Lunes 27 de septiembre, 2021

POLíTICA | 19-06-2020 18:46

Los Valdés: el amigo de Alberto y el hijo legislador que volvieron a vivir juntos por la pandemia

El diputado, íntimo del Presidente, y su hijo volvieron al mismo techo para pasar la cuarentena. Broncas de Alberto y las deudas del Gobierno. Quién es el "primer" albertista.

Eduardo Valdés logró una hazaña: dice que encontró al primer “albertista ortodoxo”. A esta altura del partido, en la que la formación de una corriente interna que responda directamente al Presidente causa pavor y suspicacias dentro del Frente de Todos, el descubrimiento del diputado está a la par de un hallazgo científico. Pero el íntimo amigo de Alberto Fernández –el hombre que se lo presentó a Néstor Kirchner dos décadas atrás- lo reafirma. Cuenta que lo detectó hace poco, el día en que su hijo Martín cumplía 28 años. Aquella tarde Valdés viajó hasta la casa del menor de los suyos para llevarle un regalo, pero su propio vástago se negó a cruzar más que un saludo a la distancia con él. “Es que cumple lo que le dice Alberto a rajatabla. Sólo sale al mercado y nada más”, cuenta Valdés, y se ríe, quizás para no llorar.

Es que el hombre es muy familiero, y de eso también puede dar cuenta Juan Manuel, otro de los suyos, que lo mira desde el otro lado de la mesa. Es que el joven, que desde fin del año pasado se convirtió en legislador porteño -es peronista casi por mandato genético-, se mudó a lo de su padre desde que comenzó la cuarentena. “Estábamos los dos solos y vivimos a cinco cuadras. Ya pasabamos mucho tiempo juntos, pero así es mejor, sino te mata pasar la cuarentena sólo”, explica el licenciado en Letras de 32 años. Ahora conviven bajo el mismo techo y pasan casi todo el día juntos: Eduardo sólo sale para las esporádicas sesiones que tiene en Diputados, además de algunas visitas a la quinta de Olivos donde asesora a su amigo, y Juan Manuel cuando hay una sesión en la Legislatura Porteña o cuando hace recorridas en los lugares más afectados por el Covid de la Ciudad. “No sabés cómo se pone la madre cuando va hasta alguna zona complicada”, cuenta Eduardo.

Pero, aunque los dos ahora son parte de un Gobierno que batalla en plena pandemia, algunas cosas no cambian. Menos en las familias, algo que se nota apenas se enciende el grabador. “Dale, Juan Manuel, larga el celular, ¿no ves que te estamos esperando para empezar?”, le reclama Eduardo a su hijo, con tono impostado de padre de familia severo. El legislador, en un acto reflejo, aduce que está trabajando. Están sentados frente a frente en el mítico café de los Valdés, “Las Palabras”, a metros de la casa donde ahora viven los dos, y luego de la queja paternal empieza un divertido ida y vuelta.

Noticias: ¿Qué es lo que más se extraña de su vida antes de la pandemia?

Eduardo Valdés: Los asados de mi mujer.

Noticias: Ah, que familia deconstruida.

Juan Manuel Valdés: ¡Deconstruida cero! Si la hace cocinar a ella.

Eduardo Valdés: No seas malo (con tono ofendido). No es así, yo hago asado también, pero si está ella maneja ella la cocina.

En temas gastronómicos parece que padre e hijo no se pueden poner de acuerdo: el primero intenta cocinar todos los días, y al otro lo define como “un gran gourmet de delivery”, mote que Juan Manuel acepta con gracia. No es el único cortocircuito. El legislador apoya la legalización del aborto en el país -“soy pañuelo verde”-, mientras que Eduardo, ex embajador en el Vaticano, no termina de convencerse. “Yo intenté deconstruirme, como se dice ahora, pero sinceramente creo que donde hay embrión hay vida”, explica, y aclara que “nada tiene que ver” con una posición religiosa.

Noticias: Eduardo, ¿no lo pudo convencer su hijo?

Juan Manuel Valdés: (interrumpe) O él no me pudo convencer a mí.

Eduardo Valdés: No, en todo caso vos me querés convencer a mí, pero está bien, cada uno evoluciona a su manera, y el de Juan Manuel es el pensamiento de su tiempo.

De Todos. En donde no parece haber grietas es en la visión del rumbo político. Eduardo es peronista desde que se rebeló al mandato radical de sus padres, los abuelos de Juan Manuel, y el legislador continuó la línea aunque con las actualizaciones lógicas de la época. “Discutimos mucho igual”, aclara el joven, y, como al pasar, le pasa la factura a su padre por “algunas amistades” que no comparte, y menciona al ex senador macrista Federico Pinedo, por poner un ejemplo. En cambio, Valdés padre prefiere los códigos de la negociación y conciliación típicos de su generación. Tender puentes antes que levantar muros, es la máxima del Papa -a quien el ex embajador trató bastante-, y que parece usar el diputado para el clásico toma y daca político.

Noticias: Un tema actual, la relación entre Larreta y Fernández. ¿Cómo se lo ve desde la oposición en la Ciudad al jefe de gobierno y cómo se lo ve desde Olivos?

Juan Manuel Valdés: Tenemos prioridades distintas en cuanto a la administración de la Ciudad, pero está muy bien que trabajen juntos, eso es lo que hizo la diferencia con otros lugareas del mundo. Pero eso no quita las diferencias que tenemos con la Ciudad, hay lugares donde no creemos que estén a la altura, en temas sociales, en temas sanitarios, o cosas que no compartimos, como andar debatiendo ventas de tierras públicas durante la pandemia. También creemos que se puede hacer más con el presupuesto que tiene la Ciudad.

Noticias: O sea, no ve a un Larreta distinto a cómo se lo veía hace seis meses.

Juan Manuel Valdés: Vemos a un Larreta que coordina muy bien el trabajo con Nación, pero tiene recursos para hacer mucho más en Ciudad.

Noticias: ¿Y en Olivos?

Eduardo Valdés: Todos los que gobiernan estuvieron a la altura de la circunstancia, y lo incluyo a Larreta. Es muy bueno que haya una generación que decida cuidar ante todo la vida de los argentinos, y creo que no es casual que la sociedad esté premiando con la imagen positiva a Alberto y a Larreta, que es quién quizás capitalizó ese trabajo en común desde la oposición. Ojo, yo tengo una visión de Larreta administrando que es distinta a la de Larreta luchando contra la pandemia. Lo último lo comparto, pero no comparto con que se le compre a la hermana de él insumos, o comprar kits en Singapur. Igual, lo sorprendente es que los que no tienen misión de Gobierno, como Patricia Bullrich o Mauricio Macri, plantearan una visión alternativa para luchar contra el Covid.

Noticias: Bueno, la compra con sobreprecios pasó también en el ministerio de Desarrollo.

Eduardo Valdés: Sí, con la diferencia de que Alberto le pidió la renuncia a 18 personas.

Noticias: ¿Lo nota enojado a Alberto? A veces se muestra ofuscado en las entrevistas o en las conferencias de prensa. ¿Contra quién es?

Eduardo Valdés: Bueno, a veces es con los economistas que permanentemente están en televisión. Pero no sé si está enojado, gracias a Dios el tiempo que comparto con Alberto no me cuenta con quién está enojado, supongo que con los mismos que uno ve. A ver, convengamos que molesta: todos estamos haciendo un sacrificio, nadie es feliz en cuarentena, a nadie le gusta estar lejos de sus afectos -me gustaría haber pasado el cumpleaños de mi hijo con él- y encima prendés la tele y hay varios que te dicen que sos un pelotudo por cumplir la cuarentena. Son los que dicen peyorativamente, como Prat Gay, “gobierno de infectólogos”.

Juan Manuel Valdés: Con el de los Ceos no nos fue mucho mejor.

Eduardo Valdés: (ríe) Prefiero integrar el de los infectólgos.

Juan Manuel Valdés: Todos hicimos un gran esfuerzo como para opinar asi de fácil. Ellos, además, no padecen lo que sufran, tratan de sublevar al resto con una actitud irresponsable. Fracasó en el mundo lo que plantean ellos, y encima lo hacen desde la televisión.

Noticias: Dicen que es falso el debate cuarentena versus economía.

Juan Manuel Valdés: Es que no había una receta para encarar esto. Alberto fue responsable y trató de salvar primero la vida. La economía la vamos a recuperar, pero con los muertos no se puede.

Noticias: Si tuvieran que hacer una autocrítica del Gobierno, ¿cuál sería?

Eduardo Valdés: Faltan nombrar funcionarios. Eso creo que es un error, no pertenezco al sector alcahuete que no se anima a decir lo que pìensa. No sé porque estamos tardando tanto en algunas áreas, pero no está bien.

Noticias: ¿La demora en nombrar funcionarios habla de lo inestable que es el equilibro de fuerzas en el Frente de Todos?

Juan Manuel Valdés: No, habla de que Alberto decidió priorizar la situación de la pandemia y habla de las restricciones presupuestarias con las que entramos al Gobierno. Los recursos se priorizaron en un lugar y faltan tomar decisiones en otros. El Estado que dejó Macri es absolutamente disfuncional, pareciera ser un Ford Falcon: aunque pongas a Hamilton a manejarlo va a ir a 80 kilómetros por hora.

Eduardo Valdés: Yo no comparto echarle la culpa de todo a los anteriores. Creo que tenemos errores propios, no corresponde que a seis meses no estén nombrados los funcionarios que tienen que estar nombrados.

Noticias: ¿Se lo dice a Alberto?

Eduardo Valdés: Alberto está muy abocado a la deuda y a la cuarentena. Teníamos un gabinete preparado para un mundo y viene de pronto el Coronavirus y ahí aparece lo mejor y lo peor de las personas, los muestra tal cual como son.

Noticias: ¿Y de Alberto que mostró?

Eduardo Valdés: Salió el mejor, uno que no conocía. Ese Alberto es el mejor de todos, se lo dije. Este Alberto no lo imaginaba. Podemos equivocarnos, pero no hay especulación política, para nada. Él está convencido de que lo que le dicen los científicos es lo que hay que hacer.

Noticias: ¿Cuál fue el mejor momento de Alberto desde que comenzó la pandemia?

Eduardo Valdés: El día en que tomó la decisión de la cuarentena, el 19 de marzo. Ese día me sorprendió. Estuve de las nueve de la mañana con él, y en el arranque del día el tenía grandes dudas sobre la decisión. Y ahí me gusta mucho como es él, porque fue hablando con todos, con los especialistas y con todos, y fue construyendo una decisión.

Noticias: ¿Y el peor?

Eduardo Valdés: Y, un día que me preocupé mucho fue cuando lo internaron el año pasado.

Noticias: Pero le decía de ahora, de cuarentena.

Eduardo Valdés: Cuando le agravian infundamente a su familia, ahí sale el Alberto justiciero (risas). A Fabiola se lo hicieron.

Juan Manuel Valdés: Los que tenían reserva para con Alberto, incluso algunos medios, querían poner en discusión si le faltaba el carácter e iba a ser dirigido por otro sector. Eso quedó claro que no es así.

Noticias: ¿No hubo una avance del cristinismo?

Juan Manuel Valdés: No, hubo una decisión de incluir dirigentes, como Fernanda (Raverta), que es una dirigente de primera línea del espacio de hace mucho tiempo, y muy cercana a Alberto.

Eduardo Valdés: Todas las semanas hay un invento nuevo de querer dividir a Cristina y Alberto, y siempre parte de los mismos periodistas.

Juan Manuel Valdés: Es la mano de obra desocupada de la grieta. Ellos hablaban todos los días cuando ella estaba en Cuba y hablan todos los días ahora, no cambió nada.

Eduardo Valdés: Los que construimos la unidad tenemos ahí la fuerza: sufrimos mucho los cuatro años que pasaron, fueron muy duros, demasiados duros, tan duros que sabemos que a esa unidad no le va a pasar nada.

Noticias: ¿Va a nacer el albertismo?

Eduardo Valdés: No comparto ni con que nazca ni el albertismo ni el cristinismo. Hay que regar la planta de la unidad todos los días. El Alberto postpandemia succionó al kirchnerismo más duro y al peronismo menos duro, y lo hizo con humanidad.

Noticias: La última. ¿Hoy cocina?

Eduardo Valdés: Tu madre dejó unas milanesas, ¿no Juan?

Galería de imágenes

En esta Nota

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios