Monday 22 de July, 2024

PERSONAJES | 02-07-2024 06:06

Pablo Godoy: “Me siento responsable por enseñar un camino”

CEO de Club Med para Argentina y Países Hispánicos, incorporó la música a la gestión corporativa. Los logros de trabajar divirtiéndose.

“La música estuvo siempre, en cada una de las actividades de mi vida. Cuando dirigía grupos de retiro, daba clases de inglés o en la universidad…y hoy, como director general de Club Med a cargo de los países hispánicos de Latinoamérica, también. Porque nuestra empresa me da la posibilidad. La música para mí es inevitable. Siempre voy a encontrar el momento para que la música aparezca. Descubrí que es un talento que me permite conectar de un modo distinto con el otro. ¿Qué logro a través de la música con mi equipo de trabajo? Yo podría tocar solo, pero involucro a personas que no lo esperan y se suman, se comprometen más conmigo y con la compañía. Además, la música te ayuda a escuchar al otro. Y cuando compongo una canción para alguien, me da mucha satisfacción. No soy un gran músico, pero sé que tengo talento para trabajar con los demás. Y la música es un vehículo”. Así habla Pablo Godoy sobre su peculiar liderazgo, en donde la música es una de las variables de su gestión. Licenciado en Turismo con un Máster en Administración de Empresas en la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (UCEMA). está casado con Verónica García (44) y es padre de Francisco (18) y de Salvador (10). Músico aficionado al rock, desembarcó en Club Med en octubre de 2018.

Noticias: ¿Por qué el turismo en vez del rock?

Pablo Godoy: (Sonríe y hace un gesto pensativo) Nunca me imaginé el rock como un medio de vida…

Noticias: ¿Se sentía atado al paradigma del músico bohemio que zozobra en la incertidumbre económica?

Godoy: No fue eso. Para mí la música siempre fue un medio para lograr otra cosa. Para conectarme con personas, un camino para llegar a la gente con la que trabajaba en las organizaciones. Nunca pensé en tener un estudio formal de música para vivir de la música. Para mí es un lenguaje, también una pasión que me acompaña desde hace más de 30 años. Nunca vi la música más allá de un modo para expresarme. Tengo mis momentos para hacer mi música. Canalizo, catalizo, compongo.

Noticias: ¿Cuál es su tarea como CEO de la compañía?

Godoy: Tengo asignados territorios que todavía no tienen resorts -son los países hispánicos de Latinoamérica, Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela-. No tengo Brasil, con sus tres villages Club Med. Entonces, mi función es lograr que en cada uno de esos mercados, ya sea en forma directa o a través de las agencias de viaje, consuman el producto. A todos estos países los gestionamos desde Buenos Aires. Es fácil decirlo. Pero estos países tienen que llevar a sus habitantes a vacacionar al Club Med. Entonces mis tareas abarcan desde la gestión comercial, estrategia de marketing, finanzas, administración, sistemas. Todo esto reporta a mí. 

Noticias: Usted dijo: “Pasé de ser CEO de una pyme con dueños de carne y hueso a una multinacional”. ¿Cómo sintió ese pase?

Godoy: En la pyme tuve el privilegio de tocar todos los botones de la compañía, a escala más chica. Pero pude intervenir en aspectos relevantes como inducir a los socios a comprarse o venderse entre ellos y cambiar la situación societaria. Y ahí anduve por caminos insospechados, desde definir su política de dividendos hasta sus acciones comerciales. Fue un laboratorio real, de carne y hueso, porque estás enfrente de una persona. En una multinacional, no tenés todas las decisiones bajo tu poder; solo a veces conocés a los accionistas y los impactos tanto positivos como negativos tienen una amortiguación. Hay como capas de airbags que van frenando… Yo reporto al Presidente que está en Brasil, y él tiene la autoridad máxima en todos los países bajo mi órbita. Mi vida privada cambió porque la dinámica de esta multi tiene un ritmo de viajes y hay una presión corporativa que es distinta a la presión de carne y hueso. Una multinacional es multicultural, hay idiomas e idiosincrasias diferentes para ver la vida. Y esto supone un desafío.

Noticias: Históricamente, ¿cómo fueron los orígenes del Club Med?

Godoy: En 1950, posguerra, Gerard Blitz de origen belga fundó una organización sin fines de lucro dedicada al alojamiento de turistas en tiendas de campaña en las islas Baleares. Era veterano de guerra, asumo que debe haberse enfrentado al sufrimiento y también era un nadador olímpico. Es condecorado por su heroísmo y el gobierno le encomienda crear como campos de recreación para los soldados, con estrés post traumático principalmente. Y es él quien organiza estos encuentros de rehabilitación. Aquí está el germen. Y organiza el primer viaje. Dice que la vida es suficientemente difícil y necesitamos momentos de disfrute. Un lugar para no preocuparse por nada, que sea solo diversión. Donde la gente no piense qué va a comer, quién va a cocinar… y pone su lado deportivo porque añade tenis, remo. Con el tiempo, las tiendas de campaña se sustituyeron por cabañas de paja y éstas por modernos alojamientos hoteleros, hasta que el negocio se convirtió en una de las empresas turísticas de mayor éxito mundial. Sin darse cuenta, inventó el all inclusive, cuyo objetivo es nada más que disfrutar. Y él deja una frase: “El objetivo de la vida es ser feliz, el momento de ser feliz es ahora y el lugar para ser feliz es acá”. Bien existencialista. Con esto compuse una canción que cantamos con el equipo.

Noticias: Vuelvo a citarlo. Usted dijo “Nuestra motivación es lograr la felicidad”. ¿Qué es la felicidad para el Club Med?

Godoy: Tener todo resuelto para que el que vacaciona solo disfrute. Disfrutar tiene que ver también con la interacción con el otro, en escenarios que sean destinos fantásticos. Que el goce se obtenga tanto en familia como en pareja. Que el deporte sea central. Que la comunicación con los geos -organizadores gentiles- sea fluida. Esto es felicidad para nosotros y para nuestros clientes. Estamos todo el tiempo generando nuevas formas para dar felicidad. Porque nuestros clientes también fueron cambiando su idea de felicidad; ellos son cada vez más exigentes. Y los complacemos sin perder el espíritu esencial del Club Med. 

Noticias: Vuelvo a su gestión. Usted es un hombre orquesta, literal.

Godoy: Uno no puede luchar por ser lo que no es. Cuando lo entiende, queda alimentar eso que es, pulirlo. Uno no elige cómo gestiona. Hay una analogía entre aquel que arma su banda de música y el que arma su equipo de trabajo. Elige a los mejores. Ese scouting es mi fuerte. Uno de mis talentos - tengo pocos- es que cuando abro las audiciones, sé leer a la gente. Yo sé qué persona me puede acompañar y en qué puesto. Cuando gestionás, es lo mismo en la música que en la oficina. Yo me siento responsable por enseñar un camino. En la música elijo la gente en función de los registros vocales. Y para que me acompañen en la gestión, es algo similar con respecto al perfil y el talento, y hago el mayor esfuerzo para informarlos sobre sus funciones. En la ejecución, soy el que toca los instrumentos, el que canta, el que lidia con las emociones del que no se siente a gusto. Vieras lo difícil que es sacarle una canción a alguien y decirle que le queda mejor a otro. Cuando el show está por empezar, me corro y veo la escena. Pero me involucro tocando piano, guitarra y batería. ¡Y sí, lo que se dice un hombre orquesta!

Noticias: ¿Cómo ve la Argentina y el turismo de su segmento?

Godoy: Nuestro mercado es el cliente A, el segmento menos impactado por las crisis. Tenemos 74 villages en el mundo, en todos los continentes, excepto Oceanía. Nosotros trabajamos con una porción muy chica de argentinos. Este año de extrema crisis, estamos vendiendo más que nunca. Nos miden por euros, claro, pero hay un valor que no se degrada y es la cantidad de noches que vendemos. En el primer semestre estamos cerrando con un 15% más de noches que en 2023. El nuestro es un cliente poderoso y nuestra propuesta es muy adecuada. Ellos saben que la vida no está comprada y el momento para ser feliz es ahora. Tenemos clientes que nos dicen, quiero invitar a toda mi familia y tener esa foto mental. Este era el momento en que yo cambiaba el auto. Tengo 4 autos, no necesito cambiar ninguno. El impacto emocional de comprarte un bien tiene una duración muy corta, cada vez más corta. La mayor satisfacción al comprarte un auto está en el proceso de elegirlo. Una vez que estás arriba, la emoción dura dos semanas. La experiencia es esa foto indeleble.

Noticias: ¿Habrá un Club Med en la Argentina?

Godoy: Todo tiene que ser en el momento justo. Entiendo que la Argentina todavía no está para recibir una inversión de 150 millones de euros, que es lo que cuesta hacer un Club Med. No hay todavía reglas claras. En algún momento será, estoy convencido.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Sissi Ciosescu

Sissi Ciosescu

Periodista.

Comentarios