Jueves 19 de mayo, 2022

PERSONAJES | 31-03-2022 16:51

Guillermo Francella: “La cultura de la cancelación es terrible”

El actor de prestigio y popularidad indiscutida se suma al cambio de paradigma de estrenos en plataformas. Paternidad y anécdotas.

Uno de los mejores comediantes argentinos de las últimas décadas, Guillermo Francella fue el rostro de populares propuestas cinematográficas como “Los bañeros más locos del mundo”, “Los Extermineitors”, “Un argentino en Nueva York” y “Papá se volvió loco”, entre otras.

En la década pasada se reconvirtió en un prestigioso actor dramático y pudo protagonizar títulos tan ambiciosos como “El secreto de sus ojos”, “Animal”, “El clan” y “El robo del siglo”.

Hombre agradecido y con códigos, vuelve a reunirse con Marcos Carnevale, quien lo dirigió en ese éxito imprevisto llamado “Corazón de León”. Por primera vez no tiene que pensar en llenar los cines. Netflix sirve de refugio para “Granizo”, en la que interpreta a Miguel Flores, un carismático meteorólogo autoproclamado como infalible, que cae en desgracia al fallar en pronosticar la precipitación a la que alude el título.

Noticias: Hace un par de años lo veíamos en “El robo del siglo” que llenaba los cines y en esta oportunidad veremos “Granizo” en Netflix. ¿Cómo vive ese cambio de paradigma?

Guillermo Francella: Bueno, es inevitable el cambio como decís. Nuestro trabajo no se modificó en lo más mínimo porque lo llevamos a cabo del mismo modo que como cuando un producto se exhibe en cines. El proyecto tuvo las mismas etapas: lectura del guión, preproducción, rodaje, postproducción. Que se exhiba en salas o en plataformas no nos ha modificado, pero lo que ha cambiado es la llegada de este nuevo universo al que recibo con los brazos abiertos, desde el punto de vista de la enorme fuente de trabajo que se está creando y que era el sueño de todos los artistas. Hoy en día nos cuesta mucho encontrar un equipo técnico porque gracias a estas nuevas productoras hay trabajo y se generan demoras en otros proyectos o hay que buscar a personas fuera de las planeadas. Así que bienvenida la llegada de las plataformas. Obvio que en pantalla grande tiene otra adrenalina, me gusta ver el cine en pantalla grande, pero me gusta esta forma también.

Noticias: En “Granizo”, su personaje, Miguel Flores, siempre acierta con el pronóstico del tiempo pero se equivoca una vez y lo tratan como un paria. ¿Esa es una muestra de la intolerancia que vivimos hoy en día como sociedad?

Francella: Más que la intolerancia, de esta nueva cultura de la cancelación, ¿no? Esta cosa de escrachar a alguien por una frase desafortunada, unos dichos políticamente incorrectos o, en el caso de Miguel, por haberse equivocado en un diagnóstico. No coincido en lo más mínimo con estos escraches, con denostar a alguien al que amabas hasta hace diez minutos. En este caso hay pérdidas importantes y disturbios por el granizo, pero el hombre se tiene que escapar, dejar el lugar en el que vive. Desde las redes disfrutan con vehemencia que el tipo esté destruído, lo ven desesperado y eso es como que los alimenta. No es un cambio de paradigma, es la sociedad, es algo terrible con lo que no comulgo en lo más mínimo. Pero me encantó transitarlo desde lo interpretativo porque en esta película ha sido uno de los factores más importantes. Con Marcos Carnevale creíamos en la importancia de hacer hincapié en el tema de la cancelación y paralelamente en lo que significa el éxito. Porque el éxito es efímero, en un minuto se pierde y tanto amor que te tenían no era verdadero. Como le dice la hija a Flores: “La gente no te quiere, papá, te querían porque acertabas todo. Dejaste de acertar una vez y te convertiste en un meme”. Pasás de amado a odiado. Es espantoso.

Noticias: Hablando de la cultura de la cancelación, usted hizo humor durante varias décadas. En este momento con el reinado de lo políticamente correcto, ¿es más difícil hacer humor?

Francella: Sin duda alguna. Buscar contenidos para la actualidad en un formato de sketch o de sitcom no es tan sencillo. Hay todo un cambio y habrá que adaptarse al mismo…o no transitar el humor. Encontrar la satisfacción de todo el mundo no es nada fácil.

Noticias: En sus últimas películas, “Animal”, “El robo del siglo” y ahora en “Granizo” está muy presente el tema de la paternidad. Usted tiene dos hijos que han decidido seguir sus pasos en la actuación, ¿cómo lo vive?

Francella: Con la tranquilidad de haberles dicho todo sobre esta profesión, de lo difícil que es este oficio, que no me vean como un espejo a seguir en el sentido de lograr una continuidad laboral porque no es tan sencillo. Es una profesión muy particular, podés engancharte en un trabajo durante un trimestre y después estar boyando los nueve meses restantes. No es fácil vivir de esta carrera. Ellos lo saben, la aman, por momentos tienen mucha continuidad y en otros no. Ahora hay una coyuntura puntual donde quizás hay más fuentes de trabajo que en otras épocas pero saben de los riesgos que existieron a lo largo de toda la vida. Desde que éramos jóvenes, íbamos a un banco a pedir un crédito y cuando nos preguntaban: ¿profesión? Cuando escuchaban “actor”, llegaba un “pará, no…”, porque no hay manera de garantizar un salario para un crédito a cinco años. Pero yo como papá soy feliz porque están viviendo de lo que aman y eso me hace sentir más que pleno.

Noticias: ¿Sigue ambicionando dirigir cine?

Francella: Sí, ya lo hice en teatro y fue algo hermoso, ¡me gustó tanto dirigir “Perfectos desconocidos”! Ni bien encuentre un guión que me atrape lo voy a llevar a cabo.

Noticias: En Argentina usted es uno de los pocos actores que han logrado combinar prestigio y popularidad, ¿cuál es el secreto?

Francella: Fue una búsqueda, pero no para encontrar el prestigio. Durante muchos años fui un artista popular y siempre tenía ganas de tocar otros contenidos, de que me convocaran los directores que me gustaban y poder trabajar en sus proyectos, que confiaran en mí para papeles heterogéneos. Lo comunicaba todo el tiempo a través de reportajes y charlas hasta que me llamaron. Todo empezó en el exterior con esta trilogía mexicana maravillosa de Cuarón, del Toro e Iñárritu que me convocaron para “Rudo y cursi” con Gael García Bernal y Diego Luna. Después seguí con “El secreto de sus ojos” y pasó algo, los directores empezaron a confiar y eso me dio mucha felicidad. Pude demostrar una faceta diferente, un cierto grado de oscuridad que me encantó transitar, después volver a la comedia. La verdad, tengo un presente que soñé siempre como actor.

Noticias: Hablando de actores, Joaquín Furriel siempre habla con gran admiración y cariño de Alfredo Alcón. ¿Qué significó Alcón en su vida?

Francella: Alguien al que adoré. Tuve la oportunidad de trabajar con él en “Los reyes de la risa” y tuve la dicha de que me haya elegido. Él había hablado con Pablo Kompel y Adrián Suar y les dijo que de hacer comedia le gustaría que fuera conmigo. A mí me dio muchísima felicidad, buscamos un texto, lo encontramos y fue un proceso soñado. Lo quisimos mucho a Alfredo todos los que trabajamos con él, lo amamos en el oficio y  en la vida. Fue un compañero hermoso, generoso, muy pícaro, nos divertimos mucho. Era muy simpático, la solemnidad la tenía el público para con él porque Alfredo era anti solemne por donde se lo mirara. Fue muy grato y hermoso haber compartido ese tiempo con él, arriba y abajo del escenario.

Noticias: Estamos en pleno 2022, año mundialista y usted tiene la costumbre de ir a los mundiales. ¿Tiene pensado ir a Qatar?

Francella: Estoy en eso, definiendo si voy o no. Porque en los últimos estuve, Alemania, Sudáfrica y Brasil…Rusia no. Y no me equivoqué, no tenía ganas de ir a Rusia, me parecía que era medio complicado todo. Pero estoy muy ilusionado con esta Selección, muy expectante de ver qué pasa porque va a ser el último mundial de Messi, así que ganas tengo pero necesito ver si es tan sencillo. Me comentaron que en Qatar no existe la posibilidad de ir a otras ciudades en las pausas de la Selección, está todo concentrado ahí y tampoco podés estar mucho en Dubai porque la frecuencia de los vuelos es poca. Pero si todo cuaja voy, por supuesto con mi hijo Nicolás, necesitamos ver cómo están su agenda y la mía y decidir, existe la posibilidad de que viajemos.

Noticias: Nos quedan dos minutos. Necesitamos saber cómo fue que llegó a tomar mojitos con Fidel Castro.

Francella: (Se ríe) En el 2003, en diciembre, en el Festival de Cine Latinoamericano  de la Habana tuve la oportunidad de conocerlo. A través de “Poné a Francella”, el ciclo de humor que hice durante 2001 y 2002, llegué a todo el público latinoamericano, funcionó de manera extraordinaria y en La Habana particularmente fue una eclosión. Ahí fui recibido como un Jefe de Estado te diría (se ríe), me llevaron a todos lados con muchísimo amor porque se detenía la isla en el momento donde se emitía el programa. Gracias a esa popularidad, en su momento tuve ocasión de conocer a Fidel y compartir un mojito… bueno, varios mojitos. Porque la verdad que estuvimos una hora y cuarto juntos, fue inolvidable para mí.

Noticias: ¿Y qué impresión le causó Fidel?

Francella: Grata, un personaje extraordinario. Llegó con su ropa de fajina, estaba muy entero de salud. Me contaba la gente de su entorno que le divertía mucho el programa y se levantaba con los casettes de “Poné a Francella”.

Leonardo Martinelli

@leosadako

por Leonardo Martinelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios