viernes, febrero 21, 2020

POLíTICA | 15-01-2020 14:11

La estrategia de Cristina Kirchner para manejar la caja

La vicepresidenta despliega redes en organismos clave del Estado. Control de la "botonera" e instituciones con poder económico.

Los conocedores de la estructura del Estado sostienen que para tener “control de la botonera” es importante tener hombres y mujeres de confianza en lugares clave que no necesariamente tienen que ser las cabezas de los ministerios. A veces, un secretario o un director puede tener el mismo poder que un ministro, dependiendo de su jefa o jefe político. Esa experiencia fue puesta en práctica durante el kirchnerismo en dos oportunidades. Primero con Néstor Kirchner cuando, por ejemplo, en el ministerio de Planificación estaba Julio De Vido como ministro, pero había dos secretarios igual de fuertes: el secretario de Obras Públicas, José López, y el secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Luego, tras la muerte de Kirchner, Cristina decidió tomar el control de las áreas sensibles a través de militantes de La Cámpora y también de la mano de Axel Kicillof, y ellos se convirtieron en los verdugos del peronismo.

Hoy la historia parece volver en esa misma dirección, a la luz de cómo está quedando conformado el organigrama del Estado. Esta vez, aunque no tiene la lapicera, Cristina Kirchner apadrinó el desembarco de funcionarios en las segundas líneas de los ministerios y las empresas del Estado con mayor poder económico. Los lugares son AFIP, Anses, PAMI, YPF, AySA, Aerolíneas Argentinas y Banco Provincia.  

Despliegue. En la AFIP, la representante de la vicepresidenta es la titular de la DGI Virginia García, ex directora de la AFIP de Río Gallegos y luego senadora nacional con silla en el Consejo de la Magistratura. García es especialista en derecho tributario y tiene además una relación familiar con Cristina: es la tía de sus nietos. Su hermana Rocío es la madre de los hijos de Máximo Kirchner.

Otro lugar clave será la Subdirección de Grandes Contribuyentes Nacionales. Es el área donde se monitorea a las empresas más importantes del país y a las grandes fortunas nacionales, entre las que se encuentran las familias Rocca, Bulgheroni, Eurnekian, Mindlin, Macri y Caputo, entre otras. En este lugar estará Mariano Abbruzzese, hijo de Beatriz Paglieri, ex interventora del Indec durante la gestión de Guillermo Moreno y ex directora adjunta de la Aduana.

La AFIP no solo es el ente recaudador, también es una herramienta de relacionamiento con los gobernadores porque a través de la Aduana se tramitan permisos en los puertos o fronteras para importar o exportar. Una práctica común de los gobernadores es ir a pedir favores para los empresarios provinciales que luego aportan a las campañas políticas, lo que en caso de fricciones funciona como una arma de disciplinamiento. La directora de la Aduana será Silvia Traverso y su segundo Rodrigo de Dios.

En la Anses, el segundo de Alejandro Vanoli será Santiago Fraschina, un economista cercano al ex ministro Amado Boudou. En el PAMI, Luana Volnovich administrará la obra social de los jubilados. YPF, que estará a cargo de Guillermo Nielsen, tendrá en el área de Marketing y Comunicación a cargo de la millonaria pauta a Santiago “Patucho” Álvarez y Desiré Cano. El primero es un hombre de confianza de Máximo Kirchner, creó las marcas Unidad Ciudadana y Frente de Todos y fue presidente de la Agencia Télam. Desiré Cano fue gerenta en C5N y CN23 y es además la esposa de Hernán Reibel Maier, el vocero de Cristina Kirchner. En AySA, donde la presidenta es Malena Galmarini, la esposa de Sergio Massa, el vicepresidente será Martín Reibel Maier, el hermano de Hernán quien es arquitecto y trabajó en el plan Procrear. En Aerolíneas Argentinas quedó como presidente un amigo de Axel Kicillof, Luis Ceriani, quien ya había trabajado en el área de finanzas de la empresa, y a cargo de la pauta estará Carlos Figueroa, ex notero de Duro de Domar y luego gerente de noticias de Canal 7, durante los últimos años de gestión K.

Por último, otra gran caja publicitaria es el Banco Provincia, donde desembarcó Néstor Toribio, un hombre de confianza de Hernán Reibel.

Cristina se muestra como la gran repartidora del gobierno de Alberto Fernández, y además tendrá a su mayor representante en el Ministerio del Interior: “Wado” De Pedro, quien administra los ATN: Aportes del Tesoro Nacional.

Galería de imágenes

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario