Saturday 2 de March, 2024

POLíTICA | 05-05-2023 07:36

El fin de la luna de miel: las denuncias contra el "Chiqui" Tapia

A cinco meses de lograr la Copa del Mundo, el presidente de la AFA comienza a tener problemas judiciales. Demandas, reclamos y negocios polémicos.

Claudio “Chiqui” Tapia está preocupado. Por estos días fue denunciado por el empresario Guillermo Tofoni, histórico organizador de los partidos amistosos de la Selección argentina. Tofoni se presentó en Comodoro Py y dijo que Tapia, en su rol de titular de la AFA, había desconocido los contratos firmados por ambos y que lo reemplazaron, sin avisarle, por otra empresa llamada ProSport Live, liderada por una persona llamada Kent Agüero, para organizar los dos amistosos que jugó Argentina en marzo pasado contra Panamá y Curazao. Además pidió que lo investiguen por posible lavado de dinero. La denuncia busca demostrar que Tapia rompió un contrato, pero va más allá en la búsqueda de dejarlo implicado con el delito de lavado de dinero porque el pago a la AFA se hizo en Estados Unidos. El único antecedente conocido de Kent Agüero en el país es la organización de un partido de exhibición entre los tenistas André Agassi y Pete Sampras en 2011 en Tigre, cuando Sergio Massa era intendente de esa localidad.

Antecedente. Este no es el único acuerdo que rompió Tapia, quien en los últimos años sumó una serie de demandas por incumplir contratos. Hay otro expediente que lo tiene como protagonista junto con el gerente de Marketing de AFA, Leandro Petersen. La demanda fue iniciada por la empresa ByBit, una billetera de criptomonedas con sede en las Islas Seychelles. Esta empresa había pagado 3 millones de dólares para ser el sponsor de la Selección, pero terminó presentándose en la Justicia diciendo que giró el dinero y nunca se terminó de cerrar el contrato. Los detalles de la denuncia son reveladores sobre el manejo de Tapia y su gerente de Marketing. La transferencia del dinero no se hizo a Argentina, sino a una empresa en España que oficia de intermediaria y por la que cobra el 30% de la operación. 

Además de pedir por la devolución de los 3 millones de dólares, Bybit también reclama que se le reintegren gastos que estuvieron vinculados a la operación como campañas audiovisuales con una empresa llamada Blue Publicidad. El contrato lo firmó un ex empleado del área de Marketing de AFA que renunció para armar su propia productora. Los abogados de ByBit sospechan que el hombre sugirió la contratación por tratarse de un amigo suyo. El escándalo promete tener más repercusiones y la magnitud de los coletazos aún es desconocida. 

Hace poco también hubo polémica por el cambio de la empresa que vendía los tickets de los partidos de la selección, que terminó favoreciendo al empresario massista Javier Faroni. 

La palabra del “Chiqui” Tapia comienza a perder valor.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios