POLíTICA | 12-01-2020 11:36

Polémica por la "casa prestada" de Lázaro Báez en Pinamar

Según los vecinos, hay ocupas en una vivienda del empresario K. Él dice que la cedió.

Hay alboroto en Pinamar. En la ciudad costera en la que Lázaro Báez posee cinco lujosas casas, este verano, por primera vez desde que las adquirió, empezó a haber movimiento. La novedad causó tanta sorpresa que los vecinos de la zona aseguran que algunas de las propiedades están tomadas, comentario que escaló incluso hasta la municipalidad. Desde el entorno de Báez la explicación no es menos sorprendente: aseguran que en uno de los hogares está un amigo de “máxima confianza” del empresario detenido, y que otra se la prestaron generosamente a una familia local para que la cuide en su ausencia.

La situación es llamativa desde el vamos. En 2009 NOTICIAS reveló que el empresario, cuyo patrimonio creció estrepitosamente durante los gobiernos K, tenía cinco elegantes propiedades en la ciudad costera, valuadas, según la Justicia, en más de 300 mil dólares cada una. Desde entonces hasta hoy, Báez no visitó la ciudad ni las casas que posee.

Pero en este verano la polémica volvió a crecer. En una de ellas, ubicada en Poseidón al 400, en la parte norte y más exclusiva de la ciudad, la situación es llamativa: en el frente del domicilio se encuentra, como pudo atestiguar NOTICIAS, un Renault 12 destruido, al que le faltan varios vidrios. El resto de la situación es aún más desoladora: las paredes de la casa están gastadas, y hay dos perros burdamente encadenados contra los árboles, atados con alambres, flacos y hostiles ante el acercamiento humano.

Lazaro Baez

Según los vecinos, la casa está tomada, un rumor que llegó a los oídos de la municipalidad, donde dicen que hasta que no haya una denuncia formal de parte del propietario no pueden intervenir. Sin embargo, la abogada de Báez, quien se encuentra detenido en el penal de Ezeiza, tiene otra versión. Según Elizabeth Gasaro, en el domicilio de Poseidón hay una familia local, a la que ella “autorizó” para que se hospeden en la casa. “El domicilio tiene un problema en el techo y necesita mantenimiento. Ellos necesitaban un hogar y yo lo autoricé”, dice la doctora sin ofrecer más pruebas. En la residencia están viviendo Patricio y Sabrina, que trabaja en la municipalidad y hace dos años fue candidata a secretaria del sindicato de trabajadores municipales.

En cambio, en la propiedad de Báez que está en Troya al 700, la situación es distinta. Ahí un hombre, de cincuenta años y pelo canoso, que no quiso identificarse, se acercó a NOTICIAS apenas este medio pisó el domicilio. Aseguró estar trabajando en el hogar, arreglando uno de los caños, pero cuando esta revista quiso saber su nombre, se dio vuelta y se fue. Coincide con el relato de Gasaro. “Él es un amigo de máxima confianza de Báez, y mi cliente le pidió que le cuide esa casa”. La situación ahí es distinta a la de Poseidón: la casa está en perfectas condiciones, y había una elegante 4x4 estacionada en la puerta. Las otras tres casas, que están vacías y cuidadas, estarían supervisadas por este hombre misterioso.

Lazaro Baez

El año pasado, Báez había alertado por la situación de sus domicilios pinamarenses desde la cárcel. Aseguró, en una carta presentada por Gasaro, que tres de sus cinco casas habían sido usurpadas y puestas en alquiler. Según el relato de su abogada, por eso es que Báez tomó la decisión de cuidar sus hogares. 

En la cárcel, pero atento al patrimonio. l
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario