POLíTICA | 20-06-2020 14:31

Ahora, Alberto Fernández mandó a estudiar derecho al juez de la causa Vicentin

“Parece que faltó a la clase de administrativo y constitucional”, dijo sobre su última decisión, a la que consideró un “dislate jurídico”. Había recomendado lo mismo a una periodista.

En los últimos días, Alberto Fernández se convirtió en una especie de exégeta de la Constitución Nacional. Ya lo había hecho en alguna oportunidad con periodistas, y lo volvió a hacer días atrás con la conductora del noticiero de Telefe, Cristina Pérez. Pero fue un paso más allá: ahora mandó al juez de Reconquista que lleva adelante el concurso de Vicentin, el doctor Fabián Lorenzini, a estudiar derecho.

“El juez del concurso es un juez concursal, de sociedades. Ahora, yo soy el presidente de la República. Al juez hay que explicarle, parece que ese día faltó a la clase de derecho administrativo y de derecho constitucional, que los Decretos de Necesidad y Urgencia son leyes y tienen el peso de las leyes, no es la voluntad del Poder Ejecutivo”, dijo el Presidente en una entrevista, el sábado por la mañana. Y completó: “Así que yo no entiendo bien lo que hizo, porque dijo que él no iba a opinar sobre la constitucionalidad del DNU pero al mismo tiempo dijo que no le iba a prestar atención. Lo desobedeció”.

Alberto Fernández se refería a la decisión del viernes por la mañana de Lorenzini de reponer a los directivos de Vicentin al frente de la empresa y dejar a los interventores como una especie de veedores controladores. “La decisión del juez tuvo más en cuenta el microclima de la zona que los criterios de legalidad de justicia”, dijo el Presidente en una entrevista con la radio El Destape.

Durante 40 minutos, Alberto Fernández se refirió a lo que sucede con Vicentin, luego de que el gobernador de Santa Fe anunciara que dejaban atrás la idea de la expropiación, si lograban establecer una intervención conjunta, entre el Estado Nacional y provincial. Sin embargo, el Presidente sigue haciendo malabares para explicar su estrategia: “De ninguna manera se dio marcha atrás”.

“No es un invento chavista, la expropiación está en nuestra constitución nacional desde siempre”, dijo Alberto Fernández, quien indicó que fue Sergio Nardelli, el CEO de Vicentin, quien se acercó al Gobierno para pedir ayuda. “Con Perotti nos pusimos a ver alternativas. Una, era la posibilidad de que la Inspección General de Justicia pida la intervención en los mismos términos que lo plantee yo hasta el fin del concurso. Y que después veamos cómo el Estado capitaliza sus deudas”, dijo el Presidente. 

Sin embargo, el nuevo proyecto no arrancó con el pie derecho: “Cuando ayer presentó ante el juez su propuesta, encontramos que el juez había tomado una medida autosatisfactiva”. La resolución a la que hace referencia es la que indicaba que se restituía a los directivos originales de Vicentin el manejo de la empresa. “Discrepo absolutamente con el fallo. Es disparatado. Es dictado por alguien que tiene culpa de hacer lo que está haciendo. Alguien que dice que no puede hablar de la constitucionalidad de un decreto, pero al mismo tiempo resuelve dejarlo de lado. Y no está hablando de un decreto, está hablando de un DNU, que tiene fuerza de ley. Entonces, es como si un juez dijera yo no voy a opinar sobre la calidad de esta ley. Y además no le voy a hacer caso a esta ley. Es un dislate jurídico de magnitud. Yo ni lo conozco al juez, pero por su acción pública es llamativa”.

Sobre el final de la entrevista, Alberto Fernández indicó por qué para él no era una vuelta atrás. Y le dio un aviso al magistrado que lleva adelante el concurso: “Si el juez dice que no, nosotros nos veremos obligados a expropiar”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios