Wednesday 17 de July, 2024

PERSONAJES | 04-07-2024 13:58

Julieta Zylberberg: “Está legitimada la crueldad y la provocación”

La actriz se vuelve a subir al escenario con un drama que aborda la temática del abuso sexual. Clima social y defensa del INCAA.

¿Quién pudiera ser dirigida con Lucrecia Martel, Damián Szifron, Ana Katz, Ariel Rotter, Diego Lerman y Ariel Winograd? ¿O protagonizar junto a Rodrigo de la Serna, Joaquín Furriel, Leonardo Sbaraglia, Juan Minujín, Mercedes Morán, Rita Cortese, Marcelo Subiotto y Alejandra Flechner? La respuesta a todo es Julieta Zylberberg, una de las actrices más prestigiosas y queridas del cine argentino. Si el amor del público se construye con honestidad, trabajo y riesgo podemos decir que se lo ha ganado. 

Julieta nunca estuvo interesada en la tibieza ni en las aguas tranquilas del éxito asegurado y quizás por eso por eso vuelve al teatro con una obra como “Prima Facie” donde interpreta a una exitosa abogada especialista en defender a acusados de abuso sexual hasta que su punto de vista cambie de manera brutal. Un descarnado monólogo de Suzie Miller que fue un suceso en todo el mundo y subirá a escena en el Multiteatro Comafi solo por ocho semanas dirigido por la gran Andrea Garrote

Pone el cuerpo en el escenario y en la vida, le da pera pisada a su bebé mientras defiende lo que ama, cuida a Luis, su hijo mayor, y ensaya los modos y tonos de su personaje, una mujer cuyo mundo implosiona. ¿Cuántas Julietas hay en Juli Zylberberg? Las que quieras, les creemos a todas. Ella sabe que solo la felicidad nos salvará.

Noticias: Hacer teatro siendo madre de un bebé no es tarea sencilla. ¿Qué tiene de irresistible “Prima Facie” para decirle que sí?

Julieta Zylberberg: Me pasó la obra el productor Sebastián Blutrach en el verano, yo estaba recién parida y cuando la leí me volvió loca. Es super perfecta, bravísima, necesaria, pero sobre todo es muy conmovedora, me rompió el corazón, no la podía dejar. Además, cuando supe que iba a dirigirla Andrea Garrote, a quien amo y admiro un montón, fue todo un sí. No sabía cuándo, cómo ni de qué manera, pero encontramos el modo de hacerla, nunca lo dudé. Me ayudaron un muchísimo, se acomodaron a mí y a Florián haciendo muchos ensayos cortitos porque no lo dejo demasiado en casa. No es fácil trabajar con un bebé chiquito más otro hijo que también necesita atención, pero la obra es tan increíble que no podía no hacerla. Sentí que era importante en este momento de la humanidad paradójicamente tan inhumano.

Noticias: Hace pocos días se lo declaró culpable en segunda instancia a Juan Darthés en Brasil por la violación de Thelma Fardín y aparecieron muchísimos tuits misóginos. También leí comentarios como: “Ya basta con este tema de los abusos”. ¿Estrenar algo como “Prima Facie” ahora es una declaración de principios?

Zylberberg: Me parece que en el país estamos pasando un período muy difícil en el que la mujer queda en un lugar un poco desdibujado, pero también agredido y provocado, así que es un gran momento para hacer esta obra. No vi las redes, pero están los hechos, condenaron a Darthés y hay que decirlo, lo hizo la justicia brasileña. Evidentemente el tema del abuso es universal, por eso la obra cautiva tanto en distintos países, la violencia hacia las mujeres es una problemática transversal, hoy las tendencias políticas también son transversales y creo que todo está íntimamente relacionado. La humanidad está muy difícil, hay una crisis profunda del sistema, parece como si fuera un plan maquiavélico ir desesperando a la gente, vaciar de contenido de todo y marear a las personas entre tantos celulares, redes y tiktoks. Generar una especie de idiotización acompañada de hambre y violencia.

Noticias: Divididos definió a los 90 como “La era de la boludez”. ¿Estamos viviendo la era de la crueldad?

Zylberberg: Absolutamente, está legitimada la crueldad, el cinismo y la provocación como nunca. Se nota en la calle, la gente está totalmente violentada y deprimida, hay un clima social muy difícil. Por eso siento que es más importante hacer esta obra, por lo que cuenta.

Noticias: Hace un rato dijo que la dirección de Andrea Garrote, con quien ya había compartido la película “El Rapto”, pesó en su decisión de hacer “Prima Facie”. ¿El material pedía que lo dirigiera una mujer?

Zylberberg: Definitivamente, pero no porque no pudiera hacerlo un varón sino porque nos atraviesa a todas nosotras, cala hondo. Siento que hay mucha sensación de impotencia, un sentimiento de injusticia por las normas puestas por los hombres y un gran hartazgo de ese sistema. 

Noticias: En 2023 estrenó cuatro películas, “El método Tangalanga”, “Puan”, “El rapto” y “Un pájaron azul”, fue un año glorioso en materia cinematográfica. Hoy el INCAA está en una pausa eterna y parte del sector audiovisual parece adormecido. ¿Qué piensa de eso?

Zylberberg: Hay un vaciamiento del cine argentino, a mí me angustia un montón. Están destruyendo instituciones y derechos que se conquistaron con mucho trabajo, puntualmente en el cine con resultados maravillosos. El INCAA siempre se encargó del fomento, de ayudar y mover nuestro cine que es reconocido en todo el mundo, acabamos de ganar el premio al mejor guión en el Festival de Tribeca con “El aroma del pasto recién cortado” y el máximo galardón de la Semana de la Crítica en Cannes con “Simón de la montaña”, en todos lados es una marca país. Destruir todo eso por una decisión sádica que proviene de un deseo de desmantelar la cultura es terrible, nos quieren burros. Cuando más burros nos tengan, más dominados seremos. Es un plan que están ejecutando con objetivos a corto y largo plazo acompañado de una gran violencia.

Noticias: ¿Le tocó vivir en carne propia esos métodos?

Zylberberg: El día que hubo una movilización frente al Cine Gaumont fuimos con Agus y Florián (su pareja, el director Agustín Toscano y el hijo de ambos que tiene seis meses), estábamos tranquilos porque nadie iba a causar disturbios ni a inventar problemas, pero fue un auténtico horror. Cuando llegamos estaba la gente manifestando muy tranquila, pidiendo por nuestro cine y por el INCAA… me di vuelta y había una tropilla como si fuera una guerra. Muchísimos policías vestidos para un conflicto armado. Nos empezaron a barrer a todos, me fui corriendo con el cochecito. Fue una sensación que no había tenido nunca en mi vida porque viví siempre en democracia. Hay un montón de movilizaciones, pero se volvieron curiosamente peligrosas. Necesitamos respirar hondo, esperar que pase y en algún momento reestructuraremos todo, no queda otra. 

Noticias: ¿La apuesta de tantos actores al teatro es en parte un emergente de toda esta situación?

Zylberberg: Sin duda. No hay producción audiovisual y aclaremos que los actores que estamos haciendo teatro no representamos para nada la industria que genera la cultura. Hay miles de familias que viven de trabajar en la industria audiovisual que están desarmando. Va a resurgir, siempre renace, pero mientras tanto hay miles de familias sin laburo. También desmitifiquemos el tema del dinero, acá ningún actor es rico, necesitamos trabajar igual que todos para vivir. 

Noticias: La calle Corrientes está repleta de comedias. ¿Apostar a generar preguntas con un drama adulto es casi un acto contracultural?

Zylberberg: Esta es una gran obra, un drama muy intenso con un tema atractivo y convocante. La comedia es un género muy buscado, pero una propuesta que despierte al espectador es importante. No quiero perder mi tiempo pensando en pensar cuánta gente va a venir porque son cosas que distraen.

Noticias: Hablamos de esta época con el individualismo al palo, pero usted junto a actores como Martín Piroyansky y Violeta Urtizberea, forma parte de un grupo de amigos que nació en la escuela de Nora Moseinco, atravesó mil circunstancias y permaneció toda la vida. ¿Cuál es la fórmula?

Zylberberg: (Se ríe) Hay que saber rodearse. Conservo un montón de amigos de teatro, también del secundario, ahí formamos un gran grupo de amigas a las que amo y con las que mantenemos un trato cotidiano. Tengo un montón de amigos de antaño con los que hablo a diario y también es lindo ir incorporando nueva gente a tu vida. Hay que estar muy bien rodeado para habitar este mundo.

Noticias: En esos cruces de la vida y el oficio en “Puan” la dirigieron María Alché y Benjamín Naishtat. Con María habían actuado juntas hace años en la película de Lucrecia Martel “La niña Santa”. ¿Cómo fue reencontrarse con ella como directora?

Zylberberg: ¡Qué película hermosa “Puan”! Marcelo Subiotto es casi un capocómico ahí, es tremendo lo que hace. Estuvo bárbaro reencontrarme con María como directora, yo la amo, también me gusta muchísimo el cine que hace Benja. ¡Fue genial! Los productores también son amigos de toda la vida, eso es lo hermoso de nuestra industria, al ser pequeña nos conocemos todos. Son encuentros felices y creo que eso es también lo que algunos odian, no soportan la felicidad del otro. Este es un trabajo que genera felicidad y esa será nuestra salvación. Las películas son un acto de fe.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Soberano

Marcela Soberano

Comentarios