Sunday 14 de July, 2024

POLíTICA | 21-05-2024 11:18

Javier Milei, el gran plagiador: el copy paste en su nuevo libro

Una vez más, el Presidente volvió a robar trabajo ajeno en su último libro. La polémica española y el autor copiado del Conicet. Por qué es un delito grave.

El nuevo libro del presidente Javier Milei, “Capitalismo, socialismo y la trampa neoclásica”, tiene plagios. Y no sólo no es la primera vez que lo hace, sino que en esta ocasión dio un paso más allá: ahora llegó a copiar fragmentos de un investigador del Conicet, el mismo organismo que su gobierno parece empeñado en clausurar.

Parece casualidad, pero fue a esta altura del año, pero en el 2022, cuando NOTICIAS descubrió que su libro “Pandenómics” contenía copias textuales a seis autores diferentes, uno de los cuales llegó a hacerle una denuncia judicial. El nuevo hurto reactualiza esta investigación y vuelve a poner el foco en dos preocupaciones centrales: pone en duda la honorabilidad del Presidente -plagiar es un delito tipificado en la ley de Propiedad Intelectual y, aunque rara vez se efectiviza, el artículo 172 del Código Penal establece penas de un mes a seis años de prisión- y también su capacidad intelectual a la hora de ejecutar políticas económicas, en un contexto de un ajuste muy severo. Pero nada de todo esto detiene a Milei, el maestro del copy paste.

Incontrolable.

Hacia el final de su nueva obra, el Presidente combinó contenido presumiblemente genuino con algunos pasajes refritados de textos de sus otros libros: hasta ahí todo normal, aunque no deja de llamar la atención que las primeras 105 páginas son desgrabados de discursos suyos (como el que dio el día de la apertura de sesiones en el Congreso, que se puede encontrar en cualquier sitio web), que están reproducidos al pie de la letra. Esto último no es una manera de decir: una de las alocuciones es la del día en que le dieron el doctorado simbólico en la escuela de Alberto Benegas Lynch y ahí aparecen fragmentos insólitos, como el de una presentadora que pide que “por favor apaguen sus celulares” y que luego nombra a algunos de los presentes (página 15).

Pero en la página 265 de las más de 300 que tiene el libro, Milei explica que “en los modelos de ciclo real, las fluctuaciones de la producción agregada y del empleo no son manifestaciones de fallos de coordinación en los mercados o de rigideces de precios, sino el resultado natural de una economía competitiva en equilibrio, en que individuos racionales toman decisiones óptimas de asignación intertemporal de los recursos en respuesta a perturbaciones estocásticas (con incertidumbre) en la función de producción. No hay, pues, lugar para las políticas de estabilización, que serán subóptimas, porque las asignaciones a que se llega espontáneamente, incluso con desempleo, son Paretoeficientes”. Lo mismo que se puede leer en el libro de ensayos de 2007 “Teorías Económicas sobre el mercado de trabajo II: Neoclásicos y nuevos keynesianos”, publicado por el Fondo de Cultura Económica y escrito por los autores Julieta Albano, Ramiro López Ghio, Pablo E. Pérez, Julieta Salas, y Fernando Toledo, y dirigido por el economista Julio César Neffa. Todos ellos son investigadores o colaboradores del Conicet, el organismo científico que el Gobierno amenazó primero con cerrar, también con privatizar y finalmente con reorganizar. El plagio en cuestión es el ensayo “La teoría del ciclo real de los negocios y su interpretación sobre el mercado laboral”, incluido en el libro y cuyo autor es el economista Fernando Toledo.

Luego, cuando el Presidente viene hablando de la teoría cuantitativa del dinero y explica los postulados de los autores Fisher y Pigou, es donde aparece el segundo plagio, sobre el trabajo “Demanda por dinero: Teoría, evidencia, resultados”, escrito en el año 2000 por Verónica Mies y Raimundo Soto, ambos profesores asociados de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Pero no fue solo un párrafo, sino alrededor de diez, repartidos entre la página 330 y la 337. “La misma existencia del dinero como medio de reserva intertemporal de valor es difícil de justificar, considerando que existen otros activos que pueden realizar una función similar, pero que además podrían beneficiar a los individuos con un retorno nominal mayor a cero. Más aún, los agentes aceptan dinero aun cuando su poder adquisitivo en el futuro sea incierto, lo que plantea la duda sobre por qué los consumidores podrían desear un activo riesgoso, cuyo retorno nominal es cero y el real usualmente negativo”, dice uno de los párrafos copiados, y es sólo un ejemplo de lo que se puede leer en ambos textos.

En tercer lugar, hay varios párrafos, entre la página 353 y 357, que figuran casi textuales en distintos archivos de la página Studocu, que según su descripción “es donde a más de 70 millones de estudiantes les encanta acceder a más de 35 millones de los mejores documentos de estudio del mundo”. Se trata de apuntes, sin nombre ni autor, de distintas carreras de diferentes casas de estudio, orientados a que los estudiantes puedan evacuar sus dudas. Algo así cómo la página “Rincón del Vago”, pero versión estadounidense.

Las pruebas de los plagios de Milei



Milei se dispone a presentar su nueva obra el 22 de mayo en el Estadio Luna Park, en un evento que será con entrada libre y gratuita hasta agotar capacidad, y donde se podrá adquirir el “Pack Javier Milei”: por la suma de 73.700 pesos, quienes asistan puedan llevarse su nuevo libro, además de “El fin de la inflación” y la autobiografía “El camino del libertario” (texto que también incluye plagios). Originalmente, el nuevo libro iba a presentarse en la Feria del Libro. Sin embargo, en la apertura de esta nueva edición, Alejandro Vaccaro, titular de la Fundación del Libro, realizó un duro discurso. “Luego de despreciar nuestra feria, no se sonroja y pide participar en este espacio”, contó Vaccaro, y explicó que la presencia de Milei implicaría un esfuerzo económico que la organización no estaba en condiciones de afrontar. “Señor Presidente, se lo digo con una mano en el corazón, no hay plata”, ironizó el escritor, además de asegurar que el Gobierno le solicitó 5000 entradas gratuitas. “No tengo facultades para dar 5000 entradas. Esas entradas un domingo son 25 millones de pesos”, explicó.

El hecho desencadenó un cruce entre los organizadores del evento y el mandatario, que culminó en la decisión de Milei de presentar su libro en el histórico estadio: el Presidente, con sus pelos revueltos y su campera de cuero, será un rockstar hasta la muerte. Pero además, cargó contra la feria alegando que había agresiones contra su persona. “No lo vamos a presentar en la Feria del Libro porque mi hermana está llevando a cabo esa negociación y hay un nivel de hostilidad hacia mí y nuestra gente que nos hace sospechar que hay un intento de sabotear la presentación y hacerlo al estilo kirchnerista, de modo violento, no algo propio de la cultura”, le dijo el mandatario en entrevista a Esteban Trebucq y Luis Majul en el programa “El Observador”. A juzgar por sus prácticas de escritura, el criterio de lo que es “propio de la cultura” que maneja el Presidente es un misterio.

La prueba de los plagios de Milei

Antecedentes.

En mayo del 2022, este medio reveló que su libro “Pandenómics” tenía plagios a seis autores distintos. NOTICIAS pudo hablar con dos de ellos: Salvador Uribarri, físico mexicano de la Universidad de México, fallecido hace poco, quien inició acciones legales contra Milei a pesar de que luego quedaron truncas por su muerte, y Antonio Guiaro Piñera, físico español de la Universidad de Murcia. Pero incluso había plagios a la economista del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, con la que el actual gobierno mantuvo varias reuniones (incluso Milei, su victimario).

Aquel sábado en que la revista salió a la calle, Milei presentó “El camino del libertario” en la Feria del Libro. Ese día, la conductora Viviana Canosa -quien en ese momento era muy cercana al entonces diputado- le mostró la tapa a Milei y le preguntó por lo que llamó la “opereta” de NOTICIAS. “Digamos, o sea”, fue lo único que atinó a contestar quien unos años después dirigiría el país. “La casta tiene miedo”, arengaron desde el fondo, justo. El libertario y Canosa se sumaron al canto. Al día de hoy, ni uno solo de los periodistas que suelen entrevistar a Milei le preguntó ni una sola vez por sus comprobados plagios, aunque Canosa, vale decir, luego se retractó públicamente de haber tildado de “opereta” la investigación. “Me hizo presentarle un libro que era todo un plagio”, dijo luego de pelearse con el libertario.

En privado, Milei contó en aquellos días que en verdad él no había cometido ningún delito. De hecho, el libertario le pidió a su equipo de prensa salir a hablar para dar su particular versión: él sostiene que la propiedad intelectual no existe, y que por lo tanto no había nada incorrecto en su accionar. Después de mucho esfuerzo, lograron convencerlo de desistir con hacer pública su postura. Tenía lógica: es muy difícil explicar por qué el hombre defiende tanto la propiedad privada, pero no la intelectual. Rara lógica.

Luego, en enero de 2023, el periodista y escritor José Benegas descubrió que Milei había plagiado un prólogo a una nueva edición de “4.000 años de controles de precios y salarios”, un libro canónico del liberalismo económico, cuyos autores son Robert L. Schuettinger y Eamonn F. Butler. En el prólogo que Milei había escrito a esa edición había copiado varios párrafos del viejo prólogo de la edición original del libro, el cual estaba a cargo de David L. Meiselman. Ambos se podían leer, uno detrás del otro, en la versión que publicó Unión Editorial.

Después de eso, NOTICIAS descubrió que el ahora Presidente había plagiado incluso su propia autobiografía, “El camino del libertario”. Ahí habían párrafos textuales sacados de libros de Murray Rothbard, el padre del libertarianismo y uno de los ídolos del Presidente, y de Benegas Lynch. El “prócer”, como lo llama Milei, fue el encaggado de entregarle un título honoris causa al libertario en su escuela ESEADE. Esa distinción desencadenó la furia de uno de los profesores, el economista liberal Roberto Cachanosky, quien decidió irse de la institución ni bien supo la noticia, afirmando que la decisión de otorgarle el doctorado a Milei “arruinó el prestigio de ESEADE”. “No comparto que se le de ese título a alguien que utiliza el insulto y la descalificación. Considero que por esto la institución pierde seriedad y nivel académico, y yo tengo que cuidar mi nombre y mi prestigio. No pueden entregarle estos títulos a alguien que está probado que hizo plagio”, le dijo Cachanosky a NOTICIAS en aquel momento.

Este es el libro que ahora el libertario acaba de publicar en España, país al que viajó a participar de un evento con Vox, y que tuvo una repercusión inédita: en su solapa se había incluido, llamativamente, una biografía que no era la correcta y en la que hablaba de un inexistente título de la UBA y un doctorado en la Universidad de California.

En plena campaña, el fantasma de los plagios reapareció en el último de los debates presidenciales en el 2023. En el último duelo entre Javier Milei y el ex ministro de Economía, Sergio Massa, el tigrense se refirió al tema: “No puedo citar bien tus referencias porque en el último libro que escribiste tenes tres denuncias de plagio por haber copiado a otros autores. Invito a la gente que revise Google”, dijo Massa. “Plagio de Milei”, “libro de Milei plagio”, “libros de Milei”, “denuncias de plagio Milei” y “Milei plagio” fueron los cinco temas más buscados en Google durante aquella noche, y hasta la prensa internacional se hizo eco de esa noticia.

Pero antes de todo esto y de que NOTICIAS sacara su primera tapa sobre los plagios, el sitio “Medium” reveló en el 2021 que varias de las publicaciones del economista en Infobae y en El Cronista tenían varios párrafos copiados. En ese caso eran réplicas exactas de trabajos de intelectuales canónicos de la tradición liberal, como Henry Hazlitt, Ludwig Von Mises, Friederick Hayek o Murray Rothbard. En aquel momento, Milei argumentó que, al ser “notas de divulgación”, no había necesidad de nombrar a los autores, por un tema “de practicidad”: un argumento que ninguna persona que venga de la Academia usaría, ya que los autores, si se copian textualmente, siempre deben ser citados.

En todo momento, NOTICIAS consultó al ahora Presidente sobre los “copy paste” que se encuentran en varios de sus libros, pero nunca contestó. Esta vez tampoco quiso hablar.

 

Antecedentes - Otros robos

 

A esta altura, se puede afirmar con seguridad que lo que hace Javier Milei es de plagiador serial.
Es que NOTICIAS descubrió en mayo del 2022 que había copias textuales en su entonces último libro “Pandenómics”, un texto en el que analizaba el impacto mundial de la pandemia del Covid-19 y en especial los efectos económicos de la misma. Ese trabajo tenía una particularidad: había robos a por lo menos seis autores. No sólo eso, sino que los plagios alcanzaban a ser decenas de páginas en ese trabajo. Y contenía también otra rareza: una de las académicas robadas era la segunda del Fondo Monetario Internacional, la economista india Gita Gopinath.
Esta revelación provocó un fuerte enojo del libertario con esta revista.
Uno de los plagiados fue el físico mexicano Salvador Urribarri, al que Milei le robó varias páginas de su trabajo “Las matemáticas de las epidemias: caso México 2009 y otros”. Urribari hizo algo que las demás víctimas todavía no imitaron: inició un proceso judicial contra el entonces diputado, asesorado por la Universidad Autónoma del Estado de México, institución que había publicado su texto.
Sin embargo, Urribarri murió a principios del año pasado, dejando trunca la causa judicial.
Los autores robados en el último libro de Milei fueron contactados por NOTICIAS, pero prefirieron no hablar con este medio y mantener el silencio.
Es probable que no sean las últimas víctimas de Milei.

 

España - "Datos erróneos"

 

En España, el país al que Milei viajó para participar del evento Viva Europa 24 que organiza Vox, el Grupo Planeta debió retirar de circulación la edición española que acaba de publicar de “El camino del libertario”, la autobiografía de Milei, por lo que llamaron “datos erróneos”.
“La biografía del presidente Milei que figura en la edición española de su libro 'El camino del libertario' contiene datos erróneos. Pedimos sinceras disculpas por el fallo. Y procederemos al retiro de las librerías españolas de dicha edición para reemplazarla por una nueva”, comunicó la editorial en sus redes, luego de que el tema escalara hasta convertirse en una polémica nacional. Lo interesante es que los datos erróneos son los de la biografía del mandatario. Mientras en la edición para argentina dice que se formó como economista en la Universidad de Belgrano, en la edición española se lo presentaba como graduado en la UBA y con un doctorado en la Universidad de California. El único doctorado que tiene Milei es el honoris causa otorgado por la universidad ESEADE, que en rigor de verdad no es un doctorado real sino uno simbólico.
De cualquier manera, los españoles podrán leer ahora la autobiografía de Milei. Curiosamente, este texto suyo también contiene plagios.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Tomás Rodríguez

Tomás Rodríguez

Redactor.

Comentarios