Viernes 23 de octubre, 2020

PERSONAJES | 16-10-2020 14:56

Laura Grandinetti: “Nunca nadie me llamó solo por mi apellido”

La hija de Darío Grandinetti ganó un premio ACE como Revelación y hace una obra con poesías de Pizarnik. Búsqueda propia.

Hace 14 años la temporada de Mar del Plata tenía en cartel “Ella en mi cabeza”, escrita y dirigida por Oscar Martínez, y protagonizada por Juan Leyrado, Natalia Lobo y Darío Grandinetti. En una entrevista, este último decía: "Sólo tiene sentido subir a un escenario si no se trata de perder tiempo; respeto mucho al escenario y al tiempo de vida, el mío y el de la gente". Lejos de ser una pérdida de tiempo, la obra fue un éxito, no solo a nivel taquilla sino también porque atravesó como un rayo vocacional en la osamenta de su hija Laura, que apenas tenía ocho años. La chiquita de ojos grandes y labios carnosos se sentaba cada noche en alguna butaca del Auditorium y con los pies sin tocar el suelo, volaba. Ella quería ser esa que estaba arriba del escenario. Desde entonces —en realidad desde un poco antes— no dejó de estudiar Actuación: primero comedia musical en la academia de Julio Bocca, luego con Hugo Midón y más tarde con Julio Chávez. Ahora tiene 23 años, un premio ACE como Revelación 2019 por su trabajo en “Después de casa de muñecas”, aprovecha la pandemia para adelantar materias de la carrera de Curaduría y Gestión Cultural  y es parte de “Las lilas, el silencio y la noche” donde, con poesías de Alejandra Pizarnik, distintas actrices ponen sus voces en off y toman el desafío de volverlo materia visual a través de imágenes que ellas mismas fueron construyendo con la cámara de su celular (entradas por Alternativa Teatral para el  4, 11 y 18 de octubre). Una buscadora decidida a forjar su propia identidad.

Noticias: En “Después de casa de muñecas”, decía que al repetir las funciones se encontraba sorprendiéndose en las diferencias que aparecían cada noche, toda una reivindicación del aquí y ahora del teatro, ¿no? 

Laura Grandinetti: A full y hay veces que uno no está tan en el aquí y el ahora pero los demás te hacen volver, a mí me parece lo más difícil de todo, es una repetición sin fórmula. El teatro es el lugar donde estoy más a salvo en el mundo, siento que llego y es un refugio. A mí me da mucha seguridad cuando tengo un casting porque siento que ya mostré y que están confiando en mí. También me da seguridad todo lo que estudié y me preparé y lo que sigo haciendo.

Noticias: Parece que nunca le pesó el apellido. Siempre aclara que nunca sintió que le dieran un papel por eso sino que ganó cada uno en base a su propio esfuerzo.

Grandinetti: Yo busco trabajo con mi representante, todo lo que hice fue por casting o una mini prueba o por un laburo anterior en el que me vieron. Nadie levanta el teléfono y llama por mí, nadie me llamó nunca solo por mi apellido. A Javier (Daulte), que fue el primero que me dio la oportunidad, obvio que lo conocí por mi papá y sabía de mi pasión pero también de todos mis años de estudios y me probó. Para mí el trabajo trae trabajo

Noticias: ¿Cómo es eso de que no se engancha con que las redes sean una forma de abrir puertas?

Grandinetti: No lo juzgo pero no me sale, siento que es toda una energía que yo elijo poner en mis clases, en casting o en estudio. Todo el tiempo busco trabajo y hay un montón de veces que no tengo. Pero tengo la suerte de poder vivir con mi mamá y de que no me falte para comer, entonces trato de estudiar y de meter un terciario, algo que me interesa y que me complementa mucho porque me encanta actuar pero también generar cualquier acontecimiento cultural. Trabajo para poder actuar siempre, pero si no puedo, no es mi primera opción empezar a moverme como otra cosa que no sea ser actriz, porque nadie está actuando en Instagram, hacen otras cosas que están buenas y consiguen marcas y se sacan fotos. Yo no podría nunca, a mí me da una inseguridad física, no soy segura de ir a posarle a nadie, no lo podría hacer aunque quisiera.

Laura Grandinetti

Noticias: ¿Tendrá que ver con que su madre, Marisa Mondino, se retiró de una gran exposición?

Grandinetti: Sí, puede ser y con mi papá también o mi hermano (Juan) que empezó unos años antes que yo y entonces hay algo que uno mama… en realidad mi mamá disfrutó de su laburo pero la exposición nunca fue fuente de felicidad para nadie de mi familia, tampoco fue fuente de padecimiento, pero no hay una felicidad por estar expuesto en sí, la cosa de la intimidad, de la vida privada… eso para mí se decide y está bárbaro que lo viva quien así lo quiere. 

Noticias: No viene en el combo.

Grandinetti: Para nada, yo creo que no, hay millones de actores de los que uno no sabe nada y admira. Es la elección de cada uno.

Noticias: ¡Qué responsabilidad trabajar con nombres tan fuertes como el de su padre, Paola  Krum, Jorge Suarez o María Onetto! ¿Le pesa o la envalentona?

Grandinetti: Siempre me planteo que lo único que tengo que hacer es estar a la altura, no desentonar. Cuando me agarra inseguridad y miedo, trato de bajar al trabajo, decirme que tengo ensayos para probar y equivocarme. Y cuando estás con esos actores que admirás o con un director como Javier, hay algo de subirse a lo de ellos. Voy a los ensayos a trabajar mucho, a tratar de entender el personaje, a jugar y a equivocarme e incluso, algo que me cuesta, a hacer el ridículo.  

Noticias: ¿Cómo es ser parte de “Las lilas…”?

Grandinetti: En este momento espantoso en el que uno siente que no actúa hace tanto, me llamaron para Pizarnik y fue como: “¡Guau!”. De entrada te digo que tenés mi corazón si me viste en algo y te gusté y me pensaste para otra cosa (risas). Además estoy con un enganche con la poesía, es algo que me gustaría hacer más, que me gustaría escribir y me empiezo a acercar de a poco. Y de Pizarnik tengo su diario íntimo y su antología completa de poesías que me regaló mi tía hace varios años, así que sentí que había una conexión. Es una voz muy íntima, como brusca por momentos, entonces fue muy lindo encontrar las maneras de interpretarlo y ver qué me evocaba para filmar algo acorde con ese sentir. Porque la consigna de filmar, es ponerme un poco desde otro lado. Fue una invitación a crear un poco en medio de la pandemia y eso es hermoso

Noticias: ¿Se piensa en Argentina o la tienta probar suerte en España donde está su padre?

Grandinetti: Siempre me pensé acá. Mi papá y mis hermanos están allá pero estudié acá y me encantaría poder actuar en mi país y devolver algo o generar algo. Me gustaría hacer más teatro oficial, un unitario en tele y más películas. Sí pensé que si se da un bache muy largo, iría a probar pero no para quedarme sino para tratar de hacer un pie acá y otro allá e ir detrás del laburo, pero no como un pensamiento de que allá va a suceder algo que acá no. Trato de hacer mi camino acá, tengo ganas de tener la oportunidad, es cuestión de buscar y de alguien que te dé la posibilidad. 

Noticias: ¿La tele sería una gran vidriera?

Grandinetti: Sí, también me gustaría por un ejercicio personal de que no tengo mucha experiencia en tele. El año pasado fui a un par de castings pero nunca quedo en tele. Una vez una chica de Polka me dijo: “Lo que pasa es que sos tan actriz de teatro…”, y yo le decía: “Pero cómo hago, porque yo quiero que me den la oportunidad”. A mí me gusta cuando voy a un casting y puedo mostrar que empecé por un lado y terminé en otro, que me transformé, eso me parece que es lo rico del trabajo del actor. 

Noticias: ¿Su sueño es ser reconocida y valorada por su trabajo?

Grandinetti: Por supuesto, trato de pensar en esto un poco narcisista y ególatra, el actor y la actriz tienen eso de que les gusta que los aplaudan y los vean. No tengo resuelta todavía esa cuestión de entender por qué yo siento que soy digna de que alguien pague una entrada para verme. Porque actúo con todo mi corazón y mi pasión tanto en una clase de teatro como en una función pero no me estoy quedando solo en mis clases, sigo buscando trabajar. Lo que sí tengo claro es que en mi vida trato de no ser una persona narcisista o egocéntrica, siento que para eso ya actúo (risas). 

Noticias: Dice que le indigna que los derechos no sean para todos, ¿qué es lo que más le preocupa a nivel social?

Grandinetti: El hambre, que la gente la está pasando horrible. A mí no me interesa hablar de política en términos partidarios, pero siento que hay un respaldo y una tranquilidad de que hay gente haciendo algo para que eso cambie, trabajando en el gobierno para lo que fueron elegidos. El país se tiene que dar la oportunidad de sacar a la gente de la pobreza, de que todo el mundo el próximo invierno tenga un abrigo y una comida caliente. Tengo que estudiar todavía mucho y seguir en contacto con otras realidades. De hecho tengo ganas este verano, si se puede, de agarrar mi auto e irme a recorrer el país. Tengo una inquietud y una intención de en algún momento aportar para transformar algo en la vida de la gente, la cultura es una gran herramienta de transformación. Y yo, en la burbuja en la que vivo por ser una privilegiada, me siento interpelada y obligada a no llegar a los 25 años sin conocer mi país. Hay muchos museos que no conozco, quiero hacer una búsqueda cultural, un rastreo por Argentina para ver qué está sucediendo porque no todo es Buenos Aires. 

 

Agradecimientos: @cholumakeup.

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios