Martes 4 de octubre, 2022

PERSONAJES | 17-04-2022 08:55

Nadia Muzyca: “Hay que retirarse entera y con sobra”

La primera bailarina del Teatro Colón se retira. Enseñanzas de una carrera brillante, y el adiós en lo más alto.

Nadia Muzyca, primera bailarina del Teatro Colón, está a punto de colgar las zapatillas de baile tras más de un cuarto de siglo como profesional. Al menos en los grandes escenarios: maestra para próximas generaciones de bailarinas, sueña con su propia compañía, pero también con una agenda más relajada y el tiempo para consentirse. 
Noticias: Se apellida Muzyca, ¿siente que estaba destinada? 
Nadia Muzyca:
Sí, creo mucho en el destino. Mi mamá siempre me contaba que durante el trabajo de parto, en la sala en la que estaba, había un cuadro de Degas con bailarinas. Siento que estaba señalada para ser bailarina.
Noticias: ¿Es ucraniana?
Muzyca: Sí, pero no tengo familia en Ucrania, esos lazos se perdiero
n. El apellido originalmente es con K. Pero a mis abuelos los anotaron mal. Muchas bailarinas me insistieron para que me pusiera la K, y Nadya. Me decían que garpaba más. Pero no siento que ser buena en la danza pase por tener sangre eslava. Yo me siento cien por ciento Argentina.
Noticias: ¿Por qué se retira?
Muzyca:
El retiro no es una decisión que se toma de un día para el otro. Siempre dije que me iba a retirar a los 40. A los 14 años ya trabajaba profesionalmente, y tengo 41, me agarró la pandemia, si no ya me hubiese ido. No me quedó nada en el tintero, me di todos los gustos, bailé todo lo que quise y superé mis expectativas. Pude hacer una gran carrera en mi país, tuve la oportunidad de ir afuera, me han premiado en Moscú. Me dicen “¿por qué te vas ahora si podés bailar un par de años más?”. Pero hay que retirarse entera y con sobra. Que la gente tenga un buen recuerdo de mi última función.
Noticias: ¿Hace balance de su carrera?
Muzyca:
Tengo muchísimos recuerdos hermosos. Momentos muy fuertes que fueron bisagras. Cuando Julio Bocca me contrató para el Ballet Argentino yo tenía 14 años, estaba en la escuela del Colón, y tuve que dejar para viajar por el mundo, para ir a Nueva York. Valoro mucho esa confianza que tuvieron en mí. Cuando me dieron mi primer protagónico a los 20 bailando Manon, hasta la gala en el Bolshoi.
Noticias: ¿Hay momentos negros?
Muzyca: Siempre, pero hay que saber sortearlos.
Con mi primer Quijote tenía unos nervios que me agarré fiebre. Mi partenaire, Federico, con quién me retiro ahora, me dijo “mejor, así estás más tranquila y no te pasás de revoluciones”. Y tenía razón, fue una función fantástica. Y otra vez, bailando Giselle, en el segundo acto se me enredó el velo en un pie, pero hice toda mi variación con la pierna atada. La ovación fue fenomenal, todo el mundo estaba pensando “esta chica se va a matar en cualquier momento” (risas). Hay que tener la mente fría, eso te lo da la experiencia. 
Noticias: ¿Hoy piensa en transmitir esa experiencia?
Muzyca: Les enseño a mis alumnos que somos humanos, te puede pasar.
Si le pasó a Julio Bocca que se cayó en una gala… Hay que salir adelante y saber manejar las frustraciones. No todos nacieron para ser primeros bailarines, pero todos tienen cosas lindas para dar. Y después yo soy muy exigente, fueron muy exigentes conmigo en mi carrera. Uno se tiene que comprometer con lo que hace, no hay magia. Finalmente me gusta acompañar desde un lado constructivo. En el ballet hay maestros que trauman. Hay que lograr metas dentro de las posibilidades de cada uno. No todos son Messi. La vida es así. He visto muchas chicas que se han arruinado, que se frustran y dejan de bailar.
Noticias: ¿Muzyca es Messi?
Muzyca: Tengo a favor mi esfuerzo, que siempre fue al cien. Y tengo a favor mi físico.
Entré al Colón sin saber nada gracias a la posición de mi empeine. Tengo un cuerpo de bailarina y eso me ayudó muchísimo. Finalmente, también es una cuestión de actitud. Nosotras estamos todas acalambradas, los pies te duelen, hay ampollas, pero nada de eso se tiene que notar. 
Noticias: ¿Tiene cábalas?
Muzyca: Ya no.
A veces a los artistas nos empiezan a agarrar esas cosas. Entrar con el pie derecho al escenario, traía algún osito, fotos de la familia. Pero al final son un peso extra y lo corté. 
Noticias: Pero el ramo de flores en la despedida no puede faltar.
Muzyca:
Eso, y mi marido y mis hijos subiendo al escenario. Ya lo tengo todo guionado (risas). Elegí este momento para retirarme, con Giselle que fue mi primer protagónico en el Teatro Argentino de La Plata, donde nos conocimos con mi marido que es técnico. Me gustan los ballets dramáticos. Cuanto más le pase a la protagonista, hay más para desarrollar. 
Noticias: ¿Cree que como Giselle, quiera “volver de la muerte”?
Muzyca:
No, porque voy a seguir con la danza. Pero si no tuviese mi escuela sí sería muy traumático. La danza es parte de mi vida, mi estudio está al lado de mi casa… quizás me gustaría formar una compañía.
Noticias: No se va a tirar en un sillón a ver la tele, entonces.
Muzyca:
Espero tener más tiempo para poder ver una película tranquila. Quedarme en casa y estar en el sillón mirando tele es mi fin de semana ideal.  La semana en general es una locura, y el fin de semana tratamos de sacar un poco a los chicos al aire libre, con la pelota y la bici, pero siempre es un bolonqui porque uno quiere una cosa y el otro otra. Tienen edades distintas, entonces yo corro a uno y mi marido al otro y al final siempre que salimos nos olvidamos algo, siempre perdemos una matera. La vida de padres es así, ahí no hay plan, es día a día.
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios