su pronta y desgraciada partida sigue marcando.

Noticias: ¿Diego es el mejor jugador que vio en una cancha?
Burruchaga: Para mí sí. Es el mejor de todos los que vi y también de todos con los que jugué.
Más allá de que hoy tenemos a Messi, no puedo decir que sea menos o más, sino que las épocas son incomparables. Diego fue increíble, haber compartido equipo con él es el sueño de todo futbolista. Cuando sos Campeón del Mundo, venís con la copa y ves a todo un país que se alegra y te agradece un éxito deportivo, es una satisfacción inolvidable. Como nos dijo Bilardo: “La gloria no tiene precio”. Hasta el día de hoy no se volvió a ganar un Mundial, no es fácil, pero en el 86 tuvimos la posibilidad de jugar con ese monstruo llamado Diego que estaba dispuesto a comerse el mundo.

Noticias: Este es un año mundialista, venimos de ganar la Copa América y la Finalissima. ¿Argentina podría ser campeón?
Burruchaga:
La historia marca que Argentina y Brasil son los dos países sudamericanos que pueden peleársela a los europeos. Argentina, Brasil, Francia, Alemania, un poco son siempre los mismos que se candidatean. Argentina hoy está muy bien, comparada con la de hace cuatro años, va a llegar con un estado anímico formidable, habiendo ganado la Copa América en el Maracaná contra Brasil. Futbolísticamente se mantuvieron bárbaro, ganaron la Eliminatoria entrando al Mundial cuatro fechas antes. Además está el gran rendimiento de los nuevos jugadores que vinieron después de esa muy buena camada a la que desgraciadamente se le negaron los títulos. Se nota que pudieron armar algo en torno a la figura de Leo. Messi hoy está distinto, liberado.

Noticias: Messi va a llegar con 35 años, ¿eso puede perjudicarlo?
Burruchaga:
Creo que Messi más allá de sus 35 años, que lógicamente hacen que no sea el mismo de años atrás, está entero. Hoy sigue haciendo de las suyas. Está aprendiendo a jugar de otra manera, como le pasó a Diego y a todos cuando empezamos a tener años encima (ríe). Contás con otra sabiduría, otra panorámica del partido, la experiencia no se compra y eso Leo lo sabe. 

Noticias: ¿Qué sintió al momento del gol a Alemania, en la final?
Burruchaga:
Cuando convertí, me arrodillé mirando el cielo, pensé en mi vieja. Y eso que ella no quería que jugara al fútbol, éramos muchos hermanos, había que trabajar. Yo estaba haciendo un gol que prácticamente nos daba un campeonato. Mi vieja sacaba recursos de cualquier lado para que jugara. Mis hermanos ayudaban. Después, cuando bajé la cabeza vi al Checho Batista que venía a saludarme (sonríe), a Diego, al Negro Enrique…y es una felicidad única. Son momentos difíciles de describir en palabras, como los nacimientos de mis hijos. Fue la felicidad más grande que tuve en la cancha, sin dudas. ¿Qué significa tocar el cielo con las manos? Un poco todo eso. 

 

@leosadako

También te puede interesar

por Leonardo Martinelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios