Jueves 2 de abril, 2020

POLíTICA | 12-12-2019 15:41

Leandro Santoro y Alberto Fernández: mensajes de madrugada y broncas en un bar

El joven político cuenta intimidades de "el amigo al que conoció por un cruce twittero". También de CFK: “Cada día la quiero más”.

Leandro Santoro, legislador porteño de raíz radical, contó desde la Legislatura Porteña sobre la amistad que lo une con Alberto Fernández. Habló del gran temperamento del presidente, sobre su relación con Cristina y como “cada día la quiere más”.

Noticias: ¿Es muy amigo de Alberto Fernández?
Leandro Santoro: Y para algunas cosas te condiciona. Lo que te puedo decir es que nos podemos juntar a charlar de política desde hace mucho tiempo y los dos disfrutamos de la compañía del otro.

Noticias: ¿Cómo se conocieron?
Santoro: Fue casual. Cruce un tuit, de esos tan habituales, por 2010, 2011. Contestaba, con mucha claridad conceptual. Me llamaba la atención que un ex Jefe de Gabinete tuviese tan pocos seguidores, así que en uno de esos cruces le dije: “¿cómo sé qué vos sos vos?”, y me invitó a tomar un café. Así fue como una persona que no me conocía, que solo había intercambiado opiniones en twitter, no me tenía visto en televisión, ni en el sistema político, ni formaba parte de su circuito de relaciones. De esa primera reunión, generamos una relación hasta el día de hoy.

Noticias: ¿Y qué conversaron?
Santoro
: En ese momento era hablar con un tipo que desde mi perspectiva, conocía el poder desde adentro, tenía mucha experiencia, mucha facilidad para ponerse en el lugar del otro. Era de alguna manera un peronista con modales radicales. En el sentido que tenía mucha empatía, mucha capacidad de interlocución, lograba además conectar con parte del discurso más conceptual y no se quedaba solamente en esa caracterización superficial que tenemos en las redes sociales. Además él tenía un gran cariño hacia Raúl Alfonsín, por su construcción intelectual y teórica. Desde ahí comenzaron las primeras conversaciones y las primeras coincidencias con Alberto.

Noticias: ¿Le hace chistes Alberto? Por ejemplo, por sus raíces no peronistas.
Santoro: No, porque yo me siento muy cómodo con él. Cuando él lo reivindica a Alfonsín, siento que tiene un código de comprensión de la realidad muy parecido. En términos de que respeta la militancia, respeta mucho la política, valora mucho lo códigos de la construcción política y además es un hombre de lectura y de reflexión. Y de valoración también de otras manifestaciones de la conciencia como puede ser el arte. Algo que poca gente sabe, la primera formación de Alfonsín fue en la lectura de obras de teatro.

Noticias: ¿Cree que desde el arte va a canalizar toda la carga que se le venga?
Santoro: Creo que sí. Yo no sé tocar la guitarra ni practico ninguna disciplina musical ni artística, pero creo que hay cierta superioridad por parte de aquellas personas que sí lo hacen. En términos que pueden ponerse en el lugar del otro y conectar con lo más importante de la vida. Así que es una asignatura pendiente que tengo.

Noticias: ¿Alberto quiere enseñarle a tocar la guitarra?
Santoro: Nunca me lo propuso (Risas). Creo que él lo usa más como un cable a tierra y una forma para conectar con la vida. La política tiene toda una faceta muy confrontativa. Tiene mucho que ver con la guerra. Pero también tiene que ver con lo lúdico, con el juego. Pocas personas saben entrar y salir de esos roles. Me parece que Alberto tiene esa capacidad.

Noticias: ¿Cómo fue ese domingo desayunado en la casa de Alberto, esperando los resultados de las elecciones?
Santoro: Fue como un día cualquiera, con un hombre cualquiera.

Noticias: ¿Estaba nervioso?
Santoro: Para nada.

Noticias: ¿Se acuerda de algo que hayan hablado?
Santoro: Sí, recuerdo todo. Yo ya era consciente de que él iba a ser Presidente. No sé por ahí él ya lo tenía asumido. Creo que a él le cayó la ficha cuando hablo con Cristina y le comunicó que quería que fuera presidente.

Noticias: ¿Desde cuándo supo Fernández la decisión de Cristina? ¿Usted cómo se enteró?
Santoro: Él supo tres días antes. Yo me enteré por los medios, lo llamé y me fui para la casa. Lo abracé. No lo podía creer.

Noticias: ¿En algún momento, antes de la designación de CFK, se le cruzo que Alberto podría ser Presidente?
Santoro: Me imaginé que podía ser Jefe de Gabinete. Después de la presentación del libro de Cristina en La Rural, donde lo puso en ese lugar tan importante y le dio tanta trascendencia a su relación con Néstor, me pareció que iba en ese sentido. Resultó que Cristina había utilizado esa presentación como una prueba, para ver como su electorado tomaba esa reivindicación de Alberto.

Noticias: En esa previa del 27 de octubre su rol fue acompañarlo y hasta cantaron juntos. ¿Ya lo habían hecho antes?
Santoro: Antes no. Es que la relación arranca desde la política. Yo le decía: “Te transformas en candidato a Presidente y tu rol cambia para siempre” Antes mi desafío era tratar de provocarlo, de presionarlo, de ponerlo en situaciones de incomodidad intelectual, para ver que podía salir de eso. Hoy no se me ocurre. Creo que ya hay mucha gente que le mete presión. Y mi rol es medio complicado, porque le tengo aprecio personal y soy consciente de las responsabilidades que tiene, entonces trato de romperle los huevos lo menos posible.

Noticias: ¿Con qué lo presionaba?
Santoro: Con todo lo que tenía que ver con el proceso para enfrentar al macrismo nos tuvo en veredas opuestas. Siempre milité dentro de la tesis de que había que construir sobre el eje de Cristina y Alberto. Sabía que el acuerdo y el entendimiento entre ellos dos podía ser muy útil para la construcción de una unidad opositora. Tanto es así, que ganamos.

Noticias: ¿Existe diferencia entre el Alberto calentón que a veces le sale y el íntimo?
Santoro: Él es así, como lo vemos en la tele, como lo vemos operando políticamente. Es muy transparente, si se enoja se enoja y después se desenoja. Me hace acordar a Alfonsín. Pero como Raúl era más grande, era más cuidadoso de las formas. Creo que tiene más que ver con la impronta generacional, pero después filosóficamente es la misma metodología de vinculación con el otro.

Noticias: Dijo que Alfonsín recuperó la democracia y Néstor y Cristina recuperaron la política ¿qué viene a recuperar Alberto?
Santoro: El gobierno de Alberto sería exitoso si logra que un sector de la Argentina recupere la dignidad, comer todos los días y no tener que depender de la ayuda del Estado. En términos más macro políticos podríamos decir que Alberto podría ayudar a recomponer el dialogo racional.

Noticias: ¿En qué cambió desde que lo conoció Alberto Fernández?
Santoro: Lo noto al revés de lo que uno podría suponer, más seguro de sí mismo ante la presión de lo que va a venir. Cuando estás en política mucha de las cosas en las que te toca participar no dependen de vos, te acomodás a los contextos. Cuanto más poder, más condiciones para ser vos mismo y para actuar con libertad.

Noticias: ¿Y cree que esa tranquilidad es justamente el poder que tiene? ¿Se siente poderoso Alberto Fernández?
Santoro: No creo que se sienta poderoso. Se siente seguro. Tiene claro hacia dónde va. El problema que tenes muchas veces en las construcciones políticas es que te sentís inseguro de lo que pueden llegar a pensar, decir o hacer, los que están alrededor tuyo. Creo que tiene una actitud muy cristiana del poder. De servicio y vocación, muy humanista. No creo que a él le guste que diga muy cristiana (risas).

Noticias: ¿Conversa con Cristina?
Santoro: Sí obviamente, yo he viajado con Cristina, he viajado a ver al Papa, fui a Naciones Unidas. Hablo igual más con Máximo y el Larroque que con Cristina. No tengo vínculo cotidiano con ella, pero lo que sí te puedo decir es que cada día la quiero más. Pero no tengo su celular. A Alberto le mando un WhatsApp a la noche y me lo contesta. Cristina ni siquiera tengo su número de teléfono.

Noticias: ¿Tuviste alguna pelea con Alberto?
Santoro: Lo he visto muy enojado. Un día me acuerdo que fuimos a comer y estaba furioso con otra persona y dije este se enojó conmigo. La gente nos miraba, porque estábamos comiendo en el restaurant de un hotel cerca de su casa. Estaba con un amigo mío y Alberto se va al baño, y le digo: “Che, este esta re enojado”. Y cuando terminamos de comer se dio cuenta que yo estaba asustado y me dio un abrazo. Seguro que ni se acuerda.

Noticias: ¿En este momento ser amigo de Alberto Fernández te cambió algo?
Santoro: Sí, me llaman las veinticuatro horas del día. Salía del subte y un tipo se me acerco, me abrazó y me dijo: “Por favor hagan las cosas bien. Decile a Alberto”. La gente que lo quiere y que la quiere a Cristina también me usa a mí para transmitirles amor.

Noticias: ¿Una virtud de Alberto?
Santoro: Su libertad.

Noticias: ¿Un defecto?
Santoro: Calentón.

Noticias: ¿Con qué?
Santoro: Un ratito es calentón. Los tuits esos en los que putea (risas).

Noticias: ¿Es celoso de su perro?
Santoro:
Lo quiere mucho al perro. Me explicaban que él siempre quiso tener perro y que lo tuvo de grande. Eso es algo que tenemos en común, yo también soy muy perrero.



(Alumnas de segundo año de la Escuela de Comunicación de Perfil)


 

 

por Ornella Tiesso y Telma Romero

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario