Martes 29 de noviembre, 2022

PERSONAJES | 25-05-2022 00:37

Mercedes Funes: “Los mandatos aún tienen sujetas a las mujeres”

Se luce en teatro y televisión y con sus personajes interpela a cientos de mujeres. La construcción de su familia.

La bella y talentosa actriz Mercedes Funes puede sentirse afortunada en el trabajo y en el amor. Su presente la tiene como protagonista de la obra teatral “Me duele una mujer” de Manuel González Gil, en el Multiteatro, junto a Nicolás Cabré y Carlos Portaluppi. También participa en la tira “El primero de nosotros” (Telefe y Paramout+) junto a Benjamín Vicuña, Paola Krum, Luciano Castro, Jorgelina Aruzzi y Damián de Santo

A nivel personal, “Meme”, como la llaman sus seres queridos, amigos y la gente del ambiente artístico, hace casi un lustro que está en pareja con el periodista, conductor y productor Cecilio Flematti (48), santafesino como ella, con quien se casó hace algo más de dos años. En ese tiempo no sólo construyó una familia, sino que consolidó la unión, a través de un vínculo sólido con Lorenzo, hijo adolescente de una relación anterior de su esposo.
En la ficción, la actriz interpreta a Soledad González, una mujer tranquila, casada con Gustavo (Sebastián Presta) quien le presta poca atención y delega en ella todas las tareas concernientes a la casa y al hijo de ambos. Si bien intenta convencerse de que es feliz, las emociones que afloran luego de enterarse del drama que padece uno de sus amigos, la empujan a mirarse en el espejo.

Noticias: ¿Cómo definiría al personaje que encarna en televisión?
Mercedes Funes:
Siempre hice los que tienen más carácter y personalidad, y por eso, incluso, son atractivos para la audiencia. “Sole”, en cambio, es de esas personas que andan por la vida, no digo inadvertidas, pero casi, que poseen un mundo interior que no saben cómo enunciar. Entonces, como actriz, es un desafío ya que cuento con pocas herramientas expresivas para poder mostrar lo que le sucede. Pero es muy hermoso mostrar el alma de una mujer a la que, en apariencia, le pasan cosas chiquitas o intrascendentes, pero en el fondo lo que le ocurre no es nada pequeño y sí, por momentos bastante doloroso. 

Noticias: ¿Qué repercusión tuvo?
Funes:
Cantidad de mujeres se acercan para decirme lo identificadas que se sienten con ella. Evidentemente, hay algo de esa cosa reprimida que se pudo leer y era mi objetivo, revelar a alguien que no dice, pero siente muchas cosas, aunque no sabe cómo resolverlas.   

Noticias: ¿Cree que, entonces, está en sintonía con la necesidad femenina actual de ser escuchada?
Funes: Creo que sí. Es una lucha librada desde hace mucho tiempo por las mujeres. Hoy, sobre todo, manifestada por las generaciones más jóvenes. “Sole” tiene 40, es hija de una madre de sesenta. mujeres, me incluyo, que fueron criadas con otros parámetros, con otro mandato cultural. 

Noticias: ¿Cuál sería?
Funes:
Por suerte el mundo cambia, pero muchas de nosotras no pudimos desarrollar las herramientas para despojarnos de esos preceptos y vivir la vida de forma libre. Es que esos mandatos aún tienen sujetas a muchas mujeres, como el de la maternidad, formar una familia, tener una pareja estable, llevar adelante el hogar y que te haga feliz limpiar el piso. Parece antiguo, pero todavía en muchas generaciones de mujeres estos mandatos están. 

Noticias: ¿No se están desarmando?
Funes: Afortunadamente lo están desarmando las más chicas.
Pero a esa bisagra generacional que va de los treinta y pico a los cincuenta, aún le cuesta. 

Noticias: ¿Por qué?
Funes:
Creo que por eso ven en el personaje de “Sole” algo de lo que les pasa al preguntarse: ¿cómo hago para salir de esta construcción de vida que armé?, ¿cómo explicarle a mi compañero (me refiero a un vínculo heterosexual), también educado de la misma manera, que los dos podemos ser pares? Que ni vos tenés que ser el rudo ni yo la damisela en apuros. ¿Cómo hacemos para romper juntos estas estructuras? Los más chicos lo tienen más claro. 

Noticias: ¿Aún sobrevive esa estructura?
Funes:
De puertas para afuera se cuenta que está todo bien, pero de puertas para adentro todavía hay una cosa de rol nena-nene demasiado arraigado. 

Noticias: En el ámbito artístico, ¿se escucha más a la mujer?
Funes:
Puedo hablar por mí. Siempre me sentí escuchada por mis compañeros, hombres o mujeres, directores y directoras, guionistas. No sé qué habré sembrado en mi manera de trabajar para que se tome en cuenta lo que tengo para decir o cómo pienso. Quizás tuve suerte. Cada uno se abre el camino en este mundo como puede. 

Noticias: ¿Es importante haber formalizado su relación con Cecilio Flematti?
Funes: La necesidad de casarnos surgió porque los dos sentimos que hay ciertos momentos de la vida que se atesoran a través de los rituales.
Así, por ejemplo, una vez al año te ponen una torta con una vela encima para que soples, y te cantan el feliz cumpleaños. Con Cecilio queríamos pasar por eso, el festejo, y poder compartirlo con sus padres que son hermosos, con su hijo, con mi familia, con los amigos. Es decir, estamos todos acá y nos podemos permitir festejar esto, hagámoslo. 

Noticias: ¿Disfruta de su actual momento?
Funes: La vida pasa muy rápido y uno va entendiendo que, en definitiva, se trata de momentos. Que los lindos momentos que te puedas regalar te van a acompañar en los más oscuros. El casamiento tuvo que ver con eso y, confieso, necesitaba sentirme parte de mi propia familia, más allá de la de origen. Yo hice mi hogar y lo construí con este hombre, que tiene su hijo, y ahora es nuestra familia. A veces uno necesita rubricar las cosas. No para demostrar nada a nadie. 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios