PERSONAJES | 13-11-2019 11:16

Puli Demaría: "Mi mandato es dar alegría"

La DJ habla acerca de la crianza de sus cuatro hijos, sus dos matrimonios, sus deseos, la alegría y su amistad con Pampita.

Aunque es la DJ de moda, requerida en las fiestas más exclusivas, Paula Demaría, o Puli, como le gusta que la llamen, conoció la popularidad gracias a su íntima amistad con Carolina Ardohain y su participación en “Pampita Online”, programa que conduce la modelo por Net TV. Divertida, alegre y muy chispita, pocos saben que Puli es actriz, que estudió en el Actors Studio de Lee Strasberg en Nueva York, que es mamá de cuatro varones (Silvestre de 17, Santos de 13, Félix de 10 y Florian de 8) y está casada en segundas nupcias con el DJ Martín Chule Bernardo.

En su coqueto departamento de Palermo, mientras toma unos mates, Puli se dispone a contar su historia salpicada de felicidad y risas pero también de grandes tristezas. Sin embargo ella no pierde la alegría que la retrata. “Empecé con la actuación y la música hace años. De chica, los fines de semana armaba obras de teatro solita: ponía una mesa y cortinas arriba de la cama, como si fueran el escenario y el telón, y recreaba obras para quienes vinieran a casa. Cuando terminé el colegio quise ir a estudiar a los Estados Unidos, porque nací en Fort Lauderdale, y tenía esa posibilidad. A mis tres años, mis padres se separaron y nos mudamos a Buenos Aires con mi mamá, Paula. Mi papá, Marcelo, todavía sigue viviendo allá”, detalla. Y piensa: “Es como si se hubiera quedado anclado donde falleció mi hermano Christian, de manera trágica, cuando apenas tenía un año y nueve meses. Fue un mes de febrero, y mi mamá se embarazó de mí en marzo, tema que traté un montón en terapia. No lo conocí físicamente a Christian pero siempre ha estado y está muy presente en nuestras vidas. Fui una beba que llegó con el propósito de sanar. La muerte estuvo siempre muy cerca de mí. Es terrible. Y, de alguna manera, mi mandato es dar alegría, no sé hacer otra cosa”, reflexiona Puli. 

Noticias: Entonces, ¿es alegre o se hace la alegre?
Puli Demaría: Me sale natural pero cuesta un montón porque a veces tengo un día malo. En algunos momentos siento que no me permiten estar triste. 

Noticias: ¿Cómo recarga energías para revertir esa situación?
Demaría: Recargo energías cuando salgo a correr, estando en contacto con la naturaleza. La libertad me pone alegre, y mis hijos me hacen feliz. Tengo cuatro varones y perdí cuatro embarazos porque tengo trombofilia, e hice tratamientos in vitro. De chiquita quería ser mamá aunque nunca pensé que iba a tener cuatro hijos, pero llegaron porque siempre estábamos en búsqueda de la nena. Tuve cuatro cesáreas y un día el obstetra me dijo basta. Silvestre y Santos son hijos de mi primer marido, Matías Corti Maderna que falleció hace tres años, y tuve a Félix y Florian con Chule. Ellos me dan alegría. Y actuar.

Puli Demaria

Noticias: Estudió actuación en Nueva York. ¿Por qué ese deseo de niña se concretó mucho tiempo después?
Demaría: Porque me enamoré y fui madre. Las cosas se dieron de esa manera. Después de terminar la escuela secundaria me fui a estudiar a Nueva York; me aceptaron en el Lee Strasberg porque mi tía abuela, María Luisa Bemberg, había estudiado ahí. Mi abuela paterna que tiene 97 años es una gran actriz de teatro. Lo mío es el olorcito al teatro, el desafío de saber cómo está el público cada día. Y lloro con cada aplauso; es hermoso. También estudié en la Universidad de San Diego y luego volví a la Argentina, me enamoré y mi marido no quería que actuara: pensaba que si tenía una escena de besos me podía enamorar de mi compañero. Me casé joven, a los 23 años, y buscamos ser padres enseguida. Soy re Susanita. Mati sabía que tenía problemas y arrancamos con tratamientos asistidos; perdí algunos bebes y me enfoqué en eso, no me importó el resto. Después llegó Silvestre y mi vida era mi hijo. Por un tiempo, mis deseos quedaron guardados en una cajita con un moño hermoso, porque para mí ser mamá era todo. Tiempo más tarde perdí otro bebé y después vino Santos. Como soy inquieta necesitaba otra cosa además de cambiar pañales y dar la teta. Entonces monté mi empresa de organización de eventos y encontré un laburo que podía combinar con la maternidad. Necesitaba hacer algo para mí. Pasó el tiempo y me separé con Silvestre de tres años y embarazada de Santos. No funcionó la pareja y nos separamos. Pero éramos una familia ensamblada, por eso la muerte de Mati fue un golpe que me aniquiló. Fue mi gran amigo durante 20 años y lo quiero un montón. Mis hijos más chicos lo adoraban. Éramos realmente una familia ensamblada: almorzábamos los sábados y a la mesa éramos siete. 

Noticias: ¿Y Chule también lo aceptó?
Demaría: No le di otra chance. Le dije: vengo con dos terneros al pie y un ex marido al que no le puedo soltar la mano. Y así fue.

Noticias: ¿Cómo se conocieron?
Demaría: Muy cliché: la organizadora de eventos se enamoró del DJ y él de ella. Fue en una boda. Siempre me gustó la música y, de chiquita, me hacía mis propios enganchados con la doble casetera. Chule tiene un talento increíble y primero me entró por los oídos. Y de tanto trabajar juntos, nos enamoramos hace 14 años. 

Noticias: ¿Cuándo retomó sus sueños postergados de ser actriz?
Demaría: Chule tampoco quería que yo actuara porque decía que si tenía una escena de besos podía enamorarme. Lo más gracioso es que hasta ahora hice cuatro obras en microteatro y no me tocó besar a nadie: soy como el sapo, nadie me quiere besar. Hace dos años pude concretar mis sueños de actriz, cuando Julieta Novarro trajo microteatro a Buenos Aires. Como somos muy amigas, le dije que si no hacía teatro me iba a volver loca. Me lo pedía el cuerpo. Ya hice tres obras y ahora estrenamos otra en diciembre. 

Puli Demaria

Noticias: Y su marido DJ le abrió la puerta al mundo de la música, ¿fue su maestro?
Demaría: Sí. Le pedía siempre que me enseñara pero con cuatro hijos tenía poco tiempo y ser DJ requiere muchas horas de vuelo; tenés que saber de cuadraturas, de música, enganchar. Jamás voy a una fiesta con algo prehecho y hago que pongo música, miro la pista, veo qué pasa, si están bailando, saltando, y si empieza a bajar, voy para otro lado. Hay que saber leer la pista. La música es la base de una buena fiesta. Un día me escuchó, me enseñó y durante muchas horas probé y aprendí hasta que, pasados unos meses, fuimos a una fiesta y me dijo que estaba preparada, que fuera la DJ. Casi me infarto porque era un casamiento en el Alvear para 500 personas. Pero salí airosa, una vez que me sentí segura, no me paró nadie.

Noticias: ¿Cómo es la experiencia de trabajar con su marido?
Demaría: Espantosa (ríe). Soy obsesiva y exigente, y cuando vuelvo a casa sigo hablando de trabajo pero Chule no quiere saber nada. Hoy es uno de los productores más importantes de grandes eventos corporativos y fiestas. Hemos ido a Mónaco a poner música para los príncipes, trabajamos para los Rolling Stones, hicimos muchos casamientos, como por ejemplo el de Luisana Lopilato y Michael Bublé. Chule es muy creativo, cuando llega a casa no quiere seguir hablando de trabajo. Además, tenía que pedirle aumento de sueldo a él. Ahora lo hablo con sus socios del Grupo Sarapura. Hoy no me para nadie. Soy muy feliz arriba del escenario y en una cabina de DJ. Trabajar con tu pareja es posible con respeto, buena comunicación y compañerismo. 

Puli Demaria

Noticias: Hace poco sacó un video “Mi primavera”, ¿también canta?
Demaría: Entono y hace poco empecé a tomar clases de canto porque quiero ser completa. Lo del video surgió porque escribimos una canción con Pablo Ambar que se llama “Mi primavera”, le pusimos la música, la letra y estoy segura de que va a ser un hit. Es el tema con el que entro en “Pampita Online”. 

Noticias: Es íntima amiga de Pampita, ¿va a ser su DJ en su boda?
Demaría: Sí. Ayudé a Roberto (García Moritán) a armar la propuesta de casamiento en Punta Cana. Con Caro nos conocimos en Tequila hace 22 años; nos presentó Mati, mi marido fallecido. Enseguida nos pusimos a bailar, un día nos juntamos a almorzar y nos hicimos íntimas. Ella me acompañó mucho en la búsqueda de mis hijos, y yo la acompañé a lo largo de toda su vida, en los momentos más felices y en el más triste. Somos como hermanas. En la boda, voy a ser su DJ con Chule Bernardo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Liliana Podestá

Liliana Podestá

Periodista.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario