Jueves 2 de abril, 2020

POLíTICA | 13-12-2019 15:08

El rol de primera dama de la “compañera” Fabiola Yáñez

La pareja de Alberto Fernández estuvo reunida con directivos de la FAO en Roma y luego con el Papa Francisco.

En el nuevo lenguaje oficial, la primera dama ya no es la “esposa de”. Y mucho menos “la señora de”. A Fabiola Yáñez la llaman “la compañera de Alberto” o a lo sumo Fabiola, a secas. Pero lo importante es que a partir de hoy lo que cambia es el rol protocolar de la primera dama por un papel más activo.

En el palacio San Calixto, Fabiola Yáñez participó de una foto de trascendencia internacional, o por lo menos de trascendencia regional. Hoy se cumplen 50 años de la ordenación como sacerdote de Jorge Bergoglio, más conocido hoy como Papa Francisco, y fue el primer encuentro formal de un miembro del entorno del presidente argentino con el Sumo Pontífice. Pero no sólo eso, del mismo evento va a participar Michelle Bolsonaro, la primera dama brasileña mientras Brasil y Jair, el marido de Michelle, representan el desafío diplomático más urgente de Alberto Fernández.

Nada parece del todo casual en esta primera misión de Fabiola Yáñez. El homenaje al Papa fue organizado por la fundación pontificia Scholas Ocurrentes que es la organización educativa del Vaticano que cobra ahora gran influencia en el Gabinete argentino, sobre todo por los ministros Martín Guzmán y Gustavo Béliz. 

Pero la misión de Fabiola Yáñez no termina ahí: ayer aprovechó el viaje a Roma para reunirse con dos directivos de la FAO, que es la organización de las Naciones Unidas dedicada a combatir el hambre a nivel global. La inseguridad alimentaria fue puesta en el centro de la escena por Fernández en el inicio de su gestión. 

¿Cómo se define a sí misma Fabiola Yáñez? Hay una pista en su cuenta de Instagram: periodista, actriz, conductora de TV y radio, primera dama y cierra con una banderita argentina. No puso primera dama primero, pese a que se dedicará principalmente a eso y dejará la actuación y el periodismo para otro momento. Pero de ese modo se presenta como mujer independiente en tiempos del feminismo sublevado a nivel mundial.

Hasta el lunes pasado, Juliana Awada representaba a la mujer como sostén afectivo y dulce del primer mandatario. Ahora habrá que ver cómo desarrolla Fabiola el papel de primera dama más política. Y habrá que atender a un detalle no menor: es la compañera de un presidente peronista. Y ya se sabe, los peronistas, más allá de su moderación o no, suelen ser básicamente desproporcionados.

Galería de imágenes

En esta Nota

Edi Zunino

Edi Zunino

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario